Las tarjetas de crédito son uno de los productos financieros más utilizados para realizar compras o pagar por servicios. Su fácil manejo los convierte en una forma rápida de pagar en minutos en cualquier comercio virtual o físico del mundo.

Estas tarjetas plásticas se han convertido en un método de pago universal, ya que son aceptadas en todos los países. Como consecuencia, cada día más personas quieren tener una tarjeta de crédito en su cartera. Sin embargo, por ser un producto de crédito donde la entidad te presta el dinero, es necesario aprender a usarlas de una forma adecuada, así como evitar los posibles riesgos de utilizarlas de manera incorrecta y perjudicar tus finanzas.

Para ayudarte a administrar tu próxima tarjeta de crédito de forma óptima, en esta página te explicaremos al detalle las características de las tarjetas de crédito, hablaremos de sus beneficios, requisitos y el paso a paso para solicitar una tarjeta de crédito online que llegue a tu domicilio.

Las mejores tarjetas de crédito sin comisiones de junio 2024

Tarjeta de crédito Sabadell

Tarjeta credito Sabadell

Cuota anual

Gratis en la Cuenta Online Sabadell

TAE

19,56%

Modalidad de pago

Pago aplazado (en 3, 6, 9, 12, 18 o 24 meses) / Pago con cuota fija o porcentaje (revolving) / Pago a fin de mes

Tarjeta Plazo Credit

Image

Cuota anual

Gratis

TAE

Desde 0%

Modalidad de pago

Pago aplazado en cuotas / Pago al inicio del siguiente mes

Tarjeta de crédito AXI Card

Tarjeta Débito Axi Card

Cuota anual

Gratis

TAE

21,59%

Modalidad de pago

Pago aplazado / Pago flexible: en el momento que el titular decida (antes de 30 días)

Tarjeta de crédito AXI Card

Tarjeta Débito Axi Card

Cuota anual

Gratis

TAE

21,59%

Modalidad de pago

Pago aplazado / Pago flexible: en el momento que el titular decida (antes de 30 días)

Tarjeta Inteligente EVO

Tarjeta credito EVO

Cuota anual

Gratis con la cuenta Inteligente

TAE

19,99%

Modalidad de pago

Pago a final de mes / Pago con cuota fija o porcentaje (revolving)

Tarjeta WiZink Click

Tarjeta credito Wizink click

Cuota anual

Gratis

TAE

23,8%

Modalidad de pago

Pago a final de mes / Pago con cuota fija (revolving)

Tarjeta Bankintercard

Tarjeta credito Wizink click

Cuota anual

Gratis

TAE

19,99%

Modalidad de pago

Pago a final de mes / Pago aplazado (revolving)

Tarjeta Tú Abanca

Image

Cuota anual

Gratis

TAE

desde 14,27%

Modalidad de pago

Pago aplazado (en 3, 6, 9, 10 o 12 meses) / Pago con cuota fija (revolving) / Pago a fin de mes

Tarjeta de crédito ING

Tarjeta Débito sabadell

Cuota anual

Gratis al domiciliar la nómina

TAE

18,95%

Modalidad de pago

Pago a final de mes / Pago en plazos / Pagos aplazados en algunas compras

¿Qué es una tarjeta de crédito y cómo se usa?

Una tarjeta de crédito es una tarjeta de plástico con una banda magnética que sirve para realizar pagos en comercios o retiradas de dinero en cajeros. El importe asociado a la tarjeta viene determinado por la entidad bancaria, que es la que presta ese dinero para que se utilice en lo que se desee.

El uso que le puedes dar a tus tarjetas es muy variado, funcionan tanto para compras virtuales como online. Si vas a solicitar una tarjeta física, seguramente tendrá la tecnología contactless para pagos sin contacto en datáfonos mediante un chip instalado en la misma. Además, con el mismo número que trae la tarjeta podrás realizar compras online, ingresando todos los datos más el número de seguridad.

Dependiendo de la entidad que elijas, las características de una tarjeta de crédito varían. Hay entidades que te brindan el plástico sin número, el cual solamente podrás consultar en la app virtual. Otras entidades te permiten limitar el importe de tus gastos, bloquear la tarjeta y muchas otras funciones.

