No lo puedo remediar, siempre que veo un ingrediente me lo imagino convertido en un posible pintxo, tapa o aperitivo. Ya vais conociendo algunas de mis costumbres, y entre ellas está la de organizar cenitas, comidas o picoteos varios, aunque al final siempre salen muchos menos de los que me gustarían. También otra cosa que puede que influir es que no paremos de leer noticias relacionadas