Ingredientes para el Pan de queso

  • 200 ml de leche
  • 75 ml de aceite de girasol
  • 300 g de almidón dulce de mandioca y algo más para el amasado final (se puede sustituir por harina de maíz precocida)
  • 175 g de queso rallado
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de sal o algo menos si se usa un queso muy fuerte de sal
Dentro de unos días, los chicos de nuestra selección nacional de fútbol viajan a Brasil a defender su título de campeones del Mundo. Algunos tendréis la suerte de poder acompañarles para verles en vivo, pero muchos tendremos que conformarnos con verles jugar desde casa… Así que hoy os traemos un par de recetitas para ver el fútbol con sabor a Brasil, además son muy sencillitas y se comen como si fueran pipas, vamos, que son perfectas para tomar mientras vemos el partido. Eso sí, auténticas bombas calóricas.

PanQueso_00 (1024x683)

Os proponemos una receta salada que es el Pan de queso (Pao de queijo),   y otra dulce, los Brigadeiros, que son uno de los dulces más típicos del país carioca. Para estos últimos os proponemos dos versiones, la clásica de chocolate y la de coco, que también se conocen como Besitos de coco (Beijinhos de coco).

Noticias relacionadas

Recordad que en Cocinillas también tenéis otras Recetas para ver el fútbol.

Preparación de los Brigadeiros

  1. En un cazo ponemos a calentar la leche condensada y la mantequilla a fuego medio-bajo (4/12).
  2. Cuando la mantequilla se haya fundido añadimos el cacao o el coco y removemos constantemente con una cuchara de palo o de silicona hasta que se forme una especie de caramelo blando que se empiece a despegar de las paredes del cazo. Estará a punto cuando al pasar la espátula por el fondo del cazo deje un surco que no se cierre de inmediato
  3. Lo pasamos a una fuente y lo dejamos enfriar.
  4. Una vez fría la mezcla, hacemos pequeñas bolitas y las rebozamos en fideos de chocolate (los brigadeiros de chocolate) o en coco (los brigadeiros de coco).
  5. Se sirven en cápsulas pequeñas de papel. Es típico decorar los de coco con un clavo de olor para aromatizar, aunque a la hora de comerlo debe retirarse.

Preparación del Pan de queso

  1. Pesamos el almidón de mandioca en un bol amplio y reservamos.
  2. En un cazo ponemos a calentar la leche, el aceite y la sal hasta que rompa a hervir.
  3. Apartamos del fuego y echamos la mezcla líquida hirviendo sobre el almidón y mezclamos bien con una cuchara de madera o con una espátula de silicona.
  4. Añadimos el primer huevo y mezclamos hasta que se integre. Después añadimos el segundo huevo y lo integramos en la masa.
  5. Añadimos el queso, mezclamos bien y empezamos a amasar con las manos hasta que tengamos una masa lisa y suave. Para que no se nos pegue demasiado a las manos y podamos trabajar cómodamente echaremos un poco del almidón sobre la superficie donde amasamos y nos frotaremos las manos con otro poco de almidón.
  6. Formamos bolitas y las colocamos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear.
  7. Las horneamos durante unos 20 minutos en horno precalentado a 180ºC hasta que veamos que empiezan a estar doraditas.

Resultado

Como habéis podido comprobar, los brigadeiros no pueden ser más fáciles de hacer. De hecho, recuerdo que mi madre cuando éramos pequeñas nos hacía un dulce parecido a los  de coco al que ella le añadía también zanahoria rallada y nos los pasábamos en grande ayudándola a hacer y rebozar bolitas.

El pan de queso es algo menos sencillo, pero tampoco es difícil… si yo puedo, vosotros también! Este ha sido mi primer intento y sin mucho esfuerzo han salido como los de la foto que viene en el paquete del almidón. De hecho, quizá lo más complicado sea precisamente encontrar el almidón de mandioca . Yo esta vez he tenido suerte y lo he encontrado de casualidad en una tiendecita de mi barrio cuyos dueños son brasileños y venden algunas harinas de uso común en Latinoamérica. Fue una suerte porque la chica fue muy amable y me explicó que el pan de queso se hace con el almidón dulce de mandioca y no con el almidón ácido, que parece ser que también existe. También me dijo que en caso de no disponer de este ingrediente se podía utilizar la harina de maíz precocida que se utiliza para las arepas.

El almidón de mandioca no tiene gluten, por lo que el pan de queso es apto para celíacos.

También os cuento que a veces, en la zona de productos internacionales de algunos hipermercados, he visto preparados específicos para hacer el pan de queso y es muy probable que con motivo del mundial de fútbol hagan algunas promociones de este tipo de productos.

El caso es que merece la pena probarlos, porque son unos bollitos deliciosos. Se comen calientes o templados y se suelen untar con mantequilla, aunque yo creo que están mejor solos. Fríos están algo más duros al no estar el queso fundido, pero los que me sobraron y se quedaron fríos los abrí, los tosté un poco y los usé para hacer unas mini hamburguesitas que duraron un santiamén en la bandeja.

Tiempo: 10 minutos los brigadeiros y 10+ 20 de horneado el pan de queso

Dificultad: 2/5

Digestión: 2/5

Precio: <3 €  en ambos casos