Aprende a cocinar

Cómo abrir una lata sin abrelatas... y sin abrefácil

Os contamos cómo abrir una lata sin abrelatas usando una cuchara o simplemente con las manos y un trozo de lija o una piedra rugosa.

17 agosto, 2015 19:00

Ya, ya sé lo que estáis pensando, que ahora casi todas las latas vienen con abrefácil y tenéis toda la razón, CASI todas las latas tienen esa fantástica anilla para tirar de ella y abrir la lata, pero no todas y, además, da la casualidad de que la que viene sin abrefácil suele venir en una cajita la mar de mona y no nos damos cuenta de que va a ser un problema abrirla hasta ese sábado por la noche en el que vamos a hincarle el diente o hasta que nos la llevamos de acampada.

Por si se diera el caso, hoy os voy a contar cómo abrir una lata sin abrelatas, porque claro como casi todas tienen anilla, vete tú a saber dónde está el abrelatas. Y además, vamos a ver cómo se hace de dos formas diferentes, una muy sencilla que podremos hacer en casa usando una cuchara y otra que podremos hacer en cualquier acampada usando una piedra rugosa.

Cómo abrir una lata sin abrelatas usando una cuchara

Si no tenemos un abrelatas pero tenemos una cuchara a mano, no nos llevará ni un minuto abrir una lata de conservas. Para hacerlo solo tenemos que sostener con fuerza la cuchara y presionar con fuerza con la punta sobre borde de lata haciendo un movimiento de vaivén para que la fricción acabe por abrir un agujero, a partir de ahí solo tendremos que ir rasgando el metal para separar la tapa, que en muchos casos no será necesario retirar por completo. Os dejo un vídeo en el que podéis ver que es cosa de un minuto.

Cómo abrir una lata sin abrelatas con una piedra

Este sistema nos llevará un poco más de tiempo, pero nos puede sacar de algún apuro si estamos de acampada y alguna lata nos da la sorpresa de no traer abrefácil. Lo único que tenemos que hacer es colocar la lata boca abajo sobre una piedra rugosa o mismo sobre un trozo de hormigón que no esté pulido y frotar con fuerza para limar el borde metálico de la lata. Una vez nos hemos cargado el borde saliente, la tapa saldrá simplemente apretando un poco con las manos tal como podéis ver en el vídeo que os dejo más abajo.

Lo sé, acabaremos todos siendo unos McGyver cocinillas, pero es que estas cosas hay que saberlas que oye, nunca se sabe cuando va a tener uno o una ocasión de lucirse con estos trucos.