Restaurantes

Flax & Kale llega a Madrid, el restaurante sano y flexiteriano

Tras su triunfo en varias localizaciones en Barcelona, el restaurante Flax & Kale aterriza en Madrid y lo hace con su propuesta sabrosa, saludable y flexiteriana.

Eat better. Be happier. Live longer. Con este sencillo leit motiv, nacen los restaurantes Flax & Kale. 2014 fue el año en que Teresa Carles y Jordi Barri Carles, madre e hijo, abren el primer restaurante flexiteriano en Barcelona.

La cocina saludable les viene de familia. Teresa ya tenía amplia experiencia en el terreno de la cocina healthy. Hace 40 años fundaba su empresa y cerrará este 2019 con 8 restaurantes a sus espaldas, todo siguiendo una motivación muy clara "servirse de la alimentación saludable como motor de cambio para mejorar la vida de las personas y lograr un mundo más sano, más feliz y más sostenible."

Por su parte Jordi Barri Carles, lleva la cocina saludable en la sangre. Así que en 2010, junto a su hermana Mar, su madre Teresa Carles y su padre, funda Feel Good Food Group, dando lugar a los primeros Flax & Kale, Teresa's Juicery o Teresa Carles Lleida, entre otros. En años posteriores, abren un Flax & Kale à Porter en H&M Barcelona y Flax & Kale Passage. Y tras el éxito cosechado, han decidido traerse este concepto a Madrid, abriendo casi en paralelo con un nuevo local en el centro comercial La Roca en Barcelona. Bienvenidos a Flax & Kale Street, el nuevo restaurante flexiteriano y saludable de Madrid.

¿Qué es la cocina flexiteriana?

Llegados a este punto, quizás os preguntéis. ¿Qué es la cocina flexiteriana? En un mundo en el que cada día nacen nuevas tendencias gastronómicas, nunca está de más un pequeño recordatorio o aclaración de qué es de lo que estamos hablando. La dieta flexiteriana es aquella que es flexible, es decir, se trata de una propuesta prácticamente vegetariana, que en contadas ocasiones permite consumir proteínas animales, como huevos y pescados.  

Flax & Kale, porque comer saludable no tiene por qué ser aburrido

Una vez aclarado el concepto, tenemos que poner el punto sobre otro ítem. Muchos todavía piensan que comer saludable es lo más aburrido del mundo: pechuga a la plancha, lechuga, tomate, pescados brasa sin ninguna gracia... Nada más lejos de la realidad, porque además de gurús de la alimentación healthy y chefs que apuestan por estas corrientes, existen numerosos restaurantes donde comer algo sano y sabroso.

Y precisamente de eso va el nuevo Flax & Kale, que abre en Paseo de la Castellana, 89, para enseñarnos que cuidarse, no tiene porqué estar reñido con renunciar al sabor. "Aquí practicamos el 80-20. Un 80% de platos son de origen vegetal y un 20% de proteína animal, en nuestro caso, solo de pescados azules", nos cuenta Mar Barri Carles. Pero va más allá: "Cuando arrancamos en Barcelona, estas eran las premisas, pero además no utilizamos fritos, ni azúcares refinados, cocinamos sin gluten, sin lactosa... todo lo hacemos nosotros, desde la pastelería, hasta los zumos o las kombuchas en nuestro obrador artesano", apunta. 

Así pues, el local se ha concebido con un formato como de calle, en el que coger para llevar o disfrutarlo en el mismo restaurante, con un ambiente desenfadado y en un ritmo más rápido. En la primera parte del local, nos recibe su córner de pastelería, donde tienen pastelería plant-based en recetas una white miso ginger cheesecake, una carrot cake o una reinterpretación en clave healthy de la mítica pantera rosa. Otro de los puntos claves de este primer espacio, son los zumos cold-pressed (5,95 euros), todos preparados por ellos mismos y con decenas de combinaciones, a cada cual más apetecible, como su forever young a base de zanahoria, naranja, cúrcuma, lima y lúcuma o passion grapefruit, preparado con mandarina, pomelo, fresa, maracuyá y jengibre. 

Una vez traspasada la zona de pastelería y zumos, nos topamos con su cocina, toda abierta y a la vista del comensal, rodeada de mesas para sentarse y compartir. Otro de los puntos que llama nuestra atención, es una estantería dedicada a la venta de productos propios. "Estamos inmersos en un plan de sostenibilidad muy ambicioso. Tenemos todo el packaging compostable. Puedes comprar tu propio vaso o botella, con el que luego hacemos descuentos en las bebidas", nos cuenta Mar. En este espacio también venden su propio aceite, vinagre y vinos. La sostenibilidad no solo se ve en los platos, sino también en los materiales y el interiorismo, porque la barra y algunas mesas están hechas con conglomerados de plástico reciclado. La otra zona del restaurante, termina con una terraza muy agradable, que se puede abrir en verano y da a la plaza de Azca. 

¿Qué se come en Flax & Kale? 

Siguiendo la filosofía que comentábamos del 80-20, el concepto va más allá del salad bar y cuenta con una carta extensa y muy apetecible, que no se queda en los platos fríos, sino que apuesta también por versiones calientes. A Madrid han venido muchos de los platos estrella de Barcelona como la Kale Salad (9,95 euros), el Poke Bowl (9,95 euros) de salmón y atún, el Raw Bowl (9,95 euros)... Todos los platos son completos y perfectos para completar una comida. En la carta se diferencia entre la cocina fría que veíamos, caliente y platos para compartir, inspirados en la cocina callejera de un viaje que realizaron a Oriente Medio, como su Rainbow colored Hummus (5,95 euros) de colores, con espirulina, remolacha, cúrcuma o unas geniales Kuala Lumpur's street aubergine (5,95 euros), unas berenjenas que se insertan en una palo, marinadas con miso y salsa yakiniku. 

Respecto a los platos calientes, destacan algunos como platos de pescado azul como el salmón salvaje de Alaska, que apenas tiene grasa y muy difícil de conseguir, que acompañan con quinoa (15,95 euros) o la hamburguesa de atún. Además, conviene probar algunos de sus platos que hacen simulando carne, como unos tacos al pastor de jackfruit (13,95 euros), una fruta asiática que en estado verde, la textura parece carne de cerdo deshilachada. Tiene un sabor muy neutro y trabajada en cocina, consigue simular unos tacos de carne sin contenerla, que acompañan de guacamole, sus famosos chips de kale, piña asada y salsa sour con chipotle.

Otra de las sorpresa, es su omg! plant-based burger (13,95 euros), un nuevo plato que han creado para Madrid, que es una hamburguesa a base de soja como sustitutivo de la carne, cheddar plant-based, boniato japonés asado y kétchup. Además, en los próximos meses, también van a implementar la posibilidad de crear tu propio plato. 

Entre los postres se puede disfrutar de la pastelería y sus helados sin lactosa, ni huevo y hechos por ellos mismos. 

¿Y las bebidas? 

Además de los anteriormente citados zumos cold press, han implementado el refill de Kombucha. La idea es coger un vaso, pagar por una 'caña' (2,95 euros) o la botella (4.95 euros) y puedes ir a sus grifos para ir probando las distintas variedades que tienen,  las veces que quieras, como la blue mojito con yuzu, spirulina y menta o la mother africa, con jengibre, hibiscus y naranja. 

También cuentan con cervezas de Estrella Damm y un par de vinos de la casa, un tinto y un blanco. 

Comer de forma saludable nunca había sido tan divertido.