cruasan-en-bote-12

cruasan-en-bote-12

Postres

Cruasán en bote, el invento del futuro

Noticias relacionadas

Hoy os voy a enseñar una receta bastante peculiar, porque seguramente no tengáis acceso a ella, pero es una historia que me ha parecido tan curiosa que la tenía que contar. Además Cocinillas no sólo se trata de enseñaros a cocinar, también de pasarlo bien y contar curiosidades relacionadas con la cocina.

Hace poco estuve de viaje por Suecia y Estocolmo, y estando en Linköping visitando a un amigo fuimos a hacer la compra al supermercado. Una de las cosas que me gusta hacer cuando estoy fuera de España es dar vueltas por supermercados y ver los productos que venden allí y lo que compra la gente. Son manías que tengo. El caso es que dí con un producto bastante curioso en una cámara frigorífica: Curasanes en bote. Si, así como lo leéis. Y me hizo tanta gracia que tuve que comprarlos para traerlos a casa, hacerlos y enseñaros el invento. No se parece demasiado, pero me recordaron a las minipizzas de regreso al futuro, meter 6 cruasanes en un bote pequeño para que te los hagas en casa en 5 minutos.

El invento en realidad es sencillo y no tiene ningún secreto, pero es más la curiosidad y lo que me llamó la atención lo que quiero destacar. La historia es la siguiente: Tenemos 6 cruasanes metidos en un bote pequeño, más pequeño que una lata de refresco.

cruasan-en-bote-01

cruasan-en-bote-01

Todo empieza de forma rara, ya que la lata no se abre, sino que se pela.

cruasan-en-bote-04

cruasan-en-bote-04

Luego cortamos la masa preparada en triangulos por las líneas, viene todo preparado y se puede hacer usando las manos, no hace falta ningún instrumento, ni cuchillos, nada. Es súper fácil.

cruasan-en-bote-06

cruasan-en-bote-06

Enrollamos los triángulos de modo que tengan la forma de cruasanes y lo metemos entre 12 y 15 minutos al horno a 200ºC, sin hacer nada más, ni añadir nada a la masa, viene todo preparado.

cruasan-en-bote-09

cruasan-en-bote-09

Una vez en el horno se hinchan y obtienen volumen, saliendo unos cruasanes así de apetitosos que por cierto están riquísimos. Comerlos recién hechos, calentitos, fue todo un gusto. De hecho me fastidia que no pueda comprar esa misma masa aquí en España, así que habrá que investigar hasta dar con la receta exacta, que por supuesto os compartiré aquí.