Postres

Tarta de chocolate fácil para San Valentín, vegana y sin azúcares añadidos

Para San Valentín te proponemos una tarta de chocolate facil, sin lactosa, sin azúcares añadidos y apta para veganos. Pura lujuria.

El poder seductor del chocolate y San Valentín son indisolubles. Tanto si eres fanático de las tradiciones o no, este 14 de febrero te proponemos una riquísima tarta de chocolate fácil. La puede hacer cualquiera, resulta ligera en digestión y no vas a poder resistir la tentación de probarla.

Ingredientes para tarta de chocolate fácil

  • Leche de soja, 200 ml
  • Dátiles, 200 g
  • Cacao en polvo, 100 g
  • Nueces, 80 g
  • Aceite de coco, 6 cucharadas
  • Sirope de agave, 3 cucharadas
  • Extracto de vainilla, 1 cucharada
  • Frambuesas, al gusto

Cómo preparar tarta de chocolate fácil

01: Preparar la base

Nuestra receta de tarta de chocolate fácil no tiene ni trampa ni cartón. Esta receta tiene cuatro pasos elementales y muy básicos.

Para comenzar, vertemos en una picadora los dátiles sin hueso y las nueces. Trituramos durante un minuto. Ya tenemos la base. Aunque a simple vista parece que queda muy desmenuzado, los dátiles harán de “pegamento” a la perfección.

02: Colocar la base en el molde

Completado el anterior paso, colocamos esta masa de dátiles y nueces en un molde plano y ancho. Alisamos bien para que quede uniforme y dejamos reposar en la nevera un mínimo de 30 minutos.

03: Batir la cobertura de chocolate

En una batidora de mano, de vaso o de repostería creamos nuestra cobertura de chocolate.

Vertemos el cacao en polvo, la leche de soja, el aceite de coco, el extracto de vainilla y el sirope de agave. Lo batimos hasta que quede como en la fotografía de la derecha: cremoso y consiste.

04: Montar la tarta

Una vez que haya pasado la media hora de nevera, sacamos el molde con la base. Ahora, solo tenemos que verter el chocolate sobre la base de nueces y dátiles.

Con ayuda de una lengua de gato o una cucharada, extendemos bien la cobertura hasta que quede más o menos lisa.  Si queremos, este es el momento para colocar frambuesas por encima de la cobertura de chocolate.

Para terminar, lo dejamos enfriar todo en el frigorífico durante unas cuatro horas. Este proceso de enfriado hace que el chocolate cuaje y nos permita manipular y comer la tarta.

05: Servir

Cortáis un trozo y no dudéis ni un instante en atacarle. En comparación a muchas otras tartas, esta versión os resultará bastante ligera. Además, la combinación de dátiles con chocolate es algo inexplicable: probadla.

Notas

Tanto si eres vegano como omnívoro, esta tarta de chocolate fácil te va a encantar. No necesitas tener mano en repostería ni haber preparado tartas con anterioridad.
Para un día tan especial como para muchas personas lo es la celebración de San Valentín, hemos elegido una receta de tarta apta para todos los públicos y con ingredientes muy poco procesados. No por ello estamos sacrificando sabor, ni resultados, pero creemos que la gente tampoco quiere pasar este día tan señalado cocinando horas y horas.

En realidad, el día de San Valentín debería ser para quitarse responsabilidades y no tener presión en la cocina para impresionar a nuestros seres queridos. No deberíamos invertir una jornada tan importante peleándonos con ingredientes y horneados para conseguir una tarta perfecta y barroca. Este día es para vivirlo con la persona que hayáis elegido como vuestro amigo ideal, vuestro compañero de vida, el padre o madre de vuestros hijos, esa persona irrepetible que complementa vuestra alma todos los días.

San Valentín nos recuerda el porqué hemos de cuidar a las personas con las que hemos decidido compartir la aventura de la vida. No os dejéis llevar por lemas comerciales ni pufos consumistas. Con esta tarta de chocolate fácil para San Valentín, disfrutarás con tu pareja del día, te lo pasarás bien y no invertirás más que un rato agradable. Disfruta de San Valentín: esta vez, con sabor a chocolate.