lomo-atun-empanado-15

lomo-atun-empanado-15

Pescado y marisco

Lomo de atún con empanado casero

Noticias relacionadas

Os traigo una receta que nos encanta en casa, quizás el nombre os parezca un tanto raro, al menos son raras las caras que suelen aparecer cuando comentamos que vamos a comer o que nos encanta este plato.

Lo primero de todo es preparar el pan rallado, y preguntaréis ¿no sería más fácil y rápido usar pan rallado preparado del supermercado? Sí, sería más fácil, pero de esta forma ajustamos las especias al gusto y el pan tostado rallado aporta un grado de crujiente nada despreciable. Para hacer el pan rallado metemos a la picadora los panecillos, el ajo, la pimienta negra, el perejil y la sal, damos unos minutos y listo. La cantidad de los ingredientes podéis variarlas al gusto dependiendo de vuestras preferencias, pero con estas cantidades pienso que se consigue un equilibrio muy bueno. Una vez tenemos nuestro pan rallado casero listo, lo ponemos en un plato y reservamos. En otro plato pondremos el fondo lleno de harina y medio sobre de levadura química, mezclamos ambos ingredientes y reservados junto al pan rallado especiado. Por último ponemos en otro plato los dos huevos y los espumamos para que yema y clara queden bien ligadas y nos resulta más fácil empanar posteriormente. Ya tenemos nuestras 3 mezclas preparadas, ahora toca empanar y es sencillo. Empanaremos los filetes uno a uno, primero pasamos por harina, no debemos apretar sino simplemente ir dando vueltas hasta que toda la superficie quede cubierta con una fina capa de harina. En segundo lugar pasamos el filete al huevo, lo mejor es manejar los filetes con tenedores o pinzas porque si usamos los dedos se nos quedará el empanado pegado. Por último pasamos el filete por nuestro pan rallado especiado, ahora sí, listos para freír. Colocamos al fuego una sartén con aceite abundante, en mi caso usé una mezcla de aceite de oliva y de girasol, y cuando el aceite esté bien caliente empezamos a freír los filetes hasta dorar la capa de pan. No es necesario dar la vuelta porque el aceite cubre el filete por completo, una vez lo saquemos dejamos en un plato con papel absorbente durante un minuto y listos para comer.

  • Lo primero de todo es preparar el pan rallado, y preguntaréis ¿no sería más fácil y rápido usar pan rallado preparado del supermercado? Sí, sería más fácil, pero de esta forma ajustamos las especias al gusto y el pan tostado rallado aporta un grado de crujiente nada despreciable. Para hacer el pan rallado metemos a la picadora los panecillos, el ajo, la pimienta negra, el perejil y la sal, damos unos minutos y listo. La cantidad de los ingredientes podéis variarlas al gusto dependiendo de vuestras preferencias, pero con estas cantidades pienso que se consigue un equilibrio muy bueno.
  • Una vez tenemos nuestro pan rallado casero listo, lo ponemos en un plato y reservamos. En otro plato pondremos el fondo lleno de harina y medio sobre de levadura química, mezclamos ambos ingredientes y reservados junto al pan rallado especiado. Por último ponemos en otro plato los dos huevos y los espumamos para que yema y clara queden bien ligadas y nos resulta más fácil empanar posteriormente.
  • Ya tenemos nuestras 3 mezclas preparadas, ahora toca empanar y es sencillo. Empanaremos los filetes uno a uno, primero pasamos por harina, no debemos apretar sino simplemente ir dando vueltas hasta que toda la superficie quede cubierta con una fina capa de harina. En segundo lugar pasamos el filete al huevo, lo mejor es manejar los filetes con tenedores o pinzas porque si usamos los dedos se nos quedará el empanado pegado. Por último pasamos el filete por nuestro pan rallado especiado, ahora sí, listos para freír.
  • Colocamos al fuego una sartén con aceite abundante, en mi caso usé una mezcla de aceite de oliva y de girasol, y cuando el aceite esté bien caliente empezamos a freír los filetes hasta dorar la capa de pan. No es necesario dar la vuelta porque el aceite cubre el filete por completo, una vez lo saquemos dejamos en un plato con papel absorbente durante un minuto y listos para comer.

Para muchos resulta extraño, pero yo soy de un pueblo costero donde el atún es protagonista de muchos de nuestros platos, se prepara de mil formas diferentes pero esta es una de mis preferidas porque normalmente a la plancha el lomo de atún, que es la parte con menos grasa, se suele quedar algo más seco, sin embargo el empanado le aporta jugosidad, eso sí, jugosidad y calorías de más.

Es una receta ideal para que los niños coman pescado alegremente, creo que ni siquiera notaran que comen atún y consumirlo cocinado así sin excedernos puede resultar interesante.

Preparación de Lomo de atún empanado

Resultado

Deliciosos y jugosos filetes de atún empanado, es una receta sencilla pero que suele tener éxito, además no es una receta entretenida y se prepara en un plis plas. El empanado queda perfecto, no se deshace y se retira fácilmente del filete gracias a la ayuda de la harina.

Con estas cantidades salen unos 9-10 filetes, para comer unas 3-4 personas tranquilamente si los servimos con algún tipo de acompañamiento. Para el pan rallado yo he usado concretamente los panecillos tostados integrales de la marca hacendado, en realidad podréis usar cualquier pero usé estos porque son los que tenía por casa, es también una buena opción para cuando no tengamos pan rallado a mano. Tengo pendiente traeros otra receta de empanado extra-crujiente, pero esa para otro día.

Para acompañar podemos freír unas patatas fritas finitas al más puro estilo “fish&chips” o bien servir con un tomate abierto aliñado con aceite, sal y orégano, nada mejor para el calorcito del verano.

Tiempo: 20 minutos

Dificultad: 1/5

Digestión: 3/5

Precio:  9,50 euros