Aperitivos y entrantes

Pintxo de bacalao en aceite, receta fácil

Un pintxo de bacalao en aceite muy fácil de elaborar, muy popular en las barras de los bares del País Vasco en cualquier época del año.

Un pintxo de bacalao en aceite que es una auténtica delicia; un bacalao de textura suave, acompañado de unos ajos fritos y un aromatizado aceite. Opcionalmente se le puede añadir una punta de cayena para darle un toque ligeramente picante y un poco de perejil fresco picado para darle color al conjunto. Lo más importante será utilizar un bacalao y un aceite de buena calidad.

Ingredientes

  • Lomo de bacalao desalado, 150 g
  • Ajo, 2 ó 3 dientes
  • Guindilla o cayena (opcional)
  • Perejil (opcional)
  • AOVE, 3 cucharadas por diente de ajo

Este plato es muy popular en las barras de los bares del País Vasco en cualquier época del año, y si lo acompañas con un txakolí o un vino blanco bien fresquito, será “un auténtico lujo para el paladar”.

Preparación de Pintxo de bacalao en aceite

  1. El bacalao lo podemos presentar en taquitos o láminas finas. En casa nos gusta mucho en taquitos, para ello cortaremos los lomos en cuadraditos de bocado, ni muy gruesos ni muy finos, entre 1 y 1,5  cm.
  2. Pinchamos los taquitos con un palillo o los ensartamos en una brocheta.
  3. Picamos los dientes de ajo finamente.
  4. Doramos el ajo picado junto con la cayena, sin pasarnos porque el ajo quemado amarga.
  5. Retiramos la cayena y vertemos el refrito caliente sobre los pintxos de bacalao.
  6. Lo podemos tomar en el momento o dejar macerar el conjunto unas horas; para mi gusto con esta segunda opción el pintxo ganará en sabor.

Resultado

Este pintxo se toma a temperatura ambiente o fresco, bien cubierto de ajito frito y “embadurnado” de aceite. Un acompañante imprescindible será el pan, muy necesario para untar ese aceite que queda en el plato, que es todo sabor.

El bacalao no se cocina, pero en ningún momento tenemos la sensación de estar comiendo pescado crudo, debido al proceso de salazón que ha tenido y la maceración en el aceite aromatizado. De todas formas, para evitar problemas relacionados con el anisakis, en casa utilizamos bacalao desalado congelado.

Otra variante de este pintxo es no cocinar los ajos y dejar macerar en el aceite crudo el bacalao ya cortado, acompañado del ajo picado y la guindilla durante al menos media hora, o mejor aún de un día para otro en el frigorífico.