Aperitivos y entrantes

Pizza con base de pollo al estilo KFC (Kentucky Fried Chicken)

Receta fácil con explicación detallada y fotografías de todos los pasos a seguir para para preparar un Chizza o Pizza con base de pollo al estilo KFC.

Las cadenas de comida rápida no saben ya qué inventar para intentar dejarnos con los ojos como platos a la vista de inventos como esta receta que os traigo hoy. La protagonista de hoy es la Chizza, o lo que es lo mismo, una pizza con base de pollo al estilo KFC, una idea realmente apetecible.

Ingredientes

  • Rebozado para pollo estilo KFC (*)
  • Pechuga de pollo, 1
  • Aceite para freír
  • Salsa de tomate, 2 cucharadas soperas
  • Queso rallado, 50 g
  • Bacon, 30 g
  • Aceitunas, 6

Y es que el gigante del pollo frito, se ha aventurado a fusionar la pizza con sus pechugas de pollo nada más y nada menos que en la lejana Filipinas, por lo que si a alguien le entra el antojo de catarlo y las Filipinas le pillan un poco a desmano no queda más remedio que hacerlo en casa cómo os vamos a explicar a continuación.

Preparación de la pizza con base de pollo al estilo KFC

En realidad la receta es una tontez, porque solo hay que freír la pechuga de pollo y luego meterla en el horno para que se funda el queso.

Limpiamos la pechuga de pollo de pieles y grasa visible. Como esta era muy grande, separé el solomillo y lo congelé para otra ocasión. El resto de la pechuga lo abrimos como si fuera un libro y nos quedará una simpática forma de corazón.

Preparamos el rebozado para pollo al estilo KFC siguiendo las instrucciones de este post y dejamos el filete de pollo en la mezcla de harina, especias, leche, agua y sal durante como mínimo una hora, con el bol bien tapado y en la nevera.

Cuando vayamos a preparar nuestra pizza con base de pollo al estilo KFC, la pasamos por el resto de la mezcla de harina y especias y la freímos en abundante aceite caliente, en una vitro sería 10/12, hasta que esté dorada por ambos lados. Mientras tanto vamos precalentando el horno a 200ºC.

Rallamos el queso y troceamos el bacon en tiras. Retiramos la pechuga de pollo de la sartén y la ponemos sobre un trozo de papel de horno.

Cubrimos con la salsa de tomate.

Ponemos el queso rallado, el bacon y las aceitunas y la dejamos sobre la rejilla del horno unos 7 u 8 minutos hasta que el queso esté completamente fundido. Si fuese una pechuga muy grande y os hubiese quedado un filete muy grueso habrá que dejarla unos 10-12 minutos para que se termine de cocinar bien por dentro.

Se sirve inmediatamente y os aconsejo comerla con cuchillo y tenedor porque si se intenta con las manos es fácil quemarse.

Resultado

No deja de ser un filete con tomate, bacon y queso, así que estar, está buenísimo y la pechuga de pollo con el adobo y el rebozado queda jugosísima, así que si queréis sorprender a vuestros amigos, esta es una receta fácil para conseguirlo.

Por si tenéis curiosidad os dejo el vídeo del anuncio de la Chizza que KFC ha lanzado en Filipinas, ahí le ponen pimiento verde y peperoni, pero ya se sabe que en lo que se refiere a toppings para la pizza, lo mejor es que sean a gusto del consumidor.

¿Os animaríais a probarla en casa?