Características de las tarjetas de crédito

A continuación, te mostramos las características más comunes de las tarjetas de crédito emitidas por las entidades financieras más reconocidas del mercado:
  • Línea de crédito personalizada: el importe de la tarjeta de crédito se establece según el perfil del solicitante. Por esa razón, no es posible saber con anticipación el importe hasta que la entidad realice una evaluación detallada de tu capacidad financiera después de hacer la solicitud online en su plataforma. Aun así, el importe suele oscilar entre 1.000€ y 10.000€.
  • Compras online en segundos: las tarjetas de crédito son métodos de pago aceptados en todos los comercios electrónicos nacionales e internacionales. Solo necesitas poner los datos de la tarjeta que encuentras en el plástico o en la app móvil, y en pocos segundos se hará la compra online.
  • Pagos contactless en comercios físicos: la mayoría de tarjetas de crédito incorporan la nueva tecnología “sin contacto” para agilizar las compras. Solo con acercar la tarjeta al datáfono del comercio físico se realizará la compra de forma instantánea.
  • Vinculación a billeteras virtuales: es posible vincular tu tarjeta de crédito a billeteras virtuales como Apple Pay y Google Pay para hacer compras sin contacto con el móvil o el smartwatch. Además no necesitas llevar la tarjeta encima, la puedes dejar en casa para mayor seguridad.
  • Aplicaciones móviles optimizadas: la gestión de la tarjeta de crédito se hace en la app móvil de la entidad financiera emisora. En esta aplicación puedes consultar el importe de la tarjeta, los movimientos bancarios y el importe a pagar cada mes, entre otras cosas.
  • Alta seguridad: algunas tarjetas de crédito ya no tienen impresos los números, sino que estos se consultan en la app. Otras tienen el CVV dinámico que cambia cada 10 minutos para mayor seguridad cuando compras en internet. Además, es posible encender o apagar la tarjeta en segundos desde la app móvil si la pierdes o te la roban.
  • Notificaciones en tiempo real: para tener un mayor control sobre la tarjeta de crédito, la entidad financiera te envía notificaciones al móvil cada vez que haces una compra, un pago o cuando haya alguna novedad con tu producto de crédito.
  • Beneficios exclusivos: las tarjetas de crédito tienen beneficios como reembolsos, descuentos en comercios colaboradores, descuentos en gasolineras y seguros. Estos beneficios varían según la entidad emisora de la tarjeta.
  • Seguros incluidos: si haces compras o reservas con tu tarjeta de crédito puedes disfrutar del seguro de viajes, seguro de pérdida de equipaje, seguro de atraso del vuelo o alquiler de coche. Además, la mayoría de las tarjetas de crédito tienen seguros de accidentes y protección de compras.
  • Diferentes modalidades de pago: los pagos de las tarjetas de crédito se ajustan a las necesidades de sus clientes, por ello es posible pagar en cuotas o con un pago total. Generalmente el pago total en la fecha final tiene el beneficio de no pagar intereses, el 0% TAE, mientras los pagos en cuotas sí tienen intereses mensuales.
  • Comisiones según transacciones: aunque las compras y pagos no tienen comisiones, otras transacciones como las transferencias o las retiradas de dinero sí los pueden tener. Las tarjetas de crédito también pueden tener comisiones de gestión como la comisión de mantenimiento o el duplicado de la tarjeta.
  • Servicio al cliente: si tienes alguna duda o inconveniente con tu tarjeta de crédito te puedes comunicar con la entidad emisora por distintos canales como el email, el teléfono o el chat en vivo. Si la entidad financiera tiene oficinas físicas, puedes ir a la sucursal más cercana para ser atendido personalmente.
  • Titularidad: existen algunas tarjetas de crédito que permiten tener hasta dos titulares, esto sucede especialmente cuando son solicitadas por medio de una cuenta conjunta.

¿Existen las tarjetas de crédito sin comisiones?

Sí, las tarjetas de crédito sin comisiones son productos financieros que ofrecen la posibilidad de realizar diversas operaciones bancarias sin incurrir en los costes y comisiones habituales asociados a las tarjetas de crédito tradicionales. Por lo general, estas tarjetas eliminan la comisión de emisión de la tarjeta y la cuota anual de mantenimiento. En algunas entidades, es posible encontrar tarjetas de crédito sin comisiones por retiradas de efectivo en el mismo cajero de la entidad o por transacciones en moneda extranjera.

La solicitud de las tarjetas de crédito sin comisiones suele requerir una situación financiera favorable y en algunos casos, ciertas vinculaciones adicionales como domiciliar la nómina, domiciliar recibos o mantener un saldo mínimo en la cuenta bancaria asociada para poder disfrutar de los beneficios sin comisiones.

Es importante leer detenidamente los términos y condiciones para asegurarse de que la tarjeta de crédito que solicites, se ajuste realmente a tus necesidades y hábitos de gasto para que puedas aprovechar el beneficio de no pagar comisiones.

NEWSLETTER - INVERTIA

Cada mañana la apertura de mercados y las noticias que marcarán la agenda económica
□ De conformidad con el RGPD y la LOPDGDD, EL LEÓN DE EL ESPAÑOL PUBLICACIONES, S.A. tratará los datos facilitados con la finalidad de remitirle noticias de actualidad.

