0 Bacalao al pil pil

0 Bacalao al pil pil

Pescado y marisco

Bacalao al pil pil, receta paso a paso

Noticias relacionadas

Este es mi primer post como colaboradora de Cocinillas.es, y como no podía ser de otra manera, me presentaré con esta deliciosa receta típica de mi tierra.

Ingredientes

  • Lomos de bacalao desalado (250 gr. aprox. por comensal)
  • 4 dientes de ajo
  • Guindilla roja picante o cayena, al gusto
  • Aceite de oliva

El pil pil es el nombre de la salsa que se produce al emulsionarse los jugos del bacalao y el aceite cuando se cocina el bacalao. Y es realmente deliciosa. Su elaboración es sencilla y su resultado espectacular.

Tradicionalmente la salsa se liga con movimientos circulares constantes de la cazuela, pero como podréis comprobar en esta receta, con la ayuda de un colador también conseguiremos un espeso pil pil , y con mucho menor esfuerzo 😉

Preparación de bacalao al pil pil

  1. Si no compras el bacalao desalado, estos son los pasos para desalarlo: primero pasa los trozos por el chorro del grifo y colócalos en un recipiente con abundante agua fresca dentro del frigorífico (para que no sufra alteraciones de temperatura). Renueva el agua cada 8 horas, en el caso de que esté finamente cortado con tres veces será suficiente (24 horas). Si son tajadas muy gruesas hará falta hacerlo 6 veces (48 horas). Envuelve el bacalao en un paño para que quede bien seco.
  2. Pon en una cazuela baja y amplia abundante aceite.
  3. Pela y lamina los ajos. Dóralos en este aceite, suavemente, junto con la guindilla o cayena cortada en aros. Cuando estén dorados sácalos a un plato y resérvalos.
  4. En el mismo aceite, pon a cocinar el bacalao, a temperatura suave (queremos confitar, no freír). Primero con la piel hacia arriba y tras unos tres o cuatro minutos dale la vuelta.
  5. Retira el bacalao a una fuente. Inclina la fuente para que vaya soltando toda la gelatina.
  6. Pasa casi todo el aceite a un bol y déjalo templar. En el fondo de la cazuela quedará la gelatina que ha soltado el bacalao.
  7. Empieza a ligar el aceite y la gelatina de la cazuela haciendo movimientos circulares con un colador. Vierte un poco de aceite del bol y sigue ligando. Añade la gelatina (la que va soltando el bacalao en la fuente) a la cazuela y sigue imprimiendo movimientos circulares con el colador. Cuando empiece a emulsionar, vierte el resto del aceite poco a poco sin dejar de remover, hasta que quede un pil pil espeso.
  8. Incorpora en la cazuela los lomos de bacalao con la piel hacia abajo, remueve un poquito y calienta a fuego muy suave, sin que hierva.

Resultado

Servimos el bacalao bien caliente, sobre su piel, y cubierto con la salsa. Lo decoramos con los ajos y los aros de guindilla o cayena. Y nos hacemos con un buen trozo de pan porque la salsa de esta receta es deliciosa. ¡Listo y a chuparse los dedos!

Es importante sacar de la sartén los ajos cuando ya estén doraditos, porque si los dejamos en el aceite mientras se cocina el bacalao se quemarán y darán un desagradable gusto amargo a la salsa.

Si el pil pil quedara demasiado espeso, se puede aligerar con agua, así podremos ponerlo de nuevo a hervir sin que se corte la salsa.

Si te sobra salsa pil pil, lo que es bastante difícil, no te preocupes, puedes aprovecharla y crear otro sabroso plato: añade la salsa a un arroz cocido y tendrás un rico arroz blanco al pil pil.

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: 3/5

Digestión: 2/5

Precio: 6 euros