Sopas y cremas

Receta de gazpacho andaluz para los que nunca han hecho gazpacho

Con una ola de calor a la vuelta de la esquina una receta de gazpacho como esta no puede faltar en tu recetario, incluso aunque nunca hayas cocinado.

30 junio, 2020 17:45

Si hablamos de gazpacho lo hacemos de una de las recetas más famosas de la cocina española, especialmente popular en Andalucía, donde pocas casas debe haber en las que no se prepare. Así pues, como suele ser habitual en este tipo de recetas, es difícil saber cuál es la receta más original y auténtica, pues cada cocinero la elabora según sus gustos. Y no son pocos los debates que se suelen generar cuando se habla de cómo hacer gazpacho andaluz.

Ingredientes

  • Tomates tipo pera, 1 kg
  • Vinagre de vino, 3 cucharadas
  • Sal
  • Ajo, 1 diente (sin el germen)
  • Pimiento verde, 50 g
  • Pepino, 150 g
  • Aceite de oliva virgen extra, 3 o 4 cucharadas

Paso 1

Lavamos bien las verduras y pelamos aquellas que sea necesario, es decir, los tomates, el diente de ajo, al que también retiraremos el germen y, el pepino, al que aparte de la piel le retiraremos también las semillas para que no resulte indigesto.

Paso 2

Para triturar el gazpacho, a mí lo que más me es una batidora de vaso, pues con ella se puede hacer bastante cantidad y tiene la ventaja de que se evitan las salpicaduras. Por supuesto, cualquier robot de cocina tipo Monsieur Cuisine Plus o Connect, Mambo Cecotec, Thermomix también es perfecto. Por supuesto, si lo que tienes en casa es una batidora de brazo, pues también te puedes hacer un delicioso gazpacho aunque necesites un poco más de tiempo para triturarlo.

En el vaso ponemos los tomates pelados y cortados en dos o tres trozos. Añadimos el vinagre de Jerez, la sal, el diente de ajo sin el germen, el pimiento verde y el pepino. Si es posible lo dejamos macerar unas horas en la nevera antes de triturarlo,  pues se asientan mejor los sabores, pero no es imprescindible. Trituramos hasta tener una crema de textura homogénea.

Paso 3

Para terminar, integramos el aceite de oliva virgen extra que lo iremos añadiendo poco a poco en forma de hilo mientras seguimos batiendo. En el caso de usar una batidora de brazo, como tendremos una mano ocupada en sujetar la batidora y la otra lo más probable es que nos haga falta para sujetar el vaso, lo que haremos será incorporar el aceite en tandas y batir hasta que se mezcle todo bien entre tanda y tanda.

Notas

Si queremos una textura más líquida, en este momento podemos añadir unas cuantas cucharadas de agua muy fría -si vives en una zona de aguas muy duras, utiliza agua mineral para que el agua del grifo no arruine el sabor del gazpacho-, si no, es el momento de probar y, si es necesario, rectificar el punto de sal y el de vinagre.

En cambio, si preferimos una textura más densa, se puede añadir un poco de miga de pan. Lo que no tiene mucho sentido es añadir pan, para luego aligerar con agua, pues estamos añadiendo unas calorías inútiles.

Cebolla y pepino, ¿sí o no?

Son los ingredientes más controvertidos del gazpacho. El primero, la cebolla, no suele estar presente en las recetas más antiguas, pero en muchas casas se le añade y lo cierto es que le da un toque muy especial.

El debate sobre el pepino es más moderno y últimamente es bastante popular desde que el chef Dani García hizo unas declaraciones afirmando que el sabor del pepino es muy agresivo y que se carga al gazpacho, que no tardaron en obtener respuestas afirmando lo contrario, entre ellas las del reconocido chef asturiano José Andrés.