Ventajas y desventajas de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son los productos de crédito más usados en España por sus grandes ventajas respecto a su comodidad y su accesibilidad. Sin embargo, también son productos con algunas desventajas y riesgos asociados a su uso que se tienen que conocer y aprender a gestionar. Conocer ambos te servirá para sacarle mejor provecho a la tarjeta y tener un buen uso financiero del producto para minimizar las desventajas. Estos son:

Ventajas de las tarjetas de crédito

  • Tarjeta de crédito sin comisiones: cada vez hay más entidades financieras que ofrecen tarjetas de crédito libres de comisiones como las que encuentras en nuestro listado. Con este beneficio puedes solicitar tu tarjeta de crédito sin comisión de emisión y comisión de mantenimiento. Además, recibes el plástico gratis en tu domicilio en los próximos días.
  • Facilidad de pago: una de las grandes ventajas de las tarjetas de crédito es la comodidad que ofrecen, ya que puedes realizar compras online y en comercios físicos sin necesidad de llevar dinero en efectivo. Esto también facilita el proceso de compra en tiendas si viajas al exterior.
  • Acceso a crédito en caso de emergencia: las tarjetas de crédito permiten acceder a una línea de crédito, acorde a tu capacidad financiera, que puedes utilizar en caso de imprevistos, gastos inesperados o reparaciones de último minuto.
  • Flexibilidad de pagos: con las tarjetas de crédito puedes pagar tus compras eligiendo la modalidad que prefieras: en cuotas o en un solo pago. Los pagos en cuotas los puedes acordar según el importe, tiempo o porcentaje.
  • Programas de recompensas: muchas tarjetas tienen programas de puntos o reembolsos que incentivan el uso de las tarjetas. Algunas incluso ofrecen descuentos en comercios colaboradores para compras online y físicas.
  • Seguros incluidos: los seguros de las tarjetas de crédito te ofrecen protección si viajas o tienes un accidente. Estos seguros te ayudan a cubrir una parte o la totalidad del importe de ese suceso, lo que puede suponer una ayuda económica. Respecto a las compras por internet, muchas tarjetas tienen protección de compras durante un periodo establecido.

Desventajas de las tarjetas de crédito

  • Endeudamiento fácil: la facilidad para gastar el importe de la tarjeta de crédito puede llevarte rápidamente a una situación de endeudamiento con la entidad financiera, si no gestionas la tarjeta con responsabilidad. Es común que las personas acumulen deudas importantes debido al uso irresponsable del producto.
  • Altas tasas de interés: la tasa de interés TAE de las tarjetas de crédito suele ser elevada si se compara con otros tipos de préstamos personales. Si no pagas el saldo completo cada mes, el cual es libre de intereses TAE, estos intereses pueden acumularse rápidamente por los pagos en cuotas.
  • Comisiones: es importante leer el contrato de tu tarjeta de crédito para saber qué comisiones aplica la entidad al producto. Para ello, te recomendamos revisar las comisiones de mantenimiento, compras en moneda extranjera, retiros en cajeros, impago y otras transacciones bancarias.

¿Cómo solicitar tarjetas de crédito online?

Si estás buscando una tarjeta de crédito con las mayores ventajas para tu economía, sigue estos pasos para contratar una nueva tarjeta de crédito acorde a tus necesidades:

Estudia las diferentes ofertas de tarjetas de crédito online

El primer paso consiste en hacer la búsqueda de tu tarjeta. Para ello puedes observar la lista de mejores tarjetas de crédito sin comisiones que hemos seleccionado en esta página. Hemos elegido cada oferta teniendo en cuenta las mejores características para diferentes tipos de clientes.

Asegúrate de que la entidad te ofrezca el importe que necesitas

Revisa detenidamente cuál es el importe que ofrece cada tarjeta de la lista. Según la entidad, los importes comenzarán desde unos cientos de euros hasta 10.000 € o más. Esto es importante porque el importe debe ser acorde a tu capacidad económica y tus necesidades. Tu línea de crédito debe ser proporcional a tus ingresos para que puedas comprar lo que necesitas, pero sin tener problemas de devolución posteriormente.

Compara las características de las tarjetas de crédito

Cada tarjeta presenta características diferentes, pues es la entidad quien establece los términos de sus productos. Por esta razón, te recomendamos fijarte en lo siguiente:

  • Intereses: la TAE o tasa anual equivalente es un valor expresado en porcentaje que te indica cuánto pagarías por los intereses de tu tarjeta. Usualmente se aproxima al 19%, pero pueden existir productos con un valor mayor.
  • Costes: los intereses no son los únicos costes de las tarjetas, es fundamental buscar qué comisiones cobra la entidad como pagos fijos o en porcentaje. Más adelante explicaremos todas las posibles comisiones de una tarjeta de crédito.
  • Formas de pago: la mayoría de tarjetas tienen dos formas de pago establecidas: el pago del importe total a una cuota o el pago aplazado. Dependiendo de la entidad te ofrecen desde 30 días hasta 3 meses para hacer compras sin intereses TAE.
Revisa los beneficios y descuentos asociados

Algo que hace a las tarjetas de crédito tan atractivas son sus beneficios por utilizarla. Estos van desde descuentos en establecimientos asociados a la entidad, hasta seguros con cobertura nacional e internacional. Estos seguros suelen ser asistencias de viajes o protección contra la pérdida del equipaje. Todo esto está incluido dependiendo tu tarjeta y comúnmente sin coste adicional.

