Cocinillas

Cocinillas

Restaurantes

Kitchen 154 sirve auténtica comida asiática y es mi nuevo restaurante favorito

Kitchen 154 sirve auténtica comida del sudeste asiático, platos indios y algo de comida coreana. Es mi nuevo restaurante favorito.

Kitchen 154 se ha convertido en mi nuevo restaurante favorito. Comida del sudeste asiático, buenos precios y un ambiente único se unen en una combinación perfecta.

Descubrir restaurantes que me gustan es un placer. Y más si son como Kitchen 154. Es fácil resumiros por qué me ha gustado tanto. Kitchen 154 es una tasca con auténtica y buenísima comida del sudeste asiático servida en un ambiente informal divertido y agradable a muy buen precio.

De verdad que no pido más, y aunque encuentre restaurantes que me gustan llevo una época de desilusión gastronómica en la que no encuentro restaurantes que me encanten. Y necesitaba algo como Kitchen 154 para devolverme la ilusión.

Lo pasional triunfa

La clave del éxito es tan sencilla como hacer lo que te gusta y hacerlo bien. No hace falta más, y es el ingrediente principal para conseguir que todo encaje y funcione. De nada sirve montar un restaurante como negocio con la idea de sacar beneficio, eso no busca que el comensal disfrute. Donde está el secreto es en que uno mismo haga lo que le gusta y lo transmita a los que comemos allí. Eso es justo Kitchen 154.

Quizás yo sea muy poco objetivo en este tipo de cocina, pero la gastronomía del sudeste asiático siempre ha sido mi favorita. Yo voy advirtiendo por si acaso. La cuestión es que Kitchen 154 es el primer restaurante de Madrid en el que he probado comida que al instante me transportase a mis viajes por Tailandia. El primer bocado fue un viaje inmediato a los puestos de comida callejera de Bangkok, y eso no pasa mucho. Bueno, eso no pasa nunca. Pasa en Kitchen 154.

Cocinillas

Cocinillas

Pero cómo no va a pasar si Alex, uno de los cocineros y socios fundadores, ha viajado por todo el sudeste asiático, estudiado toda su gastronomía y vivido en Sri Lanka. Un arqueólogo que viaja a buscar salida profesional y acaba enamorado de la gastronomía asiática, escribiendo guías de viaje orientadas al que quiere descubrir la cocina de estos países y recetarios con la comida más auténtica. A esto le añadimos el conocimiento en técnicas más avanzadas de cocina de Txitxo y obtenemos una pequeña fusión, pero pequeña, porque aquí se sirve comida auténtica del sudeste asiático, mejorando las recetas con técnicas más avanzadas de cocina. Los otros dos socios, Cristian y José Miguel, acaban de completar el cuarteto mágico que compone Kitchen 154.

Street food que no es callejero

En Kitchen 154 se come picante y con sabores fuertes. Nada de enmascarar para adaptar. Si de algo ha pecado el aterrizaje de la comida asiática en España es de intentar adaptar los platos para adaptarlos a nuestros paladares. Especial maltrato ha sufrido la comida china por ser la primera y más extendida, pero la comida tailandesa no se aleja tampoco mucho, y en general cualquier gastronomía del sudeste asiático.

Cocinillas

Cocinillas

Lo que hacen en Kitchen 154 es volver a empezar de cero y apostar por platos auténticos sin esconder sabores, sin intentar adaptar a esos paladares españoles poco acostumbrados al picante. Es cierto que muchos platos se pueden pedir sin picante o menos picantes de lo normal, pero por defecto y si no decimos nada la comida aquí pica y tiene mucho sabor. No es picar por picar, es potenciar el sabor con el picante. Es comida del sudeste asiático, vamos.

El restaurante, que más bien es una tasca, es una barra dentro del mercado de Vallehermoso, enfrente de una pescadería. Todos los ingredientes con los que se cocinan se compran en el mercado y en otras tiendas de barrio de Madrid. Al fondo hay cuatro o cinco mesas, pero la mayor parte de la gente come en barra, y es donde está la acción, donde yo recomiendo comer.

El ambiente es ruidoso y la música está alta, no esperes una cena romántica en la que pedir matrimonio. Aquí se grita y se pasa bien, es un sitio informal donde venimos a soltarnos. La sensación que tuve desde el primer momento en el que me senté es que allí todos (cocineros, equipo y comensales) eran amigos de toda la vida. Y es que el rollo invita a ello.

Cocinillas

Cocinillas

Por todo esto me recuerda tanto a los puestos de street food asiáticos. Es cierto que no es comida en la calle, pero sí es de estilo callejero. Y la puerta del  mercado está a medio metro de la última banqueta, así que puede contar…

En Kitchen 154 se reserva por WhatsApp, aunque pronto estarán disponibles las reserva sonline. Tenéis que enviar un mensaje por WhatsApp al 682633837 indicando día, hora y número de personas y ellos os confirman si hay o no hueco.

