Carne

Pierna de cordero asada al horno, receta tradicional para triunfar

En nada estamos otra vez con el turrón en la mesa, por eso, para que no nos pille el toro vamos a ir tomando nota de esta pierna de cordero asada, un clásico navideño.

Asar un cordero lechal es algo muy típico de las fiestas navideñas. El cordero en general es un clásico en comidas familiares y de celebración, pues no solo está buenísimo, sino que siguiendo la receta al pie de la letra, cualquiera puede realizarla con éxito aunque no tenga ningún conocimiento de cocina.

Ingredientes

  • Pierna de cordero, 1.5 kg aproximadamente
  • Sal gorda
  • Agua
  • Mantequilla, 2 cucharadas

Paso 1

Empezamos precalentando el horno a 160ºC. Mientras tanto salamos la pierna por todas partes echando unas gotas de agua y masajeando con sal gorda el cordero para que se extienda bien la sal.

Paso 2

En una bandeja de horno echamos vaso y medio de agua y ponemos una rejilla con la pierna de cordero con la piel mirando hacia abajo, de modo que el cordero no esté en contacto con el agua. Esto es muy importante porque si alguna parte del cordero toca el agua se cocerá y quedará muy mal. El agua servirá para hidratar la pierna de cordero y quede muy jugoso. Estos son los pasos a seguir:

  1. Metemos en el horno.
  2. Cada 20 minutos tenemos que regar la pierna de cordero con el agua que hay en la bandeja del horno.
  3. Pasada 1 hora y 20 minutos subimos la temperatura del horno a 180ºC.
  4. Pasada 1 hora y 30 minutos damos la vuelta al cordero para que la piel mire hacia arriba y regamos con el agua de la bandeja una última vez, esta por la piel.
  5. Dejamos entre 20 y 30 minutos hasta que la piel se dore.

Paso 3

Ponemos todo el jugo que ha quedado en un cazo pequeño con dos cucharadas grandes de mantequilla y reducimos un poco. Esto servirá para tener una salsa increíblemente rica que aportará sabor y jugosidad a nuestra pierna de cordero asada al horno. Ponemos el cordero en una bandeja acompañado de un bol con la salsa.