Usos comunes de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito ofrecen una amplia gama de usos más allá de las compras. Su utilidad no sólo radica en la capacidad de hacer pagos, sino también en cómo este producto puede contribuir a la administración de tus finanzas, la construcción de un historial de crédito y la obtención de beneficios. Los siguientes son los usos más comunes de las tarjetas de crédito:
Compras cotidianas
El uso más común de las tarjetas de crédito son las compras online y en comercios. Muchas personas utilizan este producto para adquirir productos o servicios, aprovechar ofertas por tiempo limitado o para hacer frente a sus gastos diarios.
Financiación de compras grandes

Si alquilas un piso nuevo o deseas reformar tu vivienda, con una tarjeta de crédito puedes hacer compras de un importe alto para adquirir electrodomésticos, muebles o adecuar una oficina. Ciertas tarjetas de crédito ofrecen planes de pago a plazos o períodos de financiación sin intereses, lo que permite dividir una compra grande en pagos más manejables.

Retiradas de efectivo

Si necesitas efectivo con urgencia podrás ir al cajero más cercano y retirar con tu tarjeta de crédito en pocos minutos, aunque lo más probable es que te cobren una comisión por esta transacción.

Viajes y reservas online

Las tarjetas de crédito son especialmente útiles para viajar. No solo ofrecen la posibilidad de reservar vuelos, hoteles y alquiler de coches de forma más segura, sino que también tienen beneficios adicionales como seguros de viaje, acceso a salas VIP en aeropuertos y descuentos en alojamiento y transporte.

Compras en otras divisas

Si viajas al exterior puedes realizar todas las compras y pagos con la tarjeta de crédito, ya que son medios de pago aceptados en todo el mundo. Sin embargo, los pagos en otra divisa están sujetos a una comisión en la mayoría de las entidades financieras.

Seguro de alquiler de coche

Uno de los seguros más comunes es el alquiler de coche, ya que las empresas de alquiler solo aceptan las tarjetas de crédito como método de pago. Además, según la tarjeta puedes conseguir cobertura total o parcial en caso de sufrir un accidente en el coche rentado.

Descuentos exclusivos
Otro uso común de las tarjetas de crédito son los descuentos en comercios colaboradores como tiendas, restaurantes o gasolineras. Algunas tarjetas de crédito ofrecen descuentos atractivos, mientras otras ofrecen reembolsos.
Emergencias y gastos inesperados

Si no tienes ahorros para emergencias, las tarjetas de crédito pueden ayudarte a hacer frente al imprevisto de forma rápida y el mismo día. El importe usado lo podrás pagar posteriormente en un pago total o en cuotas.

Construcción de historial crediticio

Usar tu tarjeta de crédito de manera responsable puede ayudarte a construir o a mejorar tu historial crediticio. Hacer pagos puntuales y mantener un bajo nivel de endeudamiento en relación con tu límite de crédito, puede ser beneficioso para futuras solicitudes de productos de crédito como préstamos online o líneas de crédito.

Diferencias entre las tarjetas de crédito y de débito

Las tarjetas de crédito y las tarjetas de débito son similares en apariencia y en su funcionalidad básica, ya que permiten hacer transacciones bancarias como compras, pagos, transferencias y retiradas de efectivo. Pero no se deben confundir porque el importe de la tarjeta de crédito proviene de la entidad financiera, mientras que el de la tarjeta de débito de tus propios fondos.

Cuando usas una tarjeta de débito el importe se debita directamente de tu cuenta bancaria en el momento de la transacción. Es decir que para poder usar una tarjeta de débito necesitas tener el importe suficiente y disponible en tu cuenta bancaria. Al hacer una compra, pago o retirar dinero en efectivo, el importe se debita automáticamente del saldo de tu cuenta corriente, nómina o de ahorro.

Por otro lado, una tarjeta de crédito funciona con una línea de crédito por lo que es esencialmente un préstamo a corto plazo que te otorga la entidad financiera emisora. Al realizar una compra o pago con una tarjeta de crédito no se retiran fondos de tu cuenta bancaria, sino que se debitan del importe cargado en la tarjeta. El importe usado se tiene que pagar en el siguiente mes sin intereses o en los próximos meses en cuotas fijas o por porcentaje con intereses.

Respecto a las comisiones, las tarjetas de crédito tienen más comisiones que las de débito. Prácticamente todas las transacciones bancarias son gratuitas con las tarjetas de débito, exceptuando los retiros de efectivo en cajeros que no sean del banco y los cambios de divisas. Lo contrario sucede con las tarjetas de crédito que tienen intereses TAE, comisiones por transferencias, retiradas de efectivo en cualquier cajero e impago, entre otras.

Gracias a que las dos tarjetas tienen ventajas, muchas personas solicitan las dos y las usan según la transacción que necesiten realizar para maximizar sus beneficios y minimizar sus costes y riesgos. En este caso te recomendamos solicitar una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito libres de comisiones como las que encuentras en nuestro listado.

Consejos para el uso responsable de una tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito puede ser una herramienta útil para financiar las compras, aprovechar ofertas de último minuto o hacer uso de los seguros. No obstante, su uso no se debe tomar a la ligera, ya que por ser un producto de crédito, requiere mayor cuidado en el manejo del dinero. Debido a esto, te ofrecemos algunos consejos esenciales para usar tu tarjeta de crédito de forma responsable y al mismo tiempo disfrutar de sus beneficios:
  • Lee los términos y condiciones antes de firmar el contrato

    Antes de contratar una tarjeta de crédito asegúrate de leer y entender todas las características y condiciones del producto. Revisa el tipo de interés TAE por las compras, las comisiones y los cargos adicionales. Conocer los detalles con anticipación te servirá para evitar sorpresas como costes ocultos o tasas elevadas.