La comida de Kitchen 154

Pues muy buena, eso ya os lo voy adelantando. La carta es corta, pero hace un estupendo recorrido a la cocina del sudeste asiático: Tailandia, Vietnam, Malasia, Camboya… incluso se dan un paseo hasta Corea.

Cocinillas

Cocinillas

Para empezar lo suyo es pedir unos dumplings porque los hacen a mano y con mucho cariño, así que solo por no hacerles el feo con todo el curro que lleva es un detalle. Pero es que están riquísimos, tienen un sabor muy especial, potente y picante. Los dumplings son uno de esos platos que podemos pedir sin picante y con el aceite de cayena a parte, para que cada uno pueda elegir si quiere o no que pique. Pero yo recomiendo tomarlo con picante, porque desata todo su sabor. Otro de los platos para empezar clásicos son las alitas camperas que sirven con una salsa de chiles dulce, perfectas si te quieres meter por completo en la piel del street food y pringarte bien las manos.

Cocinillas

Cocinillas

Después llega el curry. Oh, el curry. Madre mía ese curry rojo thai de gambones de Kitchen 154. Os juro que fue meterme la primera cucharada y visualizarme sentado en una de esas pequeñas sillas azules en un puesto callejero de Chang Mai en Tailandia (al que haya estado por ahí sabe a lo que me refiero). El sabor es una pasada, bastante picante y con muchísimos matices. Se nota la lima kaffir, el lemon grass, el nam pla… todo. Tenéis que probarlo, yo no puedo seguir describiéndolo porque son las 9 de la mañana cuando escribo estas líneas y ya me está apeteciendo.

Aunque el curry rojo lo puedes pedir en versión vegana tienen otra opción que nos saca un poco del sudeste de Asia y nos lleva hasta India. El chana masala es un curry de estilo punjabi hecho con garbanzos que está de vicio. Lo acompañan por un chutney de piña brutal y otro de berenjenas que es cuando ya la cabeza te empieza a dar vueltas. Junta todo y descubrirás una nueva dimensión de sabores en tu boca. Esto suena muy hortera, pero vete a probarlo y luego hablamos.

Cocinillas

Cocinillas

Y si te has quedado con hambre hay que probar las costillas con barbacoa coreana. Y si no te queda hambre pruébalas también, porque te van a entrar. Las cocinan 10 horas al vacío, le pegan un golpe de sartén y las sirven con una salsa juche coreana, acompañadas con kimchi, pepino y cebolla. Se deshacen de lo tiernas que están y son un auténtico vicio. Una auténtica maravilla.

Para acabar también hay algún postre que cambia sobre la marcha, así que tendrás que preguntar. A mi me tocó el brownie sin harina con densidad de agujero negro hecho con 50% mantequilla 50% chocolate, una bomba riquísima. Que por supuesto, pica. Y no es broma.

Los lunes y martes aprovechan para cerrar y crear nuevos platos, así que de vez en cuando te puedes encontrar con cosas que no tienen en carta, pregunta porque nunca se sabe. Aunque por aclarar el horario, los martes abren para la cena y sirven solo sopas chinas y dim sum.

De bebida las opciones son pocas, agua, vino, vermut o cerveza Mahou. Si quieres algo fuera de esto tendrás que acudir a uno de los puestos vecinos a por mejor bebida. Justo al lado hay uno de cervezas artesanales, así que puede ser una buena idea.

Cocinillas

Cocinillas

Para que os hagáis a la idea de los precios de Kitchen 154 los dumplings cuestan 5.50€, el curry de gambones 13€, el chana masala 7€ y las costillas coreanas 11€.

Qué, dónde, cuándo y cuánto

Os dejo algunos datos de Kitchen 154 resumidos para que sea más fácil:

  • Kitchen 154 es un restaurante de auténtica comida del sudeste asiático. También encontramos platos indios y coreanos. La comida pica y los sabores son potentes.
  • Kitchen 154 está en el Mercado de Vallehermoso, en Calle Vallehermoso, 36
  • Kitchen 154 abre de miércoles a sábado de 14h a 16h y de 20:30 a 23h. Domingos de 14h a 16h. Martes de 20:30 a 23h y solo se sirven sopas chinas y dim sum. Los lunes cierra.
  • Las reservas se hacen a través de WhatsApp en el 682633837 aunque pronto estará disponible la reserva online. Es necesario reservar porque siempre está lleno.
  • El precio medio en Kitchen 154 es de 15-20€ por persona, aunque por 10€ puedes irte comido.

Kitchen 154 es comida auténtica del sudeste asiático a buen precio y en un ambiente divertido. Si no lo conoces todavía tienes que probarlo.