alcachofas-00

alcachofas-00

Saludables

Razones por las que deberías comer alcachofas siempre que tengas la oportunidad

Presentamos una lista con las propiedades de la alcachofa más importantes, las cuales ayudan al organismo en muchos sentidos

14 noviembre, 2016 11:05

Noticias relacionadas

La alcachofa es una de las verduras de temporada del otoño y el invierno, ya que su recolección abarca desde octubre hasta abril. Se trata de un alimento muy completo, ya que además de poderse cocinar de un sinfín de formas, las propiedades de la alcachofa son muy beneficiosas para el ser humano.

La alcachofa es en realidad la flor, no madura, de la alcachofera. Su forma se asemeja a un conjunto de hojas en forma de escamas, unas superpuestas encimas de las otras. Y a pesar de que existen miles de variedades, pocas de ellas se cultivan. Esta verdura tiende a ser de color verde en la mayoría de los casos, aunque también las hay de color violeta.

Entre los países con mayor producción de alcachofas en el mundo se encuentra España. Concretamente las zonas de Murcia y Comunidad Valenciana son las que más alacchofas cultivan. Dentro de nuestra territorio se cultivan y producen más de 30% de las alcachofas del mundo, siendo el segundo país más productor de este producto. Por encima solo está Italia, aunque Francia y las zonas del norte de África también son lugares en los que la alcachofa se produce en grandes cantidades. En definitiva, los países de la cuenca del mediterráneo son los que más lo cultivan.

Estamos hablando de un alimento histórico, ya que se tiene constancia de él desde tiempos egipcios. Ya por aquél entonces se valoraba enormemente su composición, con unas propiedades de la alcachofa que beneficiaban el organismo de las personas.

Su alto contenido en agua, fibra e inulina lo relacionan directamente con un producto positivo para la digestión, la quema de grasa y el control del colesterol.

Las propiedades de la alcachofa para prevenir el colesterol

alcachofas-fritas-02

alcachofas-fritas-02

Una de las enfermedades cardiovasculares más comunes en la actualidad es, sin duda el colesterol. Se trata de un problema que, a su vez, puede derivar en otras enfermedades más graves, como la angina de pecho o el infarto de miocardio.

El sedentarismo y un consumo muy elevado de grasas animales pueden propiciar un colesterol más alto, mientras que existen otras prácticas alimentarias que pueden ayudar a prevenirlo e incluso, reducirlo.

Esto es lo que ponen de manifiesto diferentes estudios, como por ejemplo este titulado ‘Utilidad del extracto de hojas del alcuacil en el tratamiento de la hipercolesterolemia’, de una alumna de Nutrición de la Universidad Isalud de Argentina.

De él se desprende que las hojas de la alcachofa,“tanto en gotas, en cápsulas o también en la versión de extractos secos está recomendado para el tratamiento del colesterol elevado leve a moderadamente en sangre”. En este estudio también se matiza que esta efectividad está ligada a personas con índices de colesterol leves o moderados.

Por lo tanto, se recomienda su consumo para este fin a este grupo de personas, así como a aquellas que quieran prevenir esta enfermedad. También son susceptibles de tomar hojas de alcachofa quienes tengan elevados índices de colesterol, dado que no es algo negativo, aunque en estos casos deberán completar un tratamiento recomendado por su médico, ya que la efectividad no es tan acusada con el consumo único de hojas de alcachofa.

Lo mismo manifiesta este otro estudio, en este caso proveniente de una investigación de la Universidad de Reading, Reino Unido.

Las propiedades de la alcachofa como digestivo natural

alcachofas-fritas-03

alcachofas-fritas-03

Muchas personas sufren a diario molestias digestivas. Problemas derivados de una mala digestión de los alimentos por parte de su organismo.

En este caso, se han realizado también diversas investigaciones en torno al papel de las propiedades de la alcachofa para mejorar las molestias digestivas.

Por ejemplo, el estudio ‘Efectos del zumo de alcachofa en el tratamiento de las molestias digestivas. Resultados de un estudio observacional’, publicado en la Revista de Fitoterapia de mayo de 2010, confirma esta teoría.

Así, una de las propiedades de la alcachofa es precisamente esta, la de paliar las molestias digestivas. Tal y como concluye el estudio citado, los paciente que toman zumo de alcachofa durante seis semanas ya notan perfectamente los resultados, que aumentan si el consumo se prolonga durante doce semanas.

La alcachofa, un alimento muy equilibrado y saludable

Alcachofas

Alcachofas

El alto contenido de agua que contienen la alcachofas, sumado a su alto contenido en fibra y a sus nutrientes específicos, convierten a este alimento en un producto perfecto para las dietas equilibradas.

Seguro que todos hemos oído hablar de la dieta de la alcachofa. Hay que tener mucho cuidado, ya que no consiste únicamente en comer alcachofas, Se trata de combinar las alcachofas con otros vegetales y alimentos saludables, como por ejemplo frutas, verduras o proteínas.

El alimento que debe consumirse diariamente si se sigue este tipo de dieta es, por supuesto la alcachofa, cocinada y preparada de diferentes maneras o como más guste.

Esta dieta no es ningún milagro, sino que se deben seguir las indicaciones de un nutricionista y combinar las alcachofas adecuadamente con otros alimentos equilibrados. Todo ello, unido a una rutina de ejercicio físico, provoca una aceleración de la quema de grasa.

Y aquí sí tienen que ver las propiedades de la alcachofa. Este alimento, además de evitar la retención de líquidos, es muy bajo en calorías y alto en fibra, como ya hemos mencionado. También favorece la quema de grasa y, por todo ello, es un producto perfecto para incluirlo en dietas de adelgazamiento. Estas dietas deben estar siempre supervisadas por un profesional.

Las alcachofas, protagonistas de recetas de todos los tipos

Una vez que ya conocemos las propiedades de las alcachofas más importantes, vamos a ver cómo se cocinar y en qué tipos de platos las podemos incluir.

Las alcachofas pueden constituir un plato por sí mismas, o pueden ser incluirse como guarnición en otras recetas. Como plato independiente, podemos cocinarlas a la plancha, en tempura o rellenas de otros alimentos.

Como acompañamiento, pueden aparecer en platos de arroz, de pasta, en guisos o como guarnición de carnes y pescados.

Es importante saber cómo elegir una alcachofa y cómo pelarla y cocinarla, procesos que podéis aprender si echáis un vistazos a estos artículos que os recomendamos.

En definitiva, la alcachofa se constituye como una de las verduras de temporada de otoño e invierno más saludable. Las propiedades de la alcachofa tienen grandes beneficios para el ser humano y, además, se trata de un producto muy saludable y nada grasiento. Podemos cocinarlo en multitud de platos y deja un sabor muy especial a los platos en los que se incluye.

Con todo esto, seguro que más de uno incluye este alimento en su dieta diaria. Y para los que ya lo hacen, ¿cuál es vuestro plato de alcachofas favorito?