  • Establece un presupuesto mensual

    Para evitar gastar más de lo que puedes pagar establece un presupuesto con el importe de la tarjeta de crédito. Puedes establecer un importe máximo de gasto mensual que vaya acorde a tus ingresos mensuales para evitar el sobreendeudamiento.

  • Intenta pagar el saldo completo cada mes

    Pagar importe mínimo requerido puede parecer atractivo, pero esto lleva al acúmulo de intereses TAE y aumenta tu deuda con el tiempo. Si es posible paga el importe total de tu tarjeta de crédito cada mes para evitar el pago de intereses, pues la mayoría de las entidades te ofrecen esta ventaja. Si esto no es posible, intenta pagar más del importe mínimo para reducir el importe total sobre el cual se aplicarán los intereses.

  • Activa las alertas y notificaciones de la app

    La mayoría entidades financieras ofrecen alertas y notificaciones por mensaje de texto o email para informarte sobre las transacciones bancarias que se hacen con la tarjeta. Estas notificaciones llegan en tiempo real, por lo tanto puedes estar informado de cada transacción o movimiento bancario extraño. Para activarlo, solo necesitas otorgarle los permisos a la app de la entidad desde tu móvil.

  • Revisa regularmente tu estado de cuenta

    Revisa tus estados de cuenta con frecuencia para identificar cualquier actividad sospechosa con tu tarjeta de crédito. Esto no solo te protege contra el fraude sino también te permite estar al día con tus pagos y transacciones.

  • Evita realizar transacciones bancarias con comisiones

    Algunas transacciones bancarias con las tarjetas de crédito tienen comisiones como: las retiradas de efectivo en cajeros o las compras en divisa extranjera. Si retiras efectivo este coste se indicará en la pantalla del cajero antes de terminar la operación, mientras que si realizas compras en otra divisa, se hará la conversión según las tasas de la entidad ese día. Por lo tanto, usa esta opción solo en casos de emergencia.

  • Conoce tus fechas límite

    Una tarjeta de crédito tiene diferentes fechas límite: el día de cierre del estado de cuenta y la fecha de vencimiento del pago. Conocer estas fechas te ayudará a organizar tus pagos y evitará cargos por impago.

¿Dónde se solicita una tarjeta de crédito?

Solicitar una tarjeta de crédito es un proceso sencillo que puedes realizar en diferentes entidades financieras como bancos, fintech y comercios de forma física u online, según las facilidades que estés buscando. A continuación, te explicamos las más comunes:

Entidades bancarias y financieras

La forma más fácil de solicitar una tarjeta de crédito es a través de un banco o una entidad financiera. Puedes hacerlo visitando una oficina física del banco, pero en la actualidad la mayoría te permiten solicitar la tarjeta online y en pocos minutos. El proceso es muy rápido, pues solo tienes que rellenar un formulario online y subir la documentación de verificación.

En internet hay una gran variedad de ofertas de tarjetas de crédito sin comisiones con diferentes tasas de interés, beneficios, características, condiciones y requisitos para que puedas seleccionar la que mejor se adapte a tus necesidades. Puedes comenzar dando un vistazo a nuestro listado de tarjetas donde hemos elegido las ofertas más destacadas del momento.

Tiendas y superficies comerciales

Algunas cadenas de tiendas y superficies comerciales ofrecen tarjetas de crédito de la propia marca respaldada por una entidad bancaria o financiera reconocida. Estas tarjetas suelen tener el logo del comercio y aunque se puede usar para comprar en otros lugares, se ofrecen con el fin de fomentar la compra en este comercio. Como beneficio ofrecen a sus clientes descuentos atractivos, promociones y en algunas ocasiones compras de productos sin intereses.

Requisitos para solicitar una tarjeta de crédito

Para solicitar a una tarjeta de crédito desde tu portátil o en una sucursal física, existen ciertos requisitos que debes cumplir. Estos se solicitan para comprobar que tu perfil es óptimo para prestarte determinado importe en tu tarjeta de crédito.

Los requisitos varían según la entidad y puedes consultarlos en la página web de cada una de ellas. Sin embargo, los requisitos más comunes para obtener una tarjeta de crédito son estos:

Ser mayor de 18 años
Contar con un documento de identificación
Tener una cuenta bancaria a tu nombre
No aparecer en la lista ASNEF
Demostrar ingresos mínimos
Adjuntar un justificante de los ingresos

Tarjetas de crédito con ASNEF

Si por alguna razón formas parte de la lista de ASNEF y deseas solicitar una tarjeta de crédito, lo más probable es que la entidad financiera rechace tu solicitud. Al formar parte de esta lista las entidades suponen que pueden tener problemas para recuperar el dinero prestado, por lo tanto, serán reticentes a aprobar la solicitud. Estas entidades financieras realizan estrictas evaluaciones crediticias, y aparecer en una lista de morosidad es casi siempre motivo de rechazo automático para cualquier solicitud de tarjeta de crédito.

