Siempre intentamos mejorar nuestras técnicas culinarias, ya sea con extravagancias o con el perfeccionamiento de los clásicos. El otro día me atreví con una fideuá completa, marinera, de las de toda la vida, de marisco y pescado y no era tarea fácil pues estaba haciéndola para muchos comensales. El caso es que me salió bien, ahora lo juzgáis vosotros.

Ingredientes (para 8 personas)

  • 700 gramos de fideos para fideuá
  • 1/2 kilo de calamar en anillas
  • 300 gramos de gambas
  • 12 mejillones
  • 250 gramos de chirlas (almejas)
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla mediana
  • 3 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • tomate frito (de sofrito)
  • 3/4 litro de caldo de pescado
  • aceite de oliva

Noticias relacionadas

 Preparación de la Fideuá marinera

Lo ideal es mantener un orden. Pueden parecer muchos ingredientes, pero en realidad, son grupos de ellos. Lo primero, como siempre, cortar. El ajo, la cebolla, el pimiento y la zanahoria, lo que vienen a ser las verduras. También habremos de limpiar el calamar (también lo cortamos) y las gambas, así como pelar éstas. También limpiamos las chirlas y los mejillones, y estos últimos, los sacamos de la concha.

En una paellera (o incluso un wok grande, pero no es lo más indicado) vertemos 12 cucharadas de aceite de oliva y lo calentamos. Freímos en este aceite el ajo y la cebolla; cuando empiece a dorarse el ajo y a pocharse un poco la cebolla, añadimos el pimiento y la zanahoria y dejamos que se cocinen hasta que estén más blandos. En ese momento, le toca el turno a los calamares. Sofreímos 2 ó 3 minutos y añadimos 12 cucharadas de tomate frito a la mezcla.

Después habremos de añadir los fideos y removemos bien. Dejamos unos 5 minutos que se cojan sabor y tras esto, añadimos el caldo de pescado, pero habremos de hacerlo en varias tandas. Yo lo hice en 3, pero podría hacerse en más. Añadimos el caldo poco a poco, tras la primera vez añadimos también los mejillones, almejas y gambas, y según se vaya consumiendo el caldo (todo esto a fuego medio-alto), añadimos más, así hasta que se acabe. Fijaos que no se os pase la fideuá, el proceso desde que añadimos la cebolla no debería de pasar de 30 minutos para que no se pase.

Y listo, una vez hecho todo, tan sólo habrá que emplatar, servir con un poquito de alioli (no es lo mismo una fideuá sin esta salsa, la verdad) y disfrutar. Que aproveche.

Resultado

Tiempo: 40 minutos

Dificultad: 3/5

Digestión: 2/5

Precio: 12 €