Pasta y arroz

11 recetas de lasaña fáciles que le gustan a todo el mundo

La lasaña es uno de esos platos que a uno le parecen complicados hasta que hace la primera, así que si aún no te has estrenado aquí tienes 11 recetas de lasaña para elegir.

Noticias relacionadas

Y ya puestos a cocinar lasaña por primera vez, qué mejor que hacerlo hoy 29 de julio que es el día Internacional de la Lasaña. Sí amigos, este plato italiano también tiene su día y, además, bastante bien merecido, pues es uno de los platos de la gastronomía italiana más conocidos en todo el planeta.

También es uno de los platos congelados precocinados que uno puede encontrar con más facilidad en cualquier supermercado, incluso son cada vez más en los que podemos encontrar versiones refrigeradas en las que se promete una calidad aún mayor.

Pero amigos, no hay lasaña precocinada que se acerque ni de lejos al placer hedonista que supone disfrutar de una lasaña hecha en casa, aunque sea con ingredientes de lo más humildes o mismo aprovechando sobras.

11 recetas de lasaña para chuparse los dedos

Antes de nada, os cuento que en el mercado hay distintos tipos de placas de lasaña. Las placas de pasta fresca o las de pasta precocida que se termina de cocinar una vez colocado el relleno no tienen ninguna dificultad.

Pero las más populares, que requieren ser hidratadas antes de su uso, a alguno le han dado algún que otro problema. Pero eso no le volverá a pasar a nadie que siga nuestros trucos para hidratar placas de lasaña sin que se rompan ni se peguen unas a otras.

Lasaña de carne tradicional

Es la receta más popular, consiste en placas de lasaña rellenas de una salsa boloñesa con gran cantidad de carne picada y cubiertas con una generosa cantidad de bechamel y queso rallado que se gratinan hasta tener una costra crujiente. Eso es la tradicional lasaña boloñesa.

Lasaña de merluza con mejillones y gambones

La lasaña bien hecha triunfa tanto si está hecha con las cuatro sobras que tenías en la nevera como si decides darte un homenaje y emplear ingredientes de lujo como es el caso de esta lasaña de gambones y mejillones.

Lasaña de salchichas frescas

A falta de carne picada, buenas son salchichas frescas. Opción fabulosa para emergencias en las que tengamos que estirar la comida, por ejemplo, a causa de una visita que se nos anuncie a última hora. Seguro que quedan encantados con esta lasaña de salchichas frescas.

Lasaña roja vegetariana

Nunca comer verduras fue tan rico y divertido como con esta receta de lasaña roja de verduras hecha con placa de pasta casera de remolacha. 

Lasaña de cordero y verduras con bechamel de curry

Y como buena receta de aprovechamiento, la lasaña también admite la fusión de sabores procedentes de otras culturas, como en esta propuesta que os traemos de lasaña de cordero con bechamel de curry.

Falsa lasaña

Es falsa porque no lleva láminas de pasta. En su lugar lleva láminas de calabacín, por lo que esta falsa lasaña es una opción perfecta para aquellos que vigilan al máximo sus raciones de carbohidratos.

Lasaña fría de sardinas de lata

Receta de emergencia para noches de pereza o para emergencias en las que tengas que inventarte un entrante resultón prácticamente de la nada. En esta receta de lasaña fría tú solo tienes que cocer la pasta, el resto ya viene hecho.

Lasaña de albóndigas

No solo parece una brutalidad, pues definitivamente lo es. Receta contundente donde las haya, pero que no puedes dejar de probar si eres fan de las albóndigas o de la lasaña. Recuerda, lasaña de albóndigas.

Lasaña de pollo y espinacas

Mucho más ligera que la anterior es esta deliciosa lasaña de pollo y espinacas, que si además la hacemos con una bechamel de calabacín podemos considerarla casi un plato de dieta. 

Lasaña de raviolis

Una lasaña que tiene su truco, pues no hay ni que preparar relleno ni hidratar placas de pasta, solo necesitamos unos buenos raviolis de pasta fresca y una buena salsa de tomate. El resultado se parece mucho a una lasaña y se prepara en un tiempo récord.

Lasaña de pan de molde

Y, para terminar, una receta de lasaña con más truco todavía, pues en vez de lámina de pasta lleva rebanadas de pan de molde sin corteza que la convierten en una especie de híbrido entre lasaña y sándwich que está para chuparse los dedos.

Como veis, hay recetas de lasaña para todos los gustos, de distintos tipos de carnes, de pescados, mariscos, verduras y hasta sin pasta!! ¿Cuál es vuestra favorita?