mitchellpictures iStockPhoto

Pasta y arroz

Arroz frito con pollo, receta fácil explicada para torpes

Un filete de pollo y algunas verduras de esas que tienes dando vueltas por la nevera es lo único que necesitas para prepararte este delicioso arroz frito con pollo.

4 mayo, 2020 18:50

Os voy a contar cómo hacer un arroz frito con pollo riquísimo y en menos tiempo de lo que se tarda en pedirlo a domicilio. Una receta sencilla y humilde perfecta para "estirar" ese filete de pollo que se ha quedado huérfano en la nevera y sacar la cena para dos o tres personas.

Ingredientes

Para el arroz

  • Arroz, 150 g
  • Agua, 350 ml
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Sal

Para acompañar el arroz

  • Zanahoria, 1
  • Cebolla, 1 pequeña
  • Huevos, 2
  • Pechuga de pollo, 150-200 g
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Salsa de soja, 3 cucharadas
  • Cebolleta fresca

Paso 1

Lo primero que haremos será poner a cocer el arroz, para ello en un bol apto para microondas ponemos a calentar el agua con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal, sin pasarnos porque luego la salsa de soja lo salará más. Programaremos 90 segundos a 800 W.

Sacamos con cuidado de no quemarnos, echamos el arroz y cocinamos en el microondas durante 10 minutos a 800 W sin tapar.

Paso 2

Mientras se está cocinando el arroz en el microondas, pelamos la zanahoria, la cebolla y las troceamos finamente y las reservamos.

Paso 3

En una sartén de fondo grueso o un wok ponemos a calentar dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra a fuego fuerte, cocinamos el filete de pechuga de pollo salpimentado por ambos lados, lo sacamos de la sartén, lo troceamos y lo reservamos.

Paso 4

En la misma sartén cuajamos los huevos batidos removiendo sin parar como cuando hacemos huevos revueltos. Cuando estén listos los reservamos también.

Paso 5

De nuevo en la misma sartén, en el aceite que queda, añadimos las verduras troceadas y salteamos durante un par de minutos a fuego alto, no es necesario añadir sal porque luego pondremos la salsa de soja. Esperamos que se doren y no importa si se chamuscan un poco porque al no llevar ajo no hay problema de que amarguen. Eso sí, si vemos que se empiezan a quemar y que aún le falta un poco al arroz bajamos el fuego.

Paso 6

Cuando esté listo el arroz, añadimos la salsa de soja al sofrito, fuego fuerte, añadimos el arroz cocido, el pollo troceados y los huevos. Salteamos durante un par de minutos meneando la sartén o el wok para que se fría el arroz. Probamos y, si fuese necesario, rectificamos de sal.

Paso 7

Servimos inmediatamente espolvoreando con un poco de cebolleta fresca.