Donuts caseros sin azúcar

Donuts caseros sin azúcar

Saludables

Donuts caseros sin azúcar, receta paso a paso

Receta con explicación detallada paso a paso con fotografías para preparar unos donuts caseros sin azúcar bañados en chocolate negro.

Noticias relacionadas

Preparación: 30 min  Reposo: 2 h  Dificultad: 3/5  Unidades: 18-20  Coste: < 5 €

Ingredientes

  • Harina de trigo, 475 g + 75 g (*)
  • Leche templada o buttermilk, 160 ml (**)
  • Agua templada, 75 ml
  • Levadura fresca de panadería, 25 g
  • Sirope de ágave, 30 g
  • Sal fina, 5 g
  • Mantequilla, 50 g (**)
  • Huevo, 1
  • Aceite para freír
  • Chocolate negro sin azúcar, 250 g
  • Azúcar glacè, 60 g
  • Leche sin lactosa, 2 cucharadas
  • Para la masa de los donuts caseros sin azúcar:
  • Para el baño de chocolate sin azúcar:
  • Para el glaseado de azúcar sin lactosa:
  • (*) Los 475 g son para la masa y los 75 g se reservan para enharinar la encimera a la hora de bolear, estirar la masa y cortar los donuts.
  • (**) La mantequilla debe estar a temperatura ambiente. Para que fuese sin lactosa he seguido las instrucciones para hacerla en casa que os dimos hace tiempo y he aprovechado el buttermilk que se obtiene.

Nos pasamos la vida echando pestes de la bollería industrial, pero seguro que a más de uno de vosotros os pasa como a nosotros, que de vez en cuando no le haríamos ascos a alguno de estos dulces. El problema es que para algunos, este tipo de alimentos no es que sean malos sino que están totalmente prohibidos. Como sabéis, en casa tengo diabéticos e intolerantes a la lactosa y, además, muy golosos. Pero como a grandes males, grandes remedios, hacemos donuts caseros sin azúcar, sin lactosa, con azúcar y como haga falta para que todos puedan darse el capricho.

No os voy a engañar, esta no es ni la receta más fácil del mundo ni la más rápida, pero de todas las que he ido probando y ajustando para hacerlas sin azúcar, esta es de lejos con la que se consiguen mejores donuts caseros sin azúcar.

Preparación de los Donuts caseros sin azúcar

Aunque la masa se puede hacer a mano, cuando se trata de masas de consistencia muy fluída como la de los donuts caseros sin azúcar, prefiero utilizar la amasadora :-).

  1. En el bol de la amasadora ponemos los 475 g de harina. Echamos la sal y desmenuzamos la levadura frotándola con un poco de harina (recordad que la sal no debe tocar a la levadura).
  2. Hacemos un hueco en el centro y echamos la leche (o buttermilk) y el agua templadas, el sirope de ágave, la mantequilla a temperatura ambiente y el huevo. Mezclamos durante 2 minutos a velocidad lenta y amasamos durante 10 minutos a velocidad rápida hasta que la masa esté lisa y elástica tal como veis en las fotos de la galería.
  3. Enharinamos la encimera con un poco de la harina reservada y volcamos la masa. Terminamos de amasar a mano durante un par de minutos hasta formar una bola que dejaremos reposar durante hora y media en un bol tapada con un trapo limpio.
  4. Cuando la masa haya doblado su volumen, la pasamos de nuevo a la encimera enharinada y la aplastamos con las manos hasta tener una lámina de 1,5 cm de espesor.
  5. Vamos cortando donuts, boleando los recortes de masa para estirarlos de nuevo y seguir cortando donuts y vamos dejando cada uno sobre un cuadrado de papel de horno que nos ayudará a la hora de freírlos sin que pierdan la forma.
  6. Los dejamos reposar media hora.
  7. Podemos freírlos en sartén o en freidora. Yo esta vez he usado la freidora porque me resulta más fácil controlar la temperatura. Con un minuto por cada lado a 175 ºC quedan perfectos y, como veis en las fotos, se echan en el aceite con el papel para que no pierdan la forma.
  8. Según se fríen se van dejando sobre una rejilla para que escurran.
  9. Ya solo queda bañarlos en el chocolate fundido (podéis ver aquí cómo fundirlo en el microondas) los que no llevan nada de azúcar, o en la glasa, que haremos mezclando el azúcar glacè con la leche.

Resultado

Estos donuts caseros sin azúcar que serán aptos para diabéticos si los bañamos con chocolate sin azúcar y que también se pueden hacer sin lactosa, aunque son laboriosos, pueden ser un detalle bonito como regalo para alguien que no pueda tomar alguno de estos ingredientes y, por supuesto, para disfrutar todos de una versión casera de este clásico de la bollería industrial.

Ah, y no me preguntéis cuanto tiempo se conservan porque nunca he sido capaz de conseguir que llegue ninguno al día siguiente. En casa, duran apenas unas pocas horas.

¿Prefieres los donuts caseros sin azúcar pero con chocolate, o eres más de glaseado de azúcar?