Preparación: 15 min    Dificultad:  2/5    Unidades: 18-20    Coste: 1 €

Ingredientes

  • Harina de trigo, 150 g
  • Leche entera, 250 ml
  • Huevo, 1
  • Levadura química tipo Royal, 8 g (*)
  • Limón, ½ (**)
  • Azúcar, 2 cucharadas soperas colmadas
  • Canela en polvo, 1 cucharadita
  • Aceite para freír
  • Hojas de limonero, opcional
  • (*) Es más o menos medio sobre.
  • (**) La ralladura de la piel sin la parte blanca, pero se puede sustituir por media cucharadita de esencia de limón.

Noticias relacionadas

Los paparajotes murcianos no son ni un trabalenguas ni una palabrota, sino que son un dulce típico de esta región del Sur de España. Para que os hagáis una idea se trata de una masa parecida a la de las tortitas con la que se rebozan hojas de limonero y luego se fríe, aunque también se pueden hacer sin la hoja y quedan también muy ricos. En este último caso se parecen aún más a las tortitas, solo que por fuera son crujientes.

Y por si lo vais a preguntar, ya os adelanto que las hojas no se comen, simplemente sirven como soporte y para dar un aroma y sabor a limón más intensos a estos paparajotes murcianos que, por cierto, mi madre que era de Almería los hacía con frecuencia, pero en su Berja, su pueblo, se los conoce como “papajotes”.

Preparación de los Paparajotes murcianos, receta tradicional

  1. Si tenemos hojas de limonero, las lavamos bien y las secamos muy bien con papel absorbente.
  2. En un bol seco mezclamos la harina con la levadura química y hacemos un hueco en el centro.
  3. Echamos el huevo, la leche y la ralladura de limón.
  4. Batimos bien con unas varillas hasta tener una mezcla homogénea.
  5. Ponemos a calentar el aceite a fuego alto (10/12) y empezamos a freír nuestros paparajotes murcianos. Aunque tengamos hojas de limonero, conviene empezar probando con una cucharada de masa sola que nos servirá para comprobar si la temperatura del aceite es adecuada. Lo será si al echar la masa se empiezan a formar burbujas alrededor de la “tortita”.
  6. Cuando el aceite esté caliente, rebozamos las hojas en la masa y las freímos por ambos lados hasta que estén doradas. Si no tenemos hojas, simplemente freímos la masa a cucharadas.
  7. Las vamos retirando a un colador para que escurran el aceite y luego a un papel absorbente.
  8. Mezclamos el azúcar con la canela y rebozamos los paparajotes en la mezcla.
  9. En casa nos gustan templaditos.

Resultado

Tanto con hoja como sin ella, estos tradicionales paparajotes murcianos son perfectos como dulce rápido para una merienda improvisada, pues la masa no necesita reposos y no hace falta ningún tipo de artilugio eléctrico para elaborarla, pues los ingredientes de la masa se pueden mezclar incluso con un tenedor.

¿Os animáis con los paparajotes murcianos? ¿O seguís prefiriendo las tortitas?