burguerny_principal

burguerny_principal

Carne

Hamburguesa New York Style

Noticias relacionadas

Desde que visité Nueva York me he quedado prendada de las hamburguesas que comí por allí. Daba igual que fuese en un restaurante con más fama o en una cafetería pequeñita en medio de Manhattan, comer una hamburguesa en la Gran Manzana es una auténtica delicia. Fue por este motivo que, cuando mi amigo Álvaro nos invitó a cenar a su casa y nos presentó ésta delicia, le supliqué que me pasase la receta.

Ingredientes para 5 o 6 hamburguesas

  • 300 g cebolla
  • Salsa de soja (la mejor es Kikkoman)
  • Vinagre de vino blanco
  • 500 g de carne picada de vacuno
  • 500 g de carne picada de cerdo
  • 1 huevo
  • Salsa Worcestershire (Lea & Perrins)
  • Pimienta blanca
  • Sal

Son hamburguesas contundentes, de entre 150 y 200 gramos de carne por hamburguesa, no aptas para estómagos delicados. La carne tiene un sabor intenso, pues la salsa Worcestershire le da ese gusto especial de la carne marinada. Si ya le añadís alguna salsa, como salsa de gorgonzola o guacamole, ¡el resultado puede ser espectacular!

Preparación

  1. El primer paso será caramelizar la cebolla. La picamos lo más finita posible y la sofreímos a fuego bajo-medio en aceite de oliva. Cuando empiece a transparentar, añadimos una cucharada y media de salsa de soja y media cucharada de vinagre, y lo dejamos sofreir unos 10 minutos más, preferiblemente tapado.
  2. ¡Es hora de pringarnos las manos!. En un bol grande, desmenuzamos y mezclamos los dos tipos de carne e incorporamos la sal y la pimienta blanca al gusto.
  3. Añadimos una cucharada y media de salsa Lea & Perrins. A parte, batimos un huevo y lo añadimos a la mezcla de carnes y por último, la cebolla caramelizada bien escurrida para no añadir aceite de forma innecesaria a la carne. Mezclamos todo hasta que sea una masa homogénea. Es importante prestar especial atención a que la cebolla quede bien repartida e integrada con la carne y no se deposite en el fondo del bol.
  4. Cogemos la carne correspondiente a una hamburguesa y la tiramos de mano a mano para hacer una bola compacta y que luego a la hora de cocinarla no se abra. Cuando no tenga fisuras, la aplastamos un poco para darle forma y la apartamos en un plato.
  5. Si las vamos a hacer en sartén no será necesario añadir mucho aceite ya que la propia carne contiene grasa. Debemos hacerlas a un fuego medio-alto, pues lo ideal en estas hamburguesas es que no queden demasiado hechas, y nos vendrá bien ayudarnos de los laterales de la sartén para que se hagan los lados.
  6. Cuando esté lista la carne, podemos colocar encima una loncha de queso por hamburguesa para que se funda ligermanete antes de colocarlas sobre el pan. Montar la hamburguesa como más os guste y ¡a disfrutar!

Resultado

Después de zamparos una hamburguesa como ésta, necesitaréis sentaros tranquilamente de sobremesa o a jugar a algún juego de mesa, porque la digestión no será especialmente ligera. Sin embargo, os encantará el intenso sabor de la carne y lo jugosas que quedan con la mezcla de carnes y condimentos. Si a la hora de comprar carne, podéis elegir la pieza que queréis para carne picada, os recomiendo que optéis por una pieza con algo de grasa, tanto en la carne de vacuno como en la de cerdo, de modo que os podéis ahorrar el aceite a la hora de freírlas. Por otro lado, es una buena idea preparar las bolas de carne una o dos horas antes de comerlas y conservarlas en la nevera protegidas por un film transparente, de modo que con el frío se queden más compactas y fáciles de manejar. Si queréis, también podéis hacerlas a la barbacoa, que le dará el aroma adicional tan característico que será el colofón para una de las mejores hamburguesas que hayáis probado.

Tiempo: 40 minutos aprox

Dificultad: 3/5

Digestión: 3/5

Precio: 10-12€ en total