vikif iStockPhoto

Aperitivos y entrantes

Paté de jamón, receta rica en proteínas para aperitivos y meriendas

Este paté de jamón se hace en menos tiempo del que tarda una visita en subir a nuestro piso y te sirve, entre otras cosas, para hacer unos canapés de categoría.

3 marzo, 2020 13:10

Gracias al jamón ibérico que lleva en sus ingredientes, que aporta un umami potentísimo, este paté de jamón es una de esas recetas que uno querría comerse directamente del bote y a cucharadas. Un consejo, no os dejéis dominar por el ansia y disfrutadlo despacito sobre una rebanada de pan, una tosta, un sándwich... así el placer será más duradero.

Ingredientes

  • Queso fresco bajo en grasa, 150 g
  • Jamón cocido, 150 g
  • Jamón ibérico, 150 g (sin trozos grandes de grasa)
  • Pimienta recién molida
  • Hierbas aromáticas, opcionales
  • Tomates cherry, opcionales

Paso 1

Cortar el queso, el jamón cocido y el jamón ibérico en dados para facilitar el triturado.

Paso 2

En un procesador de alimentos o en un robot de cocina, ponemos todos los ingredientes, añadimos unas vueltas del molinillo de la pimienta y trituramos durante el tiempo necesario para obtener una pasta homogénea.

Paso 3

Echamos nuestro paté de jamón en un bote con tapa, preferiblemente con cierre hermético, y lo guardamos en la nevera hasta el momento de consumir.

Paso 4

A la hora de servir, podemos decorar con algunas hierbas aromáticas frescas como perejil o cebollino y algún tomate cherry que aporte más colorido a la presentación.

Notas

Este paté de jamón se conserva en la nevera durante dos o tres días siempre y cuando esté en un bote bien cerrado.

Aunque podemos consumirlo justo después de hacerlo conviene refrigerarlo un poco antes, pues durante el triturado, dependiendo de la máquina, puede calentarse un poco, por eso es mejor dejarlo reposar un poco en la nevera.

Este paté de jamón nos servirá para preparar canapés, para rellenar sándwiches estilo Rodilla, también será un acierto si lo servimos con algunos crudités de apio o zanahoria.

Os recomiendo, a la hora de elegir los ingredientes, que uséis un jamón cocido de calidad, que tenga un elevado porcentaje de jamón y no tenga féculas y azúcares a cascoporro. Si queréis recortar un poco el presupuesto, optad por unos taquitos de paleta ibérica, que suele ser más económica que el jamón, o incluso un jamón serrano de buena calidad, que los hay.