Pescado y marisco

Receta de langostinos salteados con salsa romesco y pak choi

La salsa romesco es la compañera ideal de esta receta de langostinos salteados con pak choi y col china, dos verduras de corte asiático que queda espectacular

21 julio, 2020 13:11

Si hablamos de salsa romesco nuestra cabeza viajará directamente a Cataluña, concretamente a Tarragona, donde esta salsa es el dip oficial de cualquier calçotada que se precie pero también es fabulosa para acompañar carnes o, evolucionando, para convertirse e la base de guisos marineros como la romescada.

Ingredientes

  • Pak choi (o espinacas), 300 g
  • Col china (o repollo), 1/4 u
  • Langostinos crudos, 24 u
  • Cilantro fresco, unas hojas
  • Cebolla frita crujiente, 2 cucharadas
  • Chalota, 2 u
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Sal y pimienta negra, c/s
  • Salsa de soja, 1 cucharada
  • Salsa romesco, 120 g

Para la salsa romesco

  • Tomate pera, 1 kg
  • Dientes de ajo, 4 u
  • Pan duro tostado, 40 g
  • Almendras y avellanas, 120 g
  • Carne de pimiento choricero, 1 cucharada
  • Aceite de oliva virgen extra, 70 ml
  • Sal, c/s
  • Vinagre de Módena, 30 ml

La idea de esta receta de langostinos nace precisamente de las romescadas. pero consiguiendo convertir los ingredientes de la nevera en una combinación suculenta, triunfadora y muy fácil de realizar, sobre todo si tenemos la salsa ya lista con antelación. Y si no quisiéramos trabajar una salsa romesco canónica asando los tomates, una opción fabulosa es utilizar tomate seco en aceite de oliva y los ajos simplemente cocerlos en agua o incluso al microondas para que pierdan su fuerza y potencia extrema y que la salsa no esté todo el día repitiendo en nuestra boca. 

Paso 1

Lo primero que haremos será realizar la salsa romesco y para ello pondremos los tomates en una bandeja de horno junto a los dientes de ajo pelados, con una cucharada de aceite y sal y los hornearemos a 200ºC durante unos 30 minutos, hasta que se empiecen a tostar.

Paso 2

Cuando la verdura ya esté tostada la trituraremos junto con el pan y las almendras, avellanas y carne de pimiento choricero e iremos añadiendo el aceite de oliva poco a poco, emulsionando todo. Por último incorporaremos el vinagre y pondremos a punto de sal. Reservamos. 

Paso 3

Pelar los langostinos eliminando la cabeza y toda la cáscara y saltear en una sartén a fuego muy fuerte con un poco de aceite de oliva para que se doren por fuera. Retirar y reservar. 

Paso 4

En esa misma sartén saltear el pak choi y la col china ligeramente troceados, a fuego fuerte también con un poco de aceite y sal, a fuego medio, hasta que se enternezcan. Añadir entonces la salsa de soja y dejar que reduzca ligeramente. 

Paso 5

Emplatar las verduras con los langostinos pasados por la salsa romesco caliente encima, terminar también con la cebolla frita crujiente y, si se quiere, un poco de lima rallada por encima y unas hojas de cilantro. Opcionalmente también podríamos añadir unas semillas de agracejo para rematar. 

Notas

El pak choi y la col china son perfectamente sustituibles por espinacas y repollo aunque nos darán un toque asiático especial, dos verduras que en Oriente se emplean muchísimo y que con un leve salteado será más que suficiente para conseguir una receta con langostinos fabulosa.