Preparación: 10 min   Cocción: 25 min  Dificultad: 1/5  Raciones: 2   Coste: ∼ 1 €

Ingredientes

  • Zanahorias, 500 g (*)
  • Jengibre, 1 trozo de 1 cm
  • Ajo en polvo, ½ cucharadita
  • Comino molido, ½ cucharadita
  • Aceite de sésamo o de oliva virgen extra, 1 cucharada
  • Salsa Teriyaki o de soja, 2 cucharadas
  • Caldo de verduras, 350 – 500 ml (*)
  • Sal, al gusto
  • (*) He aprovechado también la pulpa de unas zanahorias que usé para hacer zumo.
  • (**) Nos hará falta más o menos en función de la textura que le queramos dar.

Noticias relacionadas

Estrenamos semana con una receta sencilla que lo mismo sirve como primer plato para estos primeros días del otoño como para servirlo como guarnición de la misma forma que serviríamos un puré de patatas y es que este puré de zanahoria y jengibre, aparte de rápido y fácil, también resulta muy versátil ya que es un auténtico comodín.

No tardáis nada en prepararlo y, podéis tardar aún menos, si cocéis las zanahorias en una olla a presión.

Preparación del Puré de zanahoria y jengibre

pure-zanahoria-jengibre-01

Y esto es tan sencillo como pelar las zanahorias y cortarlas en rodajas finas -para que se hagan antes- y ponerlas a cocer en un cazo con unos 350 – 400 ml del caldo de verduras (reservamos un poco por si nos hace falta para dar una textura más líquida al triturar) y el resto de ingredientes –aceite de sésamo, jengibre, comino, ajo en polvo, salsa teriyaki o de soja y una pizca de sal que rectificaremos al finalizar la cocción-.

Primero lo ponemos todo a fuego medio-alto hasta que hierva y luego bajamos el fuego al mínimo durante unos 20 -25 minutos hasta que las zanahorias estén tiernas, vigilando de vez en cuando para asegurarnos de que no se quedan sin líquido.

pure-zanahoria-jengibre-02

Cuando las zanahorias estén tiernas, apartamos del fuego, trituramos con la batidora, si es necesario añadimos un poco más de caldo del que tenemos reservado si queremos una textura más fluída, probamos y rectificamos de sal si hiciese falta.

Servimos como entrante o como acompañamiento de otros platos. Combina muy bien con la pechuga de pollo o de pavo a la plancha.

Resultado

Este puré de zanahoria y jengibre, gracias a las especias que lleva es genial para los que no sean grandes amantes del sabor dulzón de la zanahoria cocinada, pues el puntito ligeramente picante del jengibre y el sabor intenso del comino hacen que el sabor resulte muy equilibrado.

También podéis hacer variaciones y añadir otras verduras o incluso cambiar parte de la zanahoria por patata.