fotogal iStockPhoto

Postres

Arroz con leche de avena, postre vegano y sin azúcar

El de hoy es un postre vegano y sencillo, un arroz con leche de avena o, dicho más correctamente un arroz con leche elaborado con bebida vegetal de avena.

Llevo un tiempo intentando reducir el consumo de azúcar y de lácteos, y eso supone que tengo que eliminar casi cualquier comida preparada comprada en el supermercado. El arroz con leche es una de mis debilidades, y dejar de comerlo fue un gran esfuerzo. Pero gracias a esta receta, que utiliza sirope de ágave en lugar de azúcar (y además muchísima menos cantidad de lo normal) y bebida de avena en lugar de leche, he conseguido un arroz con leche de avena riquísimo, que además es vegano.

Ingredientes

  • Bebida vegetal de avena, 1 litro
  • Arroz, 100 g
  • Sirope de ágave, 40 g
  • Canela, 1 rama
  • Piel de medio limón
  • Aroma de vainilla, 1 cucharada
  • Sal, 1/8 cucharadita

01: Lavar el arroz

Lavamos muy bien el arroz para eliminar el almidón, esto hará que quede más cremoso.

02: Calentar la bebida de avena con los aromáticos

Calentamos la bebida de avena con la canela, la piel del limón, el aroma de vainilla, la sal y el sirope de ágave.

03: Cocer el arroz

Una vez que la bebida de avena rompa a hervir añadimos el arroz y bajamos el fuego a la mitad de potencia. Lo tendremos así 25 minutos en los que habrá que vigilar y remover a menudo para que no se pegue. Es recomendable que quede bebida de avena líquida al final porque si no al enfiar se apelmaza demasiado.

04: Enfriar y servir

Una vez terminada la cocción dejamos templar unos minutos mientras aprovechamos a quitar la canela y la piel de limón. Después pasamos al frigorífico y enfriamos durante varias horas. 

Notas

Lavar el arroz lleva un rato y puede resultar un poco aburrido, pero merece mucho la pena. La mejor forma es poner el arroz en un recipiente grande, añadir agua, remover bien hasta que el agua se vuelva turbia y quitar el agua con ayuda de un colador para que no se escape el arroz. Este proceso hay que repetirlo unas 10-15 veces hasta que el agua salga clara.

Veréis que muchas recetas de arroz con leche añaden aproximadamente la misma cantidad de azúcar que de arroz, lo cual es excesivo y para nada necesario. Yo sustituyo el azúcar por sirope de ágave y reduzco la cantidad de los 150 gramos a los que estamos acostumbrados a unos 30 gramos, incluso aguanta con menos. Probad y veréis qué rico.