rudisill iStockPhoto

Aperitivos y entrantes

Setas confitadas, receta fácil para que se conserven varios días

Preparar las setas confitadas es una gran opción para poder disfrutar de este manjar típico del otoño durante varios días sin que se echen a perder.

15 octubre, 2020 17:00

Principalmente en el norte de España, una de las grandes delicias que nos regala el otoño son las setas. Desde las primeras lluvias que caen después del verano es fácil encontrar ejemplares de boletus, níscalos, macrolepiotas... que acaban alegrando el estómago a muchos.

El punto débil de las setas es lo poco que tardan en estropearse una vez se recolectan y, si tenemos la suerte de hacernos con una buena cantidad que no vayamos a poder consumir de una sola vez lo mejor es cocinarlas todas usando alguna receta que nos permita alargar su vida útil. Y para eso, la receta más fácil es hacer las setas confitadas, una preparación que nos permite disfrutar de ellas durante varios días en perfecto estado tanto solas como usándolas como parte de otras recetas: tostas, rellenos de empanadas, farsas de lasaña o canelones,...

Propiedades nutricionales de las setas

Según la Fundación Española de la Nutrición "Lls setas contienen mucha agua pero su contenido en proteínas, lípidos e hidratos de carbono es muy bajo, lo que las identifica como un alimento con bajo contenido energético.

Son fuente de vitamina A, riboflavina y niacina. Respecto a los minerales, el potasio, el fósforo y el selenio son los mayoritarios.

Una ración de setas cubre el 20% de las ingestas recomendadas de fósforo para la población de estudio."

Cómo hacer setas confitadas

rudisill iStockPhoto

Ingredientes

  • Setas troceadas, 500 g
  • Aceite de oliva virgen extra, 300 ml
  • Romero, 1 cucharadita
  • Cayena, 1 (opcional)
  • Laurel, 1 hoja
  • Tomillo, 1 cucharadita
  • Ajo, 1 diente cortado en dos trozos
  • Sal, al gusto
  • Perejil fresco picado, para decorar

Es algo tan sumamente sencillo que apenas necesita explicación, ya lo vais a ver. Podemos preparar la receta con níscalos, boletus, setas de cardo, champìñones -mejor si son Portobello- que cortaremos en trozos de bocado. En esta ocasión hemos usado estos últimos, que además se pueden encontrar durante casi todo el año.

Paso 1

Lo primero que haremos es limpiar bien las setas con un paño húmedo para retirar cualquier resto de tierra o suciedad.

Paso 2

Ponemos una cazuela a fuego medio con todos los ingredientes y cocinamos durante 25 minutos removiendo de vez en cuando y procurando que el aceite no supere los 100ºC en ningún momento. Si tenemos un termómetro en casa es el momento de usarlo.

Paso 3

Las servimos inmediatamente, así tal cual o espolvoreadas con un poco de perejil fresco picado. Las que no se vayan a consumir en el momento las guardamos en un bote con cierre hermético y cubiertas con el aceite de la cocción.