portada1

portada1

Postres

Palmeritas de chocolate fáciles para hacer en casa

Noticias relacionadas

Cuando ves esa forma de corazón que tienen las palmeritas de hojaldre, tanto con como sin chocolate, puedes pensar que se preparan haciendo esa forma sobre la masa, pero lo cierto es que para conseguirlo hay que hacer unos dobleces en el hojaldre de los que nunca pensarías que iban a salir esos dulces.

Ingredientes (para unas 15 palmeritas)

  •  1 masa de hojaldre congelada o fresca
  • Azúcar al gusto
  • Media tableta de chocolate fondant
  • Un poco de mantequilla

Después de ver varios vídeos de Youtube me animé a hacerlas en casa. En mi caso las cubrí de chocolate negro, pero tengo pendiente cubrirlas de blanco e incluso comerlas sólo con el azúcar que llevan. Además,  creo que estas navidades las haré de jamón y queso como entrante o aperitivo en algunas de las comidas o cenas navideñas. Venga, vamos al lío.

Preparación

Extendemos la masa de hojaldre con ayuda de un rodillo. Mejor si tiene forma cuadrada. Espolvoreamos azúcar por encima de ella al gusto. Marcamos sin apretar mucho una línea por la mitad de la masa y doblamos cada borde hasta esa línea. Luego, echamos más azúcar y repetimos la operación anterior de doblar la masa hasta la mitad. Finalmente, volvemos a echar un poco de azúcar y doblamos una parte para que quede sobre la otra.

Con ayuda del rodillo aplanamos un poco y luego queda sólo cortar nuestra palmeritas. Con un cuchillo bien afilado quitamos los bordes que sobresalgan y luego vamos cortando el cilindro que es la masa en porciones de unos 2 cm con cortes limpios. Cada palmerita que sale de ese corte la vamos colocando en una bandeja con papel para horno, dejando bastante separación entre una y otra porque crecen mucho en el horno. Una vez que estás todas cortadas, las metemos en el horno precalentado a 200ºC unos 20-30 minutos, dependiendo de la potencia de cada horno. Tan sólo hay que vigilar que no se tuesten demasiado.

portada2

portada2

Mientras se hornean, fundimos el chocolate al baño María con un poco de mantequilla para que coja brillo. Una vez que las palmeritas están, las dejamos enfriar un poco y, luego, las cubrimos con chocolate. Se pueden sumergir en el chocolate por completo o, como hice en algunas en mi caso, una parte. Se dejan sobre una rejilla hasta que el chocolate esté duro y se meten en el frigorífico un poco para que se endurezca aún más. Finalmente, sólo queda evitar comerlas todas de golpe.

Resultado

Para mi sorpresa y, aunque así explicado pueda parecer un lío tanto doblez de la masa,  no sólo se tarda muy poco en prepararlas, sino que están más crujientes y buenas que las compradas.

Tiempo: 5 minutos + 25 de horneado + 5 de cubrirlas de chocolate

 Dificultad: 2/5

 Digestión: 3/5

Precio: 4 €