Restaurantes

Ocean; alta cocina portuguesa con conexiones peninsulares

Ubicado en el hotel Vila Vita Parc, Ocean, el restaurante de dos estrellas Michelin regentado por el chef austríaco Hans Neuner, es un referente de la gastronomía lusa 

Es uno de los seis restaurantes con dos estrellas Michelin (2009 y 2011) que Portugal custodia este año, y su estética y su ubicación lo convierten, además, en uno de los restaurantes más espectaculares en los que disfrutar de una velada única. Abierto al océano y bajo el cielo del Algarve se presenta Ocean, dentro del hotel Vila Vita Parc, un inmenso resort que no hace justicia a su tamaño ya que la sensación de paz e intimidad te invade desde el primer momento y no te abandona nunca.

Gracias a su director, el también austriaco Kurt Gillig, el chef Hans Neuner llegó en 2007 al Algarve para quedarse y convertir este rincón de la costa atlántica en uno de los mayores referentes de la cocina portuguesa. Su propuesta, además de tener como punto de partida la despensa del país vecino y la pesca del día, juega con las conexiones peninsulares escogiendo también el mejor producto ibérico.

Nada más entrar, Ocean te da la bienvenida con una imagen en la que perder la vista hacia esa mágica línea infinita que separa el océano del cielo. Abierto gracias a una gigantesca cristalera y repleto de motivos marinos entre los tonos azules de sus paredes, nos sumergimos en un mundo marino de alta gastronomía con un equipo de sala y cocina compuesto por 30 profesionales, prácticamente el mismo número de comensales. Y a partir de aquí, la atención y la puesta en escena según va sucediendo el menú es una auténtica maravilla.

Un recorrido por Portugal

La trayectoria de Neuner durante estos doce años en el restaurante Ocean ha evolucionado desde una base francesa con referencias del mundo hacia la esencia de la cocina portuguesa, una cocina que el chef reinterpreta cada temporada escogiendo las recetas más tradicionales y haciéndolas suyas gracias a productos propios.

Bajo el lema "Keep it simple", Hans defiende una propuesta fresca y moderna en la que los pescados y mariscos del Atlántico son puros protagonistas, y con la que quiere defender el producto local a través de platos reconocibles pero sorprendentes. 

Con sus exquisitos y divertidos snacks comienzan los dos menús degustación disponibles esta nueva temporada en Ocean: Ocean Menu 2019 (155 euros) y Culinary Moments 2019 (195 euros), dos opciones que pueden complementarse con los maridajes correspondientes (105 y 135 euros, respectivamente).

La inspiración marina se presenta en cada una de las piezas que conforman la vajilla, realizadas expresamente para los menús por lo que, también en los pequeños entrantes, cada bocado parece una obra de arte. Entre ellos destacan el xerém con caracol de mar y cilantro, y las habas con chorizo y calamares, dos recetas portuguesas que el chef recupera dándoles una sabrosa e impactante nueva vida.

El resto del menú se sucede con el mejor producto de las costas portuguesas y el océano Atlántico. Ostra moinho dos Ilhéus, cangrejo real, emperador, anguila o pulpo feijoada. Cada uno de los productos que conforman las diferentes propuestas vienen de Herdade dos Grous, una propiedad de 22 hectáreas de Vila Vita Parc que hace la función de suministro propio de frutas, verduras, carnes y vinos de la tierra.

Dos son las claves de la cocina de Hans: un exhaustivo trabajo de investigación y experimentación cada temporada, con el que consigue una interesante evolución sin olvidarse de sus raíces y del objetivo de ser una propuesta simple y reconocible; y el contacto directo de todo su equipo con los productores locales, a través del cual, además de seleccionar el mejor producto, se empapan de las experiencias y los recuerdos, de la tradición y las historias, aspectos que, sin duda, consiguen enriquecer aún más cada plato.

Una bodega de ensueño

A la altura de los menús degustación está la bodega de Ocean, situada entre la cocina y la sala a modo de hilo conductor, no solo en la mesa, sino también en el propio local.

Cuenta con más de 560 referencias nacionales e internacionales que parten de Herdade dos Grous y que nos permiten viajar por todo el mundo en una cuidada y equilibrada propuesta de maridaje a cago del sumiller Nelson Marreiros y servida en cristalería Zalto.

Y para rematar, en la mesa reservada en cocina desde donde se puede vivir la experiencia Ocean en vivo y en directo, el chef nos recibió para degustar el postre: plátano, anacardo y chocolate negro. Un final dulce aderezado con la presencia de Neuner, tímido, humilde y reservado, pero una capacidad admirable de evolución y dedicación a su gran pasión, la alta cocina.

Qué bien hizo Kurt Gillig al ir a buscar y traer hasta su hotel a su compatriota. Una elección acertada con la que el director ha conseguido posicionar su resort como uno de los enclaves imprescindibles de la gastronomía de su país. Ocean es una puerta abierta al Atlántico y al cielo; una magnífica conexión entre la tradición y la vanguardia; una experiencia única para vivir en un entorno idílico frente al océano. No se puede pedir más.