Este rechazo dependerá de la naturaleza de la deuda por la que se te inscribió en ASNEF: si fue una deuda con una entidad financiera es muy difícil que aprueben la solicitud para una tarjeta de crédito. De forma que, si este es tu caso, será más efectivo centrarse primero en salir de la lista de ASNEF, en otras palabras, saldar las deudas que te llevaron a entrar en primer lugar o negociar con tus acreedores una solución que permita que tu nombre sea retirado. Una vez que hayas resuelto estos asuntos y tu nombre haya sido eliminado de ASNEF, podrás solicitar una tarjeta de crédito nuevamente.

Otra alternativa para acceder a productos de crédito mientras sales de ASNEF es solicitar productos especiales para las personas en listas de morosos como los préstamos con ASNEF. Estos son productos de importes flexibles que tienen altas tasas de aprobación para personas en ASNEF. Sin embargo, también son productos con una tasa de interés TAE más alta y plazos de devolución ajustados.

¿Qué comisiones y costes pueden cobrar las tarjetas de crédito?

Los costes generales de las tarjetas de crédito son superiores a otros productos financieros como las tarjetas de débito. Por ser un producto de crédito, hay más costes asociados a tu tarjeta, como los intereses (TAE/TIN) por el dinero prestado, además de las ya tradicionales comisiones.

A continuación, enumeramos todos los costes e intereses que puede tener una tarjeta de crédito para que los conozcas antes de solicitarla.

Emisión

Se refiere a un coste que debes pagar en el momento que solicitas una nueva tarjeta de crédito. Es un pago fijo único que incluye el coste del estudio de tu solicitud y en ocasiones, el mismo plástico. La mayoría de tarjetas de crédito sin comisiones no cobran este coste de emisión.

Mantenimiento o anualidad

Es un coste que cubre el mantenimiento de tu tarjeta de crédito en la entidad. Este se cobra de forma periódica, según el plazo pactado con la entidad. Puede ser mensual, trimestral o anual. También es un importe fijo y se puede eliminar con una tarjeta sin comisiones que ofrezca este beneficio.

Aplazamiento del pago

Si realizas una compra y la difieres a un número de meses superior al establecido por la entidad, te aplicarán intereses. Cada mes se cobran intereses TAE, por lo tanto, cuanto más tardes en pagar tus compras, más intereses pagarás.

Duplicado de la tarjeta

Si pierdes tu tarjeta de crédito o solicitas un duplicado, lo más seguro es que te cobren una comisión. Esta comisión es un valor fijo que cubre el coste de hacer un nuevo plástico y el envío a tu domicilio.

Retiros en cajeros

 Las tarjetas de crédito tienen comisiones de retirada aunque el retiro se realice en un cajero de la misma entidad. Esto se debe a que el dinero retirado es a crédito, prestado por la entidad, y tiene un precio (intereses) además de la comisión. Si retiras dinero en otras entidades, se cobrará la comisión de retiro más un cargo adicional.

Transferencias bancarias

Con tu tarjeta de crédito es posible realizar transferencias a una cuenta corriente, pero esto tiene un coste. Así como en los cajeros, cada vez que hagas una transferencia desde tu tarjeta de crédito para tener liquidez, deberás pagar una comisión asignada por la entidad.

Precauciones de las tarjetas de crédito

El mal empleo de cualquier producto de crédito puede llevar a una deuda superior y un posible ingreso en lista de morosos. Para evitar ser incluido en ASNEF, ten presente las siguientes precauciones cuando utilices tu tarjeta de crédito:

  • Ten presente que el precio total del bien puede aumentar por los intereses mensuales
  • Procura no sobreendeudarte al gastar más dinero del que realmente puedes afrontar
  • No utilices tu tarjeta para retirar dinero en cajeros, a menos que sea estrictamente necesario
  • Accede a una línea de crédito que va acorde a tus ingresos
  • Conoce los costes y comisiones de tu tarjeta antes de solicitarla

¿Cómo consultar el saldo de mi tarjeta de crédito?

Consultar el saldo de tu tarjeta de crédito es un proceso sencillo pero esencial para una gestión financiera eficaz. Hay varias maneras de hacerlo y la disponibilidad de cada método puede depender de tu entidad financiera:

