Ingredientes

  • Carne picada, 400 g (en esta ocasión, de pavo)
  • Sofrito de verduras con tomate, 1 taza
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Queso rallado, 150 g
  • Perejil fresco picado, 7 u 8 ramas
  • Obleas de masa para gyozas o empanadillas, 40
  • Aceite de girasol o de sésamo, 1 o 2 cucharadas
  • Agua, 60 ml
  • Sal
  • Pimienta

Preparación: 20 min  Cocción: < 5 min  Dificultad: 1/5  Unidades: 40  Coste: < 5 €

Noticias relacionadas

Me gustan mucho las empanadillas, pero me gustan aún más las gyozas japonesas, pues la masa es mucho más fina y no se fríen, por lo que resultan menos calóricas y más saludables, por eso no me corto un pelo a la hora de inventarme recetas fusión combinando rellenos típicos de empanadillas pero usando masa de gyozas, como estas gyozas de boloñesa rápidas, hechas con carne de pavo y verduras, que por supuesto también se pueden hacer como empanadillas tradicionales.

Preparación de las Gyozas de boloñesa rápidas

  1. Ponemos a calentar el aceite de oliva virgen extra en una sartén a fuego medio-alto y cocinamos la carne picada, separándola bien con la espátula para que no se formen bolas demasiado grandes. Cuando esté completamente cocinada, salpimentamos al gusto.
  2. Añadimos el sofrito de tomate y verduras, mezclamos bien de manera que nos quede como una especie de salsa boloñesa pero que será principalmente carne. Reservamos y dejamos enfriar.
  3. Cuando la carne esté fría, la mezclamos con el queso rallado y el perejil picado. 
  4. Rellenamos las obleas de masa con la mezcla y las cerramos como más nos guste.
  5. Ponemos a calentar a fuego máximo una sartén y la engrasamos con una o dos cucharadas de aceite de girasol, colocamos nuestras gyozas de boloñesa, las dejamos que se doren durante unos 30 o 40 segundos, echamos el agua y tapamos inmediatamente, pues el objetivo es que la masa se cocine con el vapor que se desprende al echar el agua. Las dejamos un par de minutos si la masa es fina (gyozas) o hasta 4 si es más gruesa (empanadillas). Por supuesto también pueden freírse de la manera tradicional.

Resultado

Estas gyozas de boloñesa son ideales para el aperitivo o incluso como plato único acompañadas de una ensalada, sobre todo si se usan obleas muy finas. Además, al cocinarse apenas sin aceite resultan mucho menos pesadas que las empanadillas fritas y más rápidas de hacer que las que se hacen en el horno.