Foto: Cris López

Sopas y cremas

Gazpacho de cerezas, la alternativa más golosa a la receta tradicional

Cuando tomates y cerezas están en su mejor momento, es hora de sacarles partido preparando recetas como este ultrarrefrescante gazpacho de cerezas.

Si eres de los que sufren en silencio cuando ves a otros gozar refrescándose con una buena ración de gazpacho, pero tú no puedes con él porque no soportas el pepino, apunta bien, porque con esta receta de gazpacho de cerezas se van a solucionar de golpe todos tus problemas.

Ingredientes del gazpacho de cerezas

  • Tomates maduros, 1 kg
  • Cerezas, 300 g
  • Cebolla, 25 g
  • Pimiento verde, 25 g
  • Ajo, 1/2 diente sin el germen
  • Aceite de oliva virgen extra, 100 ml
  • Vinagre de manzana, 2 cucharadas
  • Sal

Como en la receta de cualquier otro gazpacho, la preparación de este gazpacho de cerezas es sencillísima.

01: Deshuesamos las cerezas

Foto: Cris López

Lavamos y retiramos el hueso de las cerezas.

Una vez deshuesadas, ponemos las cerezas en el vaso de la batidora.

02: Lavamos y troceamos el resto de hortalizas

Foto: Cris López

Lavamos bien los tomates, la cebolla y el pimiento y los troceamos groseramente. No hace falta que lo cortemos en trocitos pequeños, es sólo para que la batidora haga mejor su trabajo. Añadimos al vaso de la batidora, junto con medio diente de ajo. Añadimos sal.

03: Batir la mezcla de ingredientes

Foto: Cris López

Batimos a máxima potencia durante unos minutos. En realidad el tiempo depende de la potencia de la batidora, pues lo que buscamos es que la mezcla tenga una textura fina y homogénea.

Cuando todo está bien triturado, vamos añadiendo el aceite y el vinagre poco a poco, en forma de hilo fino mientras seguimos batiendo. De este modo la mezcla se emulsiona y no se separan las partes sólidas de las líquidas. Cuando todo está bien batido y emulsionado, si estuviese muy espeso, añadiremos agua hasta dejarlo de la consistencia y espesor deseado. Probamos y rectificamos de sal si es necesario.

Pasamos la mezcla por un colador para que quede un gazpacho suave y homogéneo.

04: Servir

Foto: Cris López

Reservamos en la nevera hasta la hora de consumirlo. Este plato está delicioso como aperitivo, bien frío, servido en vaso en una copa con unos daditos de cereza, unas hojas de albahaca y un hilo de aceite de oliva virgen extra.

También podemos presentarlo en plato, como entrante de cuchara, acompañado de unos daditos de manzana, melón o queso fresco, por ejemplo.

Otras opciones

Como os decía, si no os gusta el regusto que deja el pepino, no tenéis que renunciar al gazpacho en verano. Pues casi cualquier fruta puede sustituirlo dándole un toque irresistible.

De la misma manera que hemos preparado este delicioso gazpacho de cerezas, podemos hacer un gazpacho de picotas, o de fresas, o de melocotón o incluso de papaya.

Y como sabemos que os encanta experimentar tanto como a nosotros, por aquí ya estamos ansiosos por ver qué le echáis a vuestros gazpachos, así que la próxima vez que lo hagáis en casa, hacedle una fotito y subidla a Instagram o a Facebook y etiquetadnos para que podamos verla.