  • Acceso en línea: la mayoría de las entidades financieras ofrecen un portal en línea donde puedes revisar el saldo de tu tarjeta de crédito, así como otros detalles como transacciones recientes y fechas de vencimiento. Generalmente tienes que registrarte para obtener acceso en línea. Una vez que hayas iniciado sesión, busca una opción que diga algo como "Saldo de Tarjeta de Crédito" o "Consultar Saldo".
  • Aplicación móvil: muchas entidades tienen aplicaciones móviles que te permiten consultar tu saldo de forma sencilla y mucho más rápida. Descarga la aplicación de tu banco desde la tienda de aplicaciones del móvil, inicia sesión y busca la sección correspondiente para ver el saldo de tu tarjeta de crédito.
  • Llamada telefónica: otra opción es llamar al servicio de atención al cliente de tu entidad financiera para consultar el saldo. El número de teléfono generalmente se encuentra en la parte posterior de tu tarjeta de crédito. Al llamar es posible que tengas que pasar por un proceso de verificación para confirmar tu identidad.
  • Cajeros automáticos: también es posible revisar el saldo de tu tarjeta de crédito en los cajeros automáticos de la entidad financiera. Inserta tu tarjeta e ingresa tu PIN, luego sigue las instrucciones para ver tu saldo. Esta transacción puede estar sujeta a comisiones.
  • Extracto de la cuenta: en el extracto mensual de tu tarjeta de crédito, ya sea en papel o en versión electrónica también se mostrará tu saldo actual. Sin embargo, ten en cuenta que este saldo puede haber cambiado desde la fecha de emisión, especialmente si has realizado más compras.

¿Cómo se paga una tarjeta de crédito en España?

Las tarjetas de crédito ofrecen diversas modalidades de pago que se pueden ajustan a las distintas necesidades sus usuarios. Estas modalidades de pago no son fijas, pues un mes puedes usar una modalidad y al siguiente mes cambiarla.

No obstante, es muy importante conocerlas todas porque unas son más caras que otras. Por eso al decidir la modalidad de pago de tu tarjeta de crédito, te recomendamos hacer una evaluación financiera previa con el objetivo de elegir una modalidad con la que te sientas cómodo:

Pago total

Esta es la modalidad más recomendada si quieres evitar el pago de intereses TAE. El pago total como su nombre indica, consiste en pagar la totalidad del importe utilizado durante el período anterior. Al hacer esto no pagas intereses TAE porque te beneficias del período de gracia que tienen las tarjetas de crédito. Esta es una opción es ideal si quieres evitar el endeudamiento.

Pago aplazado

Las tarjetas de crédito permiten el pago aplazado de compras específicas. En esta modalidad se divide el importe de cada compra en 3, 6, 12 o 24 cuotas fijas, según lo que tu decidas y a eso se le aplican los intereses mensuales. También existe la posibilidad de elegir el pago por porcentaje o revolving, siendo este último es una de las modalidades de pago más caras. El pago aplazado o en cuotas siempre incluye intereses TAE.

Débito automático

Esta última modalidad permite programar el pago automático de la tarjeta de crédito para que el importe se debite automáticamente de tu cuenta bancaria cuenta corriente, nómina o de ahorros. Esta es una opción que evita el riesgo de olvidar realizar el pago a tiempo, aunque es importante asegurarse de que haya fondos suficientes en la cuenta para evitar descubiertos.

Pago mínimo

El pago mínimo es el importe más bajo que debes pagar a la entidad para mantener la cuenta de tu tarjeta de crédito al día y evitar comisiones por impago. En esta cuota pagas parte del importe de la compra e intereses TAE mensuales, es decir que, cuanto más tardes, más caro será el producto o servicio que adquiriste. Pagar tu tarjeta de crédito de esta forma puede generar endeudamiento a largo plazo.

¿Qué hacer en caso de robo o pérdida de una tarjeta de crédito?

Si te encuentras en la desafortunada situación de haber perdido tu tarjeta de crédito o ser víctima de un robo, tienes que actuar rápidamente para minimizar los riesgos de que usen el importe de tu tarjeta. Aquí te presentamos los pasos que puedes seguir:

Paso 1: Bloquea tu tarjeta inmediatamente

Lo primero que tienes que hacer es desactivar o bloquear tu tarjeta para evitar que otra persona la utilice. Llama a la línea de atención al cliente de tu entidad financiera y sigue las instrucciones para bloquear la tarjeta. Algunas entidades financieras también ofrecen la opción de desactivar la tarjeta a través de su aplicación móvil. Este último es un proceso más rápido, ya que solo tienes que ingresar a la app y hacer clic en la opción “desactivar” para que la tarjeta quede congelada inmediatamente y nadie más la pueda usar.

Paso 2: Denuncia ante las autoridades

Si te robaron la tarjeta de crédito lo mejor será ir la comisaría más cercana para poner una denuncia. Este paso es importante, ya que aporta un registro legal del imprevisto y puede ser necesario para futuras reclamaciones ante tu entidad financiera.

Paso 3: Informa a la entidad financiera sobre la denuncia

Una vez que hayas puesto la denuncia, comunica esta información a la entidad financiera emisora de la tarjeta. Esto puede ayudar a acelerar el proceso de emitir una nueva tarjeta y cancelar la anterior.

Paso 4: Revisa tus movimientos bancarios

Aunque hayas bloqueado o congelado tu tarjeta, es importante revisar los movimientos bancarios para detectar cualquier actividad sospechosa. Si encuentras transacciones que no reconoces, informa de inmediato a tu entidad financiera.

Paso 5: Solicita una tarjeta de reemplazo

Contacta a tu entidad financiera para solicitar una nueva tarjeta crédito física que llegue a tu domicilio en los próximos días.

