Postres

Helado ligero de kiwi y plátano sin heladera

Receta explicada paso a paso para preparar un cremoso helado ligero de kiwi y plátano sin heladera. Receta fácil y baja en calorías.

No, no me he vuelto loca, ya sé que estamos en pleno invierno y que el helado no es precisamente el postre que se asocia con esta estación, pero os propongo disfrutar de este helado ligero de kiwi y plátano en casa, ¿no os parece agradable tomarse un helado en casa, con la calefacción encendida y la lluvia golpeando en los cristales?, a mí ¡me encanta! 😉

Ingredientes

  • Kiwi, 2 (200 g)
  • Plátano, 1 (100 g)
  • Queso fresco batido natural 0% M.G., 300 g
  • Azúcar, 40 g aprox. (*)

Esta receta de helado ligero de kiwi y plátano es un saludable helado de frutas frescas muy ligero y bajo en grasas y calorías. Vamos a utilizar unos kiwis y un plátano en su punto de madurez y un queso fresco batido natural 0% materia grasa. Apenas añadiremos azúcar porque las frutas maduras ya le aportan bastante dulzor, con lo que conseguiremos un helado casero perfecto para tomar mientras nos estamos cuidando, o no …

Preparación del Helado ligero de kiwi y plátano sin heladera

  1. Pelamos los kiwis y el plátano y los cortamos en trozos. No hace falta que sean trozos muy pequeños porque los vamos a triturar; es por ayudar a la batidora.
  2. En el vaso de la batidora ponemos la fruta y añadimos el queso fresco y el azúcar.
  3. Trituramos hasta obtener una crema densa y homogénea. Probamos y añadimos más azúcar si es necesario.
  4. Vertemos la mezcla en un molde y metemos el helado al congelador en un recipiente hermético.
  5. Como vamos a preparar el helado sin heladera, para conseguir un helado cremoso tendremos que estar pendientes durante la primera hora y sacar el helado del congelador cada diez minutos y batirlo, como si fuera una tortilla, con un tenedor o varilla, para introducirle aire y que no cristalice. Después de esta primera hora removiendo lo dejaremos en el congelador otras dos horas más para que endurezca.

Resultado

Y con apenas 10 minutos de trabajo, y un poco de paciencia para esperar a que endurezca, tenemos listo nuestro delicioso helado ligero de kiwi y plátano. Un postre perfecto cuando nos estamos cuidando y que te encantará en cualquier estación del año. Acompáñalo de unas frutas para dar contraste de color y sabor, en esta ocasión lo hemos decorado con unas grosellas y unos arándanos.

Si no te estás cuidando de manera muy estricta, puedes darte el capricho de acompañar este helado casero con unas almendras caramelizadas espolvoreadas por encima y un hilito de chocolate o caramelo líquido. ¡Delicioso!

Trucos y consejos

Para que este helado ligero de kiwi y plátano esté cremoso no te saltes el paso de batir el helado cada 10 minutos durante la primera hora. Con este truco no hace falta tener una heladera en casa para preparar unos helados caseros muy cremosos.

Y tú, ¿tomas helado durante todo el año o solo en verano?