Postres

Natillas de turrón y Oreo, postre de aprovechamiento para Nochevieja

Inspiradas en un triffle, postre típico inglés, estas natillas de turrón son perfectas para aprovechar los restos de turrón o de cualquier natilla, una delicia bañada en nata.

31 diciembre, 2020 17:17

¿Os acordáis de aquella panna cotta de turrón para aprovechar los pedazos que se quedan ad eternum en las mesas españolas? Pues bien, si no te convenció esa o las otras recetas hechas con este dulce tan típico (y cotizado, ya que, por cierto, recientemente me he enterado de que el turrón de España es uno de los dulces más cotizados en Francia durante todo el año, donde no hay una sola gasolinera que no disponga de ello), la preparación de hoy seguro que te va a encantar (a no ser que no te guste el turrón y entonces sí que apaga y vámonos).

Y es que se trata de un triffle de Oreo con natillas de turrón. Vamos por partes; ¿qué es un triffle? Se trata de un postre centenario (la primera receta es de 1596) elaborado a partir de una nata montada (o crema pastelera si se prefiere) y un bizcocho, muy popular en Reino Unido. Se distribuye por capas, intercalando con los

ingredientes que más gusten: fruta, bizcocho, gelatina, galletas… Lo que sea. Imagínense si una de las capas son natillas y que, además, estas sean de turrón. El éxito está garantizado. Preparaciones parecidas podrían ser el banoffee fácil en vasito o, incluso, el tiramisú. Se podría decir que se trata de un tiramisú a la americana. Muy goloso, cremoso y perfecto para niños. Son postres en los que, si se tienen varillas eléctricas (o un brazo poderoso), se pueden tener listos en menos de 20 minutos.

Si probamos a hacer el flan de turrón, podría tratarse casi de una receta de aprovechamiento, pues basta con añadir maicena a la mezcla de leche, huevo y azúcar para obtener natillas. El mejor ejemplo de que para quedar bien en la mesa no siempre es necesario ser un cocinero reputado con ingredientes y preparaciones imposibles de conseguir.

El triffle, pese a ser una receta navideña, vale para todo el año, pues es fácilmente adaptable a cada temporada para utilizar, por ejemplo, las frutas que nos vayan sobrando igual que también podemos usar para él los bizcochos olvidados, otro tipo de galletas, panettone o sobaos.

Cómo hacer unas natillas de turrón y Oreo estilo triffle

Ingredientes

Para las natillas de turrón

  • Leche entera, 500 ml
  • Azúcar, 100 g
  • Turrón de Jijona, 150 g
  • Huevos, 3 ud
  • Ralladura de limón, una pizca
  • Rama de canela, 1/2 ud
  • Fécula maíz, 2 cucharadas
  • Galletas tipo Oreo, 12 ud
  • Chocolate negro, 80 g
  • Nata para montar muy fría, 200 ml
  • Azúcar glass, 1 cucharada

Paso 1

Si no tenemos las natillas ya hechas, lo primero será preparar las natillas de turrón. Para ello habrá que calentar la leche con el turrón desmigado, el limón y la canela por un lado, reservando por otro lado un poco de leche fría para diluir en ella la fécula de maíz. Cuando la leche haya comenzado a hervir retirar del fuego, quitar la canela y el limón y triturar muy bien para que no queden grumos del turrón. 

Paso 2

En un bol mezclar las yemas de los huevos con el azúcar y añadir la leche de turrón caliente sin dejar de remover con la ayuda de unas varillas. Volcar de nuevo al cazo. Añadir también la fécula de maíz diluida. 

Paso 3

Calentar a fuego suave-medio sin dejar de remover, para que no se haga tortilla pero sí que se cuaje y coja consistencia. Una vez que ya tenga textura de natillas volcar en un recipiente, filmar a contacto y dejar enfriar completamente. 

Paso 4

Montar la nata, que tiene que estar bien fría, con el azúcar glas y la ayuda de unas varillas. Cuidado con no batir demasiado porque si nos pasamos se hará mantequilla. Tendremos que batir hasta que esté muy firme. 

Paso 5

Picar el chocolate con la ayuda de un cuchillo o una máquina trituradora. Podemos utilizar también gotas de chocolate. 

Paso 6

Ensamblar el postre de turrón y Oreo a gusto de cada uno. Poner una base de natillas de turrón, encima las galletas, luego el chocolate, la nata... y así en consecución todos los ingredientes del postre en los vasitos en los que vayamos a servirlo. Dejar en la nevera con film hasta el momento de servir.