tarta principal

tarta principal

Postres

Tarta corazón de fondant para San Valentín

Noticias relacionadas

San Valentín, ese día dedicado al amor: a vivirlo, a sentirlo, a demostrarlo… Hoy os voy a enseñar una receta de San Valentín que os va a ayudar a esto último. Demostrar a vuestros seres queridos todo lo que les queréis, y es que seguro que con esta tarta con forma de corazón de foundant lo conseguís.

Ingredientes

  • 400g de malvavisco, preferiblemente de color neutro (nubes de azúcar)
  • 800g de azúcar glass
  • Un poco de mantequilla
  • Dos cucharadas de esencia de vainilla
  • Colorante alimenticio (varios colores)
  • Una base de bizcocho para tartas
  • Nocilla (en mi caso, podéis utilizar cualquier relleno)
  • Fondant
  • Maizena
  • Para el fondant
  • Para la tarta

Haremos una tarta de fondant, algo que de primeras, parece muy difícil, pero que una vez te pones, es muy sencillo. Ya que nos encontramos en el Día de San Valentín la haremos con forma de corazón. No va a haber nadie que se os resista a esta maravilla 😛

tarta principal

tarta principal

Preparación del fondant

Éste deberá reposar al menos 24h en el frigorífico después de su preparación, así que os recomiendo que lo hagáis unos días antes. (Puede estar hasta 3 meses reposando, así que no os preocupéis por si se os va a echar a perder, ya que es muy improbable).

Para el fondant untaremos un bol (de cristal, si puede ser… Yo no tenía a mano ninguno) con mantequilla, e iremos añadiendo las nubes a trocitos. Le añadimos las dos cucharadas de esencia de vainilla y lo metemos al microondas durante un minuto y medio.

Una vez lo saquemos lo removemos para terminar de deshacerlo y le vamos añadiendo el azúcar glass. Cuando se nos haga difícil trabajar con la masa, la vertemos en la mesa donde estemos trabajando, y nos untamos las manos con mantequilla (poneos bastante, que si no os acordaréis de mi cuando se os pegue toda la mezcla). Seguimos amasando e incorporando el resto del azúcar glass, hasta que tengamos una bola consistente.

La envolvemos en film transparente, asegurándonos de que no haya aire dentro, y lo introducimos al frigorífico donde, como he dicho antes, deberá estar al menos 24 horas.

Preparación de la tarta

En primer lugar le haremos la forma a la base de bizcocho. Podéis utilizar un molde en forma de corazón, o hacerlo a ojo, como he hecho yo.

Entre capa y capa del bizcocho, untamos la nocilla, y una vez tenemos todas las capas, cubrimos la tarta con el mismo relleno (es importante hacer ésto, ya que servirá de “agarre” para el fondant).

Cortamos más o menos la mitad de la bola de fondant, y lo introducimos en el microondas durante 20 segundos. Ponemos maizena en la mesa donde trabajaremos el fondant (os recomiendo, si apreciáis vuestra cocina, que trabajéis encima de un cartón) y lo vamos ablandando.

Una vez que sea más flexible, le ponemos el colorante alimenticio que queramos, yo puse el rojo, para hacer un color rosa (en este caso, si apreciáis vuestras manos, yo me pondría unos guantes. Yo he usado unos de nitrilo del trabajo jiji). Amasamos hasta que toda la bola coja el color rosa (se tarda un ratito, no desesperéis).

Cuando tengamos el color deseado estiramos la masa hasta tener una capa fina lo suficientemente grande y cubrimos con ella el bizcocho.

Vamos acoplando el fondant con ayuda de las manos, y cortamos el sobrante con un cuchillo.

Ahora es el momento divertido, el de decorar 😛  Para ello, podéis utilizar el resto del fondant: tanto el que os ha sobrado de cubrir el bizcocho, como el que no habéis usado todavía (recordad que éste tenéis que calentarlo 20 segundos antes). Yo utilicé el sobrante rosa y le puse azul, para hacer las flores y las letras, y de color neutro para los puntitos.

Para que el fondant de la decoración se “pegue” tenéis que poner un poco del relleno en él.

Resultado

Una tarta de corazón para San Valentín de película, de esas que siempre quisiste hacer, pero te negabas a creer que eso pudiera salir de ti. Con ella sorprenderás a tu pareja, tu familia o tus amigos en uno de esos días especiales en los que necesitas hacerles ver todo el amor que sientes por ellos. Y con ello no me refiero a su cumpleaños, o al día de San Valentín, si no cuando nos sale de dentro tener un detalle; es en esos días cuando más se agradecen estas cosas, os lo aseguro 😛

Aquí tenéis un vídeo de esta maravillosa tarta que hemos hecho para vosotros:

Tiempo: 30 minutos (fondant), 2:30 horas (tarta y decoración)

Dificultad: 6/10

Digestión: 7/10

Precio: 7,50€