Postres

Dorayaki, aprende a preparar la receta que enamoró a Doraemon

Tortitas esponjosas con un relleno de crema de alubias azuki, eso es ese dorayaki que tanto gustaba a Doraemon. Una receta fácil de postre japonés.

24 febrero, 2021 11:39

La cocina japonesa es muy amplia y, aunque haya estado más de moda que nunca en España en los últimos años, nunca pensamos en lo mucho que aprendimos de ver los animes de época: sushi, ramen, narutomaki, onigiris o dorayaki.

Muchos de nosotros, al leer esta palabra, recordamos con cierta nostalgia y cariño los antiguos dibujos de Doraemon. Ese clásico anime japonés que tanto nos amenizaba las tardes y que nos ponía los dientes largos con esos dorayakis, el dulce más famoso de Japón. Ese tentempié esponjoso y blandito que nos hacía salivar pensando que iba a estar rellenos de chocolate.

Seguramente, lo que voy a contar ahora lleve a muchos a la desilusión: no está relleno de chocolate, sino de judías, sí sí, judías o alubias, como queráis llamarlas. Bueno, en realidad se llama anko o judías azuki, un relleno muy básico de la repostería nipona que lo cierto es que está delicioso (aunque siempre puede sustituirse por chocolate o crema pastelera si se prefiere) porque no es demasiado dulce, tiene un punto de sal incluso, aunque si no se hace bien puede quedar pastoso de más.

En algunas regiones de Japón lo hacen también con castañas y ya también los hay de una infinidad de rellenos. Si estos dulces os gustan os recomiendo mucho que os paséis por Hanabusa, un pequeño puesto del mercado de Antón Martín que los prepara de manera deliciosa y casera, también los rellena de otras opciones. Y podréis comer unos mochis maravillosos además. 

Su nombre procede de “dora” (gong en japonés) y cuenta la leyenda que fue el samurái Benkei quien lo olvidó en casa de un campesino que posteriormente lo utilizaría como recipiente para cocinar y freír buñuelos a montones. Hacerlos es más fácil de lo que parece, ya que, a medio camino entre un bizcocho y un pastel, es una masa parecida a la de las tortitas. Ello, junto con el delicioso, fácil y dulce relleno de judías, nos sorprenderá de lo lindo y nos sacará de la rutina repostera de nuestro país.

Sólo tendréis que tener mimo para hacer las tortitas - ya sabéis que la primera siempre sale mal - controlando bien la temperatura de la sartén y si no tenéis este tipo de judías japonesas no pasa nada porque podréis hacer una versión con judías rojas cocidas de bote, de las que encontramos en todos los supermercados y nos hacen el apaño. La ortodoxia es necesaria, contarlo todo como es también, pero no por falta de acceso a ciertos ingredientes tenemos que dejar de cocinar algunas recetas. ¡Siempre (o casi) hay alternativas válidas! 

Cómo hacer dorayakis

Ingredientes

Para las tortitas

  • Harina, 120 g
  • Huevos, 2 ud
  • Azúcar, 70 g
  • Mirin, 1 cucharadita
  • Agua, 2 cucharadas
  • Miel, 20 g
  • Sal, una pizca
  • Levadura química tipo Royal , 1 cucharadita

Para la pasta de alubias

  • Alubias azuki cocidas (o rojas), 250 g
  • Azúcar, 170 g
  • Sal, 1 pizca

Paso 1

Lo primero sería preparar la pasta de alubias. Éstas tienen que estar cocidas y tiernas y hay que triturarlas con un par de cucharadas de agua o de agua de la cocción hasta conseguir un puré denso de alubias. Poner en un cazo este puré y cocinar a fuego suave con el azúcar, para que se mezcle todo bien. Añadir también la sal y remover constantemente para que no se pegue y se quede más denso. Cubrir con papel film en contacto con la crema y dejar enfriar completamente. Esto lo podréis hacer también en un robot de cocina programando 100 ºC durante 6 minutos velocidad 2, una vez que ya hayáis triturado las alubias, con el azúcar y la sal dentro.

Paso 2

En un bol grande, con unas varillas, mezclar los huevos con la miel, el azúcar, el mirin y la sal. No tiene que entrar mucho aire, simplemente que quedo todo bien mezclado.

Añadir la harina y la levadura e incorporar bien todo para que no queden grumos. No hay que batir de más, sólo lo necesario para que se mezcle bien. Dejar reposar en la nevera 30 minutos tapado con film.

Paso 3

Pasado este tiempo añadir el agua y remover bien. 

Paso 4

Calentar bien una sartén, a temperatura media, y frotar con un papel con un poco de aceite. Añadir cuando esté bien caliente una cucharada del tamaño de una bola de helado y dejar que se cocine durante 30 segundos aproximadamente, o hasta que empiece a burbujear. 

Paso 5

Dar la vuelta a la tortita y dejar cocinar por el otro lado de la misma manera. Reservar entre paños ligeramente humedecidos para que se queden tiernas. Para que queden perfectas os recomiendo después cortar las tortitas con un aro metálico del mismo tamaño.

Paso 6

Rellenar con la pasta de alubias y cerrar con otra tortita a modo de bocadillo. Ya estará listo el dorayaki.