Carne

Cómo cocinar pechugas de pollo y que queden siempre jugosas

Os contamos la forma de conseguir siempre pechugas de pollo jugosas, simplemente cocinándolas en una sartén con sus jugos.

17 septiembre, 2015 12:16

0 votos

Noticias relacionadas

Unos las aman, porque es una carne fácil de comer y no tiene nada de grasa, otros no las aman tanto porque les parece una carne seca e insípida. Pero con la técnica que os voy a contar hoy para conseguir pechugas de pollo jugosas siempre y de forma muy fácil, todos las vais a disfrutar muchísimo.

Ya vimos hace tiempo la técnica del marinado para dar sabor a las carnes que no tienen demasiado sabor como puede ser el caso de las pechugas de pollo de granja y también hablamos de las bondades de marinar las carnes con cerveza.

El truco para conseguir siempre pechugas de pollo jugosas

Aunque al final del post os recordaré unas cuantas recetas de pechugas de pollo muy ricas y fáciles que sé que muchos ya habéis probado y os encantan, voy a empezar por contaros el truco básico con el que conseguir unas pechugas de pollo jugosas simplemente cocinándolas a la plancha.

Para ello necesitamos:

  • Pechuga de pollo de tamaño medio entera
  • Mazo de cocina (o un vaso o un frasco de cristal)
  • Sartén con tapa que ajuste muy bien
  • Aceite (opcional, si la sartén es antiadherente no hace falta)
  • Sal y condimentos al gusto
  • Un reloj o cronómetro

Y tenemos que hacer lo siguiente:

  1. Golpear la pechuga con el mazo o bien con el culo de un vaso o frasco de cristal para aplastarla un poco.
  2. Salarla y condimentarla al gusto.
  3. Poner a calentar la sartén a fuego alto con un poco de aceite si no es antiadherente.
  4. Cuando esté caliente, echamos nuestra pechuga y la cocinamos durante aproximadamente medio minuto por cada lado para que se selle la superficie.
  5. Tapamos la sartén, bajamos el fuego a algo menos de la mitad y lo dejamos así 10 minutos de reloj sin tocar nada (ni abrir la tapa, ni tocar el fuego ni nada).
  6. Pasados los 10 minutos, apagamos el fuego y, sin destapar, lo dejamos 10 minutos más para que termine de hacerse con el vapor que se ha ido acumulando el tapa.

Podéis ver todo el proceso en el vídeo que os dejo a continuación:

Otras recetas de pechugas de pollo jugosas

Y para los que no os conforméis con una simple pechuga de pollo a la plancha, aquí os dejo un recordatorio de otras recetas que podéis ver pinchando en el nombre de cada una de ellas.

Y recordad, que me encanta que también me contéis cuáles son vuestras recetas favoritas. ¿Tenéis algún otro truco para que las pechugas de pollo os queden jugosas?

Vídeo | The Kitchn