Caracoles

Caracoles

Pescado y marisco

Receta de caracoles en salsa

Noticias relacionadas

Hace una  semana que me quitaron la muela del juicio y he pasado estos días a base de yogures, puré y cosas blandísimas, y aunque hambre no he pasado, tenía unas ganas locas de darme un caprichito.

Ingredientes

  • 1 Bolsa de caracoles congelados
  • 1 Pimiento rojo
  • 1 Pimiento verde
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 Cebolla
  • 1 Chorizo fresco
  • 1 Cucharada de harina
  • 1 Hoja de laurel
  • Sal
  • Pimienta
  • Vino blanco
  • Agua

Rebuscando por el supermercado, encontré algo que me vuelve loca:  los caracoles.  Desde que me fui de casa no los comía, porque aunque se compran vivos, no tengo tiempo ni mucho estómago para estar limpiándolos, pero para mi sorpresa los encontré ya cocidos y congelados.

Aunque comprarlos ya cocidos me echaba un poco para atrás porque pensaba que iban a perder mucho sabor, el resultado ha sido estupendo. Ya no sé si porque me han quedado bueniiiisimos o porque después de una semana sin comer a gusto cualquier cosa me sabe a gloria.

 

 

Preparación

Como he comprado los caracoles congelados, me ahorro todo el proceso de tener que lavarlos varias veces, así que en lo único que nos vamos a centrar al hacer la receta va a ser en la salsa.

Tenemos que picar el ajo, los pimientos y la cebolla, para sofreírlos en una sartén con una cucharada de aceite y una hojita de laurel. Cuando los ingredientes estén listos añadir el chorizo y dejarlo sofriendo unos 3 o 4 minutos.

Después añadir los caracoles y una cucharada rasa de harina. Pasados 2  minutos añadir medio vaso de agua y otro medio de vino blanco y lo dejamos a fuego medio/alto hasta que se reduzca el vino. En ese momento salpimentar al gusto. No los tendréis que dejar mucho, unos 15 minutos porque al haberlos comprado ya congelados están cocidos y si os pasáis con el tiempo de cocción puede que no encontréis carne dentro de la concha.

Con todo ya listo os aconsejo dejarlos reposar. Aunque se pueden comer recién hechos, es mucho mejor hacerlos por la mañana para comerlos por la tarde o a por la noche, para que cojan todo el sabor de los ingredientes.

Resultado

Un aperitivo estupendo o como en mi caso, un atracón delicioso, que acompañado de la hamaca en la terracita y un tinto de verano me ha hecho olvidar la mala semana alimenticia que he pasado 🙂

Tiempo: 30 minutos
Dificultad:
2/5
Digestión:
3/5
Precio:
3,50€