Si escribís en un buscador “Brunswick stew” y le dais a buscar imágenes, veréis que consiste en un estofado de muchas cosas con una pinta horrible que espantaría al mismísimo Carpanta. Se trata de una receta americana que me llamó la atención por el hecho de echar maíz a la olla, que es una cosa que nunca se me habría ocurrido.

Ingredientes

  • 8 contramuslos de pollo
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 lata pequeña de maíz
  • 1 lata de tomates pelados troceados (o de pelados enteros y los troceáis vosotros, pero no tiréis el líquido)
  • Un puñado de judías verdes
  • Pimentón
  • Tabasco (opcional)
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • Un chorrito de vino blanco
  • Aceite, sal y pimienta

Noticias relacionadas

El caso es que hace poco vi en un libro de cocina inglés unos contramuslos de pollo Brunswick con mucha mejor pinta que el estofado de los americanos, y decidí “españolizar” un poco la receta a ver qué salía, y el resultado ha sido espectacular. Aquí os lo dejo:

Preparación

En una cacerola o puchero grande echamos un buen chorro de aceite de oliva. Salpimentamos el pollo y lo añadimos a la cazuela, dorándolo a fuego medio durante 10 o 15 minutos, cuando las piezas estén bien tostaditas por fuera.

Retiramos el pollo a un plato aparte y usando el aceite que ha quedado en la cazuela, echamos en ella la cebolla en cuadraditos, las judías y los pimientos en trozos no muy grandes. Continuamos a fuego medio hasta que la cebolla esté blandita y un poco transparente. Entonces añadimos una cucharadita de pimentón y mezclamos bien todo.

Enseguida añadimos un vaso de agua caliente en el que habremos disuelto la pastilla de caldo, y también la lata de tomate. Echamos también sal, un chorrito de vino blanco y unas gotitas de Tabasco si queremos que quede un poco picante.

Subimos el fuego y cuando empiece a hervir lo bajamos al mínimo, echamos el pollo de nuevo a la cazuela, y lo dejamos con el fuego al mínimo durante 20 ó 30 minutos (cuando veáis que la salsa tiene el espesor deseado).

Cuando le queden sólo 5 minutos para estar listo, echamos la lata de maíz escurrido y mezclamos.

Resultado

Pues es una receta muy original y con una mezcla de sabores a la que no estamos muy acostumbrados. Está buenísimo y os recomiendo que lo probéis porque además es un plato la mar de sano y super fácil de hacer.

Tiempo: 55 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 2/5

Precio: 8€