salsa_vodka_8

salsa_vodka_8

Salsas

Salsa de Vodka para pasta

Noticias relacionadas

El pasado diciembre fui unos días a la ciudad del arte por excelencia, Roma. No solo por el Coliseo romano, la Fontana di Trevi y sus otras obra de artes es conocida la ciudad. En la capital italiana puedes hacer un turismo culinario que se caracteriza por sus productos frescos y de buena calidad. Hago un inciso para recomendaros que si tenéis la oportunidad, recorráis Roma en moto, IN-OL-VI-DA-BLE.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 Dientes de ajo
  • ½ Cebolla
  • ½ Kilo de tomates pelados en lata
  • 3 Tomates
  • 200ml de Nata líquida
  • 75 ml de Vodka
  • 1 Cuchara de harina de trigo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

En una de las callecitas próximas a la Fontana di Trevi cené un plato llamado ‘Penne a la Vodka’. Un rico plato de pasta macarrones (penne) con una salsa de tomate con Vodka. Buscando por la red logré encontrar la receta que hoy comparto con vosotros.

salsa_vodka_8

salsa_vodka_8

Preparación

Vamos a comenzar por pochar la cebolla y cocinar el ajo. Cortamos en cuadraditos pequeños la cebolla, ya que se trata de que no se note mucho. Por otro lado el ajo lo cortamos por la mitad, ya que luego lo retiraremos. Nos hacemos con una sartén grande a la que añadimos aceite y la ponemos a fuego medio bajo para que la cebolla se poche pero no se queme.

Mientras la cebolla se cocina preparamos los tomates. Los tomates naturales los cortamos en cuadraditos, os recomiendo que sea de un tamaño más bien pequeño. Los tomates de lata ya pelados, los colamos y aplastamos. Cuidadín al aplastarlos que el jugo saldrá disparado. El jugo que viene con los tomates podéis tomarlo como un zumo de tomate o bien como un auténtico Bloody Mary con el Vodka que hemos comprado y que nos enseñó Marta.

Cuando la cebolla esté pochada, añadimos los dos tipos de tomate, y salpimentamos. Subimos el fuego a media fuerza y dejamos que se poche unos diez doce minutos. Cuando el contenido de la sartén empiece a espesar añadimos el Vodka y la nata. Lo dejaremos al fuego unos diez minutos removiendo bien para que coja un color rosáceo y homogéneo.

Esta salsa debe quedar un poquito espesa, para ello mezclaremos en un vaso medible 100ml de agua con una cucharada de harina de trigo y lo añadimos a la sartén. Seguimos removiendo para se mezcle bien y se espese la salsa.

Hasta aquí ya nos puede valer la salsa, pero yo prefiero pasarla por el pasapuré. De cualquier modo retiramos los ajos, recordar que son cuatro trozos no vaya a ser que nos llevemos uno a la boca.

Resultado

La salsa de Vodka es una salsa muy poco conocida, nos llevará un poquito de tiempo hacerla pero cuando digamos a los comensales que lleva Vodka, no darán crédito.
Combina mejor con pasta corta, pero esta vez al hacerla no tenía macarrones y probé con spaghetti. Me pasó, que se me fue la mano con el Vodka y estaba un pelín fuerte, así que tened cuidado con la cantidad que echáis.

Tiempo: 25 minutos
Dificultad: 3/5
Digestión: 3/5
Precio: 16€