Aprovechando que esta semana  el rape estaba muy bien de precio, hoy os traigo una receta muy fácil de hacer y con un gran resultado final.  En esta ocasión le he añadido también unas chirlas y la he preparado con fideo de fideuá, pero podéis hacerla con otro tipo de pasta o con arroz. Está buena de todas las formas incluso sin nada, porque el protagonista de esta receta es el caldo, ya que tiene un  sabor increíble gracias a los huesos de rape y las  gambas.

Ingredientes

  • 1 rape de 1 kilo y 1/2 aprox.
  • 200 gr. de gambas
  • 200 gr. de chirlas
  • 2 tomates maduros
  • Un trozo grande de pimiento rojo
  • Un trozo pequeño de pimiento verde
  • Media cebolla
  • 1 ajo
  • Perejil
  • Hebras de azafrán
  • 1/2 vaso de fideos de fideua
  • 2 litros de agua
  • Aceite de oliva
  • sal

Noticias relacionadas

Preparación

Pedimos al pescadero que  limpie el rape y nos saque los lomos. Con los huesos haremos el caldo.

Ponemos las chirlas en un recipiente con agua templada y sal para que suelten la arena.

Pelamos las gambas reservando los cuerpos y conservando las cascaras, las cuales sofreímos en una cazuela grande cuyo fondo habremos cubierto de aceite de oliva. Cuando estas empiecen a tomar color pasados un par de minutos, añadimos los huesos de rape, les damos unas vueltas en el aceite y a continuación agregamos el agua, unas ramas de perejil y salamos.

Dejamos cocer a fuego medio durante 25 minutos.

Vamos con el sofrito. En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva, partimos la cebolla, el ajo, los pimientos y los tomates en trozos grandes y sofreímos hasta que hayan perdido los líquidos y empiecen a tomar color. Pasamos todo a un vaso y lo trituramos con la batidora hasta que quede un puré espeso. Al hacerlo de esta forma se tarda mucho menos y el resultado es un sofrito abundante y con una textura fina.

En una cazuela añadimos el sofrito, ponemos el fuego y si vemos que aún está liquido le damos unas vueltas durante un par de minutos. Ponemos un colador y vamos añadiendo poco a poco el caldo.

Llevamos este caldo colado a ebullición y añadimos unas hebras de azafrán y los fideos, en este caso le puse de medida medio vaso de los de agua.  Dejamos cocer según las indicaciones del fabricante y cuando queden 5 minutos añadimos el rape cortado en rodajas y las chirlas previamente escurridas y lavadas. Cuando quede 1 minuto para acabar le añadimos los cuerpos de las gambas y ya está listo para servir.

Resultado

En esta receta he puesto gamba arrocera, ya que no había otra en la pescadería, pero está claro que si le ponéis una gamba buena quedará mejor. Si queréis, también podéis cambiar las chirlas por almejas o no ponerlas, aun así no variaréis el plato.

Podéis  preparar la receta con antelación, e incluso congelarla, lo único que tenéis que hacer es cocer la pasta aparte y añadírsela a la sopa a la hora de servirla, así no quedará pasada.