limpiar-calamares-00

limpiar-calamares-00

Pescado y marisco

Cómo limpiar calamares frescos

Os contamos cómo limpiar calamares frescos fácilmente y de manera rápida. El mismo método sirve también para los chipirones o calamares pequeños.

Noticias relacionadas

A no ser que los compremos en una pescadería de confianza donde nos los limpien o que los compremos congelados y troceados, los calamares es muy común que no se vendan eviscerados, por lo que si queremos consumirlos es muy probable que antes nos toque limpiarlos como es debido, así que por si hasta ahora no os habíais atrevido, hoy os voy a contar cómo limpiar calamares frescos fácilmente, para que veáis que es algo sencillo que ni siquiera consume mucho tiempo.

Cómo limpiar calamares frescos fácilmente

Es muy fácil de hacer si seguís los pasos que os indico a continuación:

  1. Cortar las patas con ayuda de unas tijeras.
  2. Presionar en la parte central de las patas hacia afuera para retirar la boca.
  3. Limpiar las patas rascándolas para eliminar la parte más dura de los tentáculos.
  4. Para limpiar el tubo, retiramos el contenido tirando de él sin olvidarnos del trozo rígido transparente que está pegado a la carne del calamar. A continuación podemos enjuagarlo bajo el grifo.
  5. Si queremos retirar la piel para que quede más estético basta con frotarla suavemente con los dedos, pero si la dejamos, los calamares tendrán más sabor y al cocinarse cogerán ese color rojizo tan característico.
  6. Si son grandes y los vamos a cocinar enteros es conveniente dar unos cortes transversales tal como se ve en el vídeo que os pongo abajo. Eso evitará que se forme vapor en el interior y se cuezan en vez de asarse.
  7. Si queremos que nuestros calamares limpios parezca que están enteros como los de la foto superior simplemente tendremos que sujetar un grupo de patas a cada uno de los tubos con ayuda de un palito de brocheta tal como veis en la foto de portada.

Como veis, limpiar calamares frescos es muy sencillo y tiene la ventaja de que al hacerlo nosotros mismos siempre sabremos que los hemos limpiado bien y no se han quedado restos dentro como sucede a veces cuando compramos algunos que supuestamente vienen limpios.

Imagen | Wm Jas