Pasteles de nata sin azúcar

Pasteles de nata sin azúcar

Saludables

Pasteles de nata sin azúcar, receta paso a paso

Receta con explicación detallada con fotografías de cada uno de los pasos necesarios para preparar pasteles de nata sin azúcar.

Noticias relacionadas

Preparación: 1 h  Cocción: 25 min  Dificultad: 2/5  Unidades: 18  Coste: <5 €

Ingredientes para hacer pasteles de nata sin azúcar

  • Leche entera, 350 ml
  • Nata líquida 35% M.G., 200 ml
  • Yemas de huevo, 6 (*)
  • Maizena, 3 cucharadas soperas (**)
  • Sirope de ágave, 100 g (**)
  • Esencia de vainilla, ½ cucharadita
  • Ron añejo, 2 cucharadas
  • Canela en rama, 1 palito
  • Limón, 1 trozo de piel de unos 15 cm
  • Hojaldre, 2 láminas (***)
  • Mantequilla o spray antiadherente, para engrasar los moldes
  • (*) En este enlace os explicamos cómo separar las claras de las yemas de huevo.
  • (**) Si queremos usar azúcar, pondremos 200 g de azúcar y solo 2 ½ cucharadas de maizena.
  • (***) Yo he utilizado 2 porque eran redondas y me han quedado algunos recortes, pero si son rectangulares con 1 sería suficiente.

Fue en septiembre de 2007 en un viaje de trabajo. El día que tocaba regresar nuestro vuelo de vuelta a casa salía a última hora de la tarde y tuvimos una mañana de sábado para “turistear” con un día magnífico de sol. Por unanimidad decidimos tomar el tranvía número 15 y acercarnos a Belem para despedirnos, por esa vez, de la capital lusa. Una vez en Belem, disparidad de opiniones, los demás se fueron a los Jerónimos, yo me quedé sola descubriendo Pasteis de Belem, la cuna de los famosísimos pasteles de nata que son casi un emblema de la ciudad.

Pero si serán como todos los que hemos probado estos días, me decían mis compañeros de trabajo. No, no es lo mismo, entrar en Pasteis de Belem, recorrer cada uno de sus salones, mezclarse con la gente de todas partes que hace cola en el pequeño despacho de la entrada, pasar por delante del obrador donde se guarda celosamente el secreto de la receta original es como viajar por el tiempo. Me tomé un café y dos pastelitos, y me sentí inmensamente feliz.

Por supuesto, internet se me quedó pequeño intentando buscar una receta que se asemejase, pero a fuerza de probar y rectificar intentando reproducir el recuerdo de esa primera vez, he conseguido dar con una receta para preparar pasteles de nata sin azúcar que los que la prueban, sin que yo les diga nada, me acaban diciendo “Esto son pasteles de Belem, ¿verdad?” Es lo que intentan ser, respondo siempre.

Preparación de los Pasteles de nata sin azúcar

Preparación del relleno de los pasteles de nata sin azúcar:

  1. Separamos 100 ml de leche -aproximadamente medio vaso- y ponemos el resto a calentar a fuego bajo (4/12) con la nata, la rama de canela y la piel de limón hasta que veamos que quiere arrancar a hervir. Hay que vigilar porque ya sabemos que la leche cuando hierve toma vida propia y crece hasta salirse del cazo. En ese momento apartamos del fuego y la dejamos templar unos 10-15 minutos para que tome los sabores de la canela y el limón.
  2. En un bol, disolvemos la maizena en la leche restante, añadimos el sirope de ágave, mezclamos, echamos la esencia de vainilla, el ron y las yemas de huevo. Batimos bien con las varillas manuales. No conviene batidora eléctrica.
  3. Añadimos la mezcla de leche y nata retirando la canela y la piel de limón. Mezclamos, lo ponemos todo en el cazo y lo llevamos al fuego, lento (4/12), removiendo con suavidad pero constantemente hasta que espese y tenga la textura de unas natillas. Si tenéis un termómetro, el punto óptimo según mi experiencia es cuando se alcanzan los 75ºC. Serán de 12 a 15 minutos así que hay que tener paciencia y evitar en todo momento que hierva, pues se nos estropearía la crema.
  4. Cuando esté, la retiramos del fuego y la reservamos en un bol para que se enfríe un poco mientras trabajamos el hojaldre.

Horneado de los pasteles de nata sin azúcar:

  1. Encendemos el horno a 225ºC
  2. Engrasamos un molde de muffins o de tartaletas, o unas flaneras con mantequilla o spray antiadherente y colocamos una tira de papel de hornear.
  3. Estiramos un poco la lámina de hojaldre y la enrollamos como si fuese un pergamino -igual que venía en el paquete, pero sin el papel, claro-, cortamos el rollo en rodajas y estiramos cada rodaja con el rodillo hasta obtener un círculo de unos 10 cm de diámetro. Los colocamos en los huecos del molde presionando bien sobre las paredes. Si hace mucho calor, metemos los moldes en la nevera durante 10 minutos antes de continuar.
  4. Rellenamos con la crema que tenemos reservada -lo más cómodo es ponerla en una jarra e ir echándola, porque es demasiado fluida para usar una manga pastelera-, pero sin llegar al borde.
  5. Horneamos de 20 a 25 minutos a 225ºC hasta que veamos que el hojaldre está bien dorado. No todas las marcas tardan exactamente lo mismo.

Resultado

Estos pasteles de nata sin azúcar, aunque realmente no son difíciles de hacer si se siguen todos los pasos que os hemos contado, hay que reconocer que sí se trata de una receta laboriosa en la que los ingredientes principales no aparecen en la lista, pues la clave está en el cariño que le pongáis, en las ganas de querer emocionar a vuestros seres queridos. Con eso, el éxito de estos pasteles de nata sin azúcar está asegurado.

Se sirven con canela en polvo y, para los que puedan tomarla, un poco de azúcar glas, pero para que cada uno se sirva a su gusto.

Si habéis estado en Lisboa con algún ser querido que no pueda tomar azúcar y no pudiese probar los originales, no lo dudéis y sorprendedle con estos pasteles de nata sin azúcar. Le haréis sentirse muy feliz.