Arroz vegano

Arroz vegano

Pasta y arroz

Arroz con brócoli, champiñones, pimientos y soja texturizada, receta vegana fácil

Preparación: 40 min.  Dificultad: Intermedia Personas: 3

Ingredientes para un arroz con brócoli, champiñones, pimientos y soja texturizada

  • Arroz bomba, 1 vaso
  • Caldo de verduras, 2.5 vasos de los que hayamos usado para medir el arroz.
  • Champiñones, 3
  • Trocitos de brócoli
  • Pimiento rojo, 50 g
  • Azafrán, unas hebras
  • Ppimentón ahumado, 1 cdta
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cdas
  • Sal, al gusto

Se han escrito ríos de tinta y lanzado improperios gravísimos en todo el mundo a la hora de definir qué es una paella tradicional y qué no lo es. Nosotros hemos resuelto el asunto bautizando a este arroz como lo que es: un sencillo arroz con brócoli, champiñones, pimientos y soja texturizada. Nos gusta llamarlo arroz con cosas, cariñosamente. Te guíamos paso a paso para triunfar con un arroz sano y lleno de colorido.

Para el arroz:

Para la soja texturizada:

  • Soja texturizada fina, 40 g
  • Caldo de verduras, cantidad necesaria para hidratar la soja
  • Ajo en polvo, 1 cdta
  • Comino, 1 cdta
  • Pimentón ahumado, 1 cdta
  • Sal

Cómo preparar nuestro arroz con brócoli, champiñones, pimientos y soja texturizada

1: Hidratar la soja texturizada

soja texturizada

soja texturizada

Para preparar nuestra mezcla, vertemos los copos sobre un recipiente hondo. Añadimos el comino, el pimentón ahumado, el ajo en polvo y la sal sobre los copos secos.

A continuación, le añadimos un chorrito de caldo vegetal para hidratar los copos. Que cubra. Removemos para mezclar todo bien y dejamos absorber dos minutos.

Si vemos que necesita otro poco de caldo, volvemos a regarlo hasta que tome una consistencia muy parecida a la carne. Removemos una vez más, dejamos reposar otros 2 minutos y reservamos.

2: Calentar la paellera y preparar el sofrito

sofrito arroz

sofrito arroz

Seguimos el conocido recorrido: añadir uno a uno los ingredientes que forman el sofrito. Volcamos los champiñones, el brócoli, los pimientos y la soja texturizada. Removemos para que todo quede bien abrazado de sabores y colores.

Cuando los ingredientes hayan cobrado un tono bronce y se hayan cocinado un poco, toca añadir el arroz.

3: Añadir arroz, caldo y picada de ajo y perejil

arroz paellera

arroz paellera

Vertemos la medida de arroz sobre el sofrito y lo removemos bien. Tostamos los granos durante dos minutos y acto seguido añadimos la cantidad de caldo vegetal. Esparcimos bien el arroz y añadimos azafrán.

¡Confesión de autor! Nosotros no teníamos y no hemos tenido más opción que recurrir a esos polvos sacrílegos llamados “preparado para paella”. Como los grandes monarcas, reconocemos nuestros errores y pedimos perdón. Prometemos redimirnos con el siguiente arroz que preparemos.

Añadido el azafrán, recordamos que una vez se ha vertido el caldo, no tocamos el arroz para fastidiar su cocción. Ahora viene lo más exigente de la paella: los tiempos. Para este arroz, en cuanto volcamos el caldo de verduras empleamos 3 minutos a fuego alto para que rompa a hervir.

Luego, mantenemos a fuego medio/bajo durante 14 minutos. Los 2 últimos minutos son para retirar y dejar que se termine de cocer el arroz entre sus propios vapores.

La picada de ajo y perejil se la añadimos cuando haya reducido el caldo en el tramo final. Si tenéis dudas con el tipo de arroz y su cocción, simplemente tenéis que leer las instrucciones del fabricante, sea en el etiquetado del producto o en su página oficial.

3: Servir

arroz vegano

arroz vegano

Para cualquier dedicado anfitrión, servir un buen arroz es el momento álgido del ritual. Si nos ha salido bien, el color, la presentación y los olores del vapor despertarán amplias sonrisas. Colocamos la paellera sobre un salvamanteles y servimos plato a plato. Limón o alioli opcional, según gustos. ¡Buen provecho!

 Notas

Este tipo de arroces se definen por su flexibilidad. En lugar de los champiñones, el brócoli, los pimientos y la soja texturizada, puedes emplear las sobras que tengas en la nevera. En lugar de carne de soja, prueba a usar seitán, níscalos o tofu. ¿Quieres probar con calabaza fileteada, calabacín?

Lo más hermoso de la cocina es su infinita capacidad para improvisar, crear, modificar, reinterpretar, ampliar y personalizar todo cuanto tenemos a nuestro alcance. Pásatelo bien haciendo arroces a tu manera, como a ti te gusten.

En cuanto a la cocción, nos gustaría recordar que lo más importante es mimar el arroz. Estad muy pendientes de cómo se comporta el caldo y el grano. Gas, vitro, inducción… Cada cocina tiene sus particularidades, al igual que los arroces y las paelleras. ¿Vuestro fuego es muy alto? Chupará el caldo enseguida, por lo que tenéis que bajarlo. ¿Os acercáis al minuto donde el fabricante asegura que su grano ya está cocinado pero os está saliendo muy caldoso? ¡Subid el fuego a tope para evaporar el líquido! El arroz es el soberano: demanda nuestra total atención. Lo gratificante es que, una vez se le concede, tenéis un plato espectacular para todos los paladares. Y que nosotros estamos deseando que nos enseñéis subiendo la foto a Instagram y etiquetando a @cocinillas_es.

Recordad: mientras no abráis la caja de Pandora diciendo que la paella lleva Spanish chorizo, ketchup o filetes de ternera, estaréis a salvo.