Sopas y cremas

Ramen vegano de champiñones y fideos de arroz, una sopa reconfortante

Muy rápido y sencillo pero lleno de sabor, este ramen vegano de champiñones es perfecto para disfrutar en los días más fríos del otoño. 

9 octubre, 2020 18:11

En España, hasta hace muy pocos años, la comida japonesa se reducía al sushi. Por fortuna, el ramen ha venido para quedarse.

Cuando hablamos de ramen nos enfrentamos a una complicadísima receta japonesa que esconde una verdadera liturgia detrás. En el país nipón, los caldos casi se acunan y se veneran igual que cada uno de los ingredientes que luego aparecen en esos enormes tazones de sopa cerca de unos fideos alcalinos para los que en su elaboración se cuenta con verdaderos maestros artesanos del noodle.

Lejos de toda esa complejidad que no quiero en ningún momento obviar, esta opción de ramen vegano fácil y rápido - y cremoso y aromático - la llamamos así por la gracia de una sopa con noodles que sería una similitud rápida. 

Los ingredientes para su preparación son fáciles y cercanos, lo más complicado de encontrar podrían ser las setas shiitake secas (que dan mucho sabor) pero que podríamos sustituir por algún preparado de setas congeladas para elaborar el caldo previo con el que mojar nuestra sopa y así no tener que incorporarlas. Sí, lo he dicho: una bolsa de mix de setas congeladas es una fantástica opción para preparar un cado con nada más que un poco de sal y pimienta negra. Esto dará más cuerpo aún a nuestro ramen rápido. 

Empleamos en la preparación también algo que normalmente no se usa mucho en el recetario tradicional español: el aceite de coco. Ahora lo podemos encontrar en muchos supermercados que normalmente visitamos y nos dará un regusto final aromático y dulzón maravilloso, y también lo podréis emplear para salteados de verdura, para marcar pescados a la plancha o para hacer aves, ¡tiene una infinidad de posibilidades! 

Propiedades nutricionales de los champiñones

Según la Fundación Española de la Nutrición "el champiñón aporta un bajo contenido energético. Después del agua, su principal componente son los hidratos de carbono.

Dentro de las vitaminas, destaca su contenido en niacina (de hecho es uno de los alimentos con mayor contenido en esta vitamina) y riboflavina. La niacina y la riboflavina contribuyen al metabolismo energético normal. Una ración de champiñones cubre el 27% de las ingestas recomendadas de estas dos vitaminas para el grupo de hombres de 20 a 39 años con una actividad física moderada.

En el caso de los minerales, es fuente de potasio, fósforo y selenio. Una ración de champiñones aporta el 20% de las ingestas recomendadas de fósforo para la población de estudio."

Cómo hacer ramen vegano

Ingredientes

  • Aceite de coco, 1 cucharada
  • Champiñones portobello, 250 g
  • Setas shiitake secas, 10 g
  • Espinacas frescas, 60 g
  • Puerro, 1 u
  • Fideos de arroz, 200 g
  • Caldo de verduras o de setas, 1 litro
  • Salsa de soja, 2 cucharadas
  • Leche de coco densa, 100 ml
  • Sal, c/s
  • Pimienta negra, c/s
  • Salsa de chiles picantes, al gusto

Paso 1

Trocear los champiñones portobello, previamente bien limpios para asegurarnos de que no tengan nada de tierra, en sextos aproximadamente. Saltear a fuego medio en la olla con el aceite de coco derretido y un poco de sal. 

Paso 2

Cuando los champiñones empiecen a coger un color muy ligero añadir las espinacas y rehogar bien y, entonces, incorporar el caldo de setas o de verduras con las setas shiitake secas y dejar cocinar 15 minutos para que reduzca ligeramente y concentre los sabores, a fuego suave. 

Paso 3

Mientras tanto, picar el puerro en rodajas muy finitas, o también se podría en juliana muy pequeña. 

Paso 4

Añadir la leche de coco y la salsa de soja, poner a punto de sal y de pimienta negra y remover muy bien. 

Paso 5

Incorporar los fideos de arroz, remover bien hasta que los fideos se ablanden y servir el ramen vegano de setas terminándolo por encima con el puerro picado y también con un poco de salsa de chile picante. Podríamos incorporar un poco de aceite de sésamo también al final.