Es tiempo de frutos secos, miel y ya apetece poner el horno … “blanco y en botella”, ¡es tiempo de hacer galletas caseras! De esta forma, podremos darnos el capricho de acompañar el café con algo dulce, sabiendo que comemos algo sano, que no tiene aditivos ni conservantes. Estas galletas son ligeramente crujientes y muy aromáticas, gracias al toque que le da la combinación de la almendra, con la canela y la miel.

Ingredientes

  • 80 gr de almendra molida
  • 170 gr de harina de trigo
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 50 gr de mantequilla sin sal
  • 30 gr de miel
  • 1/2 cucharada de canela molida
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo

Noticias relacionadas

Son muy sencillas de hacer y darán un delicioso aroma a tu casa mientras se hornean. ¡No se puede pedir más a unas galletas! 😉

Preparación de las Galletas crujientes de almendra, miel y canela

  1. Comenzamos mezclando en un bol la harina con la almendra molida y el azúcar.
  2. Añadimos la mantequilla troceada, la miel, la canela, la sal y el huevo. Removemos bien con la espátula y al cabo de unos minutos trabajamos la masa con las manos hasta que quede homogénea.
  3. Hacemos una bola y envolvemos en papel film. Dejamos enfriar en la nevera como mínimo 30 minutos.
  4. Precalentamos el horno a 190ºC y forramos una bandeja de horno con papel sulfurizado.
  5. Mezclamos en un cuenco un poco de leche con canela al gusto.
  6. Estiramos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y recortamos formas de unos 5 mm de grosor con ayuda de un cortapastas.
  7. Colocamos en la bandeja y pintamos con la mezcla de leche y canela.
  8. Horneamos a 190º durante unos 7-10 minutos, hasta que se hayan dorado. Tras un par de minutos fuera del horno, las dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla. Cuando salen del horno salen todavía “tiernas”, pero no te preocupes, endurecerán al enfriar.

Resultado

Y ya tenemos listas unas deliciosas y aromáticas galletas. Con estas cantidades me han salido 50 galletas de 4,5 cm de diámetro. Mientras se enfriaban les añadí unos granitos de azúcar para decorar, pero es totalmente opcional.

Si no te gusta la canela, puedes sustituirla por otros aromas, como vainilla, azahar, etc., que le darán también un sabor muy rico.

Si te sobran, cosa que no es fácil, guárdalas en recipiente hermético para que se conserven crujientes y no pierdan su aroma.

Tiempo: 20 minutos (+ 30 minutos de reposo de la masa en nevera)

Dificultad: 1/5

Digestión: 2/5

Precio: < 5 euros