Saludables

Sopa de miso y tofu, receta paso a paso

Receta fácil con explicación detallada y fotografías de todos los pasos a seguir para preparar una ligerísima sopa de miso y tofu.

Estos días atrás, con los fríos otoñales, estuve bastante resfriadilla y entre que cuando te encuentras mal no te apetece mucho cocinar y lo único que te pide el cuerpo son cosas reconfortantes, yo siempre acabo recurriendo a recetas como esta sopa de miso y tofu, rápida, ligera y muy reconfortante.

Ingredientes

  • Berenjena, 1 china o 1 trozo de berenjena normal
  • Zanahoria, 1
  • Puerro, 1 (solo la parte blanca)
  • Apio, 1 ramita
  • Nabo, 1 trozo
  • Chirivía, 1 trozo
  • Champiñones, 4
  • Tofu, 150 g
  • Mugi miso, 2 cucharadas
  • Fideos tipo vermicelli, 20 g (opcionales)
  • Aceite de sésamo, 1 cucharada
  • Agua, 500 ml

Del miso ya os hablé largo y tendido hace tiempo, e incluso os di la receta de una sopa exprés, la de hoy, es más completa pero igual de fácil de preparar, ya lo veréis.

Preparación de la Sopa de miso y tofu

Empezamos lavando, pelando y troceando las verduras en dados pequeños, rodajitas o bastones, pero procurando que el grosor sea similar.

En una olla o un cazo ponemos a calentar el aceite y rehogamos las verduras durante unos 5 minutos a fuego medio, añadimos el tofu cortado en dados, mezclamos y agregamos el agua. Llevamos a ebullición y cocinamos hasta que las verduras estén tiernas a nuestro gusto. Yo lo dejo escasos 10 minutos porque me gustan al dente.

En un bol aparte ponemos el miso, añadimos 2 o 3 cucharadas del caldo de las verduras y lo disolvemos bien. Apagamos el fuego, añadimos el miso disuelto a la olla, mezclamos bien y echamos los fideos vermicelli, dejamos reposar 3 minutos para que se hidraten y servimos.

Como el miso aporta sal, yo no le pongo sal ni a las verduras ni al caldo, pero si os gusta la comida salada es posible que tengáis que añadir un poco más.

Resultado

Con esta receta tan sencilla tenemos un primer plato ligero y reconfortante para estos días de invierno que nos sienta de maravilla sobre todo esos días en los que nos encontramos un poco bajos de fuerzas.