Paso 6: Actualiza tus domiciliaciones y suscripciones

Si tenías configurados pagos recurrentes como domiciliaciones o suscripciones en plataformas, tendrás que actualizar la información con los datos de tu nueva tarjeta de crédito para evitar errores en futuros pagos.

Paso 7: Toma medidas preventivas para el futuro

Considera tomar medidas adicionales de seguridad para proteger tu tarjeta de crédito como activar las notificaciones del móvil, guardar tu tarjeta en tu cartera cada vez que la uses o dejarla en casa y pagar con una billetera virtual como Apple Pay o Google Pay.

En resumen:

  • Las tarjetas de crédito son el método de financiación más utilizado porque permiten financiarse sin pagar intereses siempre que pagues en el plazo determinado por la entidad, que suele ser a mes vencido.
  • Además, si cumples los requisitos de la entidad puedes conseguirla de manera gratuita, sin pagar intereses de emisión ni mantenimiento.
  • También podrás aprovechar las ventajas y beneficios de utilizar las tarjetas de crédito: descuentos en moda, ocio y alimentación, devoluciones de dinero en comercios seleccionados, seguros gratuitos, ¡descubre más ventajas a continuación!

Metodología: ¿cómo clasificamos las mejores tarjetas de crédito?

Durante el mes de junio 2024 hemos estado estudiando las mejores tarjetas de crédito que ofrecen diversas entidades financieras y recogiendo sus datos para poder analizarlos y hacer un listado con las que consideramos que destacan entre sus competidores. Esta clasificación la creamos teniendo en mente los aspectos que pueden ser más relevantes para los lectores a la hora de escoger una tarjeta.

Los productos mostrados pertenecen a varias entidades que ofrecen un servicio de calidad y se clasifican según sus características en base a nuestro criterios, aunque son los lectores los que tienen que analizar y decidir si el producto se adapta a sus necesidades antes de contratarlo. 

Entre las características que tenemos en cuenta para hacer la clasificación se encuentran:

TAE

Si se elige un método de pago aplazado, es probable que se tengan que pagar intereses. La TAE indica el coste de esta financiación y se ha dado mayor valor a aquella que tiene unos intereses menores (Hasta 25% del total)

Cuota anual

Las tarjetas de crédito suele tener un pago anual por el mantenimiento de la tarjeta, se valora de manera positiva que este pago sea nulo. (Hasta 25% del total)

Modalidad de pago

En las tarjetas de crédito puede hacerse un pago total del dinero en el plazo establecido o aplazarlo para pagarlo posteriormente. Se valora positivamente la flexibilidad de la entidad para realizar los pagos. (Hasta 15% del total)

Otros

Son los servicios que ofrece la entidad por usar la tarjeta como seguros, descuentos, reembolsos, protección antifraude, servicio de atención al cliente, etc. (Hasta 35% del total)

Preguntas frecuentes de las tarjetas de crédito

¿Cuál es el importe máximo que puede tener una tarjeta de crédito?

El importe de la tarjeta de crédito lo determina la entidad financiera con un análisis sobre tu situación financiera actual. La entidad usa sistemas de alta tecnología que le permiten acceder a tus datos para determinar cuánto dinero puede concederte en la tarjeta. Por lo tanto, solo lo conocerás hasta después de enviar la solicitud online. Sin embargo, el rango promedio del importe de tarjetas de crédito en España es entre 1.000€ a 10.000€.

¿Para qué sirven las tarjetas de crédito?

Básicamente, las tarjetas de crédito sirven para hacer compras y pagos con dinero prestado por la entidad. Es cierto que es posible usarlas para hacer retiradas de dinero en los cajeros de los bancos, pero esta operación tiene un coste y no debería ser su uso habitual. Si efectúas un retiro con una tarjeta de crédito, la entidad seguramente cobrará una comisión e intereses por el dinero retirado a crédito. Por este motivo, el mejor uso para las tarjetas de crédito es la financiación de compras puntuales o habituales.

¿Puedo obtener una tarjeta de crédito gratis?

Las tarjetas de crédito sin comisiones son una alternativa para ahorrar dinero en los costes tradicionales de las tarjetas. Aun así, no son tarjetas 100% gratuitas porque hay otros costes y comisiones asociados como los intereses TAE por aplazar las cuotas, y las comisiones por retirar en cajeros o hacer transferencias.

No existe una tarjeta de crédito 100% gratuita, pero las tarjetas sin comisiones son una forma de contratar estas tarjetas con un menor coste.

¿Cuáles son los beneficios de las tarjetas de crédito sin comisiones?

Con una tarjeta de crédito cuentas con distintos beneficios que puedes maximizar si haces un buen uso de ella y tienes buenas prácticas financieras. A continuación te nombramos los beneficios una tarjeta de crédito:

  • Acceder a una línea de crédito que va acorde a tus ingresos
  • Realizar compras a crédito en comercios online o físicos en un par de minutos
  • Usar tu tarjeta en el extranjero como método de pago
  • Pagar tus compras en comercios físicos con la tecnología contactless
  • Tener descuentos, promociones o Cashback en comercios asociados
  • Estar asegurado con asistencias médicas y seguros de viajes