Carne

Costillas de cerdo asadas con setas al estilo chino

Hoy te vamos a enseñar a hacer unas auténticas costillas de cerdo asadas con setas al estilo chino que nada tienen que ver con las que sirven por aquí.

La gastronomía china es una de mis favoritas. Una cocina riquísima, llena de sabores y texturas, nada que ver con lo que fuera conocemos por los restaurantes. Esta receta de costillas de cerdo asadas está inspirada en un plato que probé en Hangzhou y que desde entonces está grabado en mi cabeza.

Ingredientes

  • Costillas de cerdo, 1.5 kg
  • Setas (shiitake, portobello, ...), 200 g
  • Salsa de soja, 125 ml
  • Sirope de ágave, miel o azúcar, 30 g
  • Anís, 2 estrellas
  • Canela, 1 rama
  • Jengibre fresco, 5 rodajas del tamaño de una moneda
  • Pimienta, 5 granos

Preparación de las costillas de cerdo asadas

Puedes hacerlas en una olla convencional a fuego lento, pero si tienes un olla de cocción lenta úsala para preparar esta receta y te quedarán de lujo con el mínimo esfuerzo.

Paso 1

En un bol juntamos todos los ingredientes menos las costillas y las setas, removemos bien para mezclarlo todo. Añadimos las costillas y las setas limpias y enteras al bol y seguimos removiendo para que se impregnen bien en la mezcla.

Paso 2

Ponemos todo el contenido del bol en la olla de cocción lenta (yo uso una Crock-pot de 4.7 litros) y cocinamos durante siete horas en temperatura baja. En una olla tradicional hay que cocinarlas unas tres horas a fuego bajo, pero el resultado óptimo se consigue en olla de cocción lenta.

Paso 3

Cuando estén listas separamos las costillas y las setas de la salsa que ha quedado en la olla y dejamos enfriar todo en el frigorífico al menos 4 horas. Pasado este tiempor retiramos la capa de grasa que se ha solidificado sobre la salsa.

Paso 4

En este punto podemos usar una olla convencional para calentar a fuego medio las costillas con la salsa y servirlas acompañadas, por ejemplo, de arroz largo o podemos devolverlas junto con la salsa a la olla de cocción lenta y dejarlas durante unos 45 minutos a temperatura alta.

Notas

A la hora de servir también podemos reducir la salsa si la preferimos más espesa. En China este plato se suele tomar con la salsa líquida, pero es costumbre más occidental reducir las salsas. También podemos calentar las costillas en el horno con el grill y darles un toque crujiente y tostado por fuera.

La salsa se basa en una combinación de sabores muy clásica en China: jengibre y anís estrellado. Si no nos gusta alguno de estos ingredientes se puede retirar y dejar así o sustituir por otro. El resultado es también riquísimo, aunque pierde parte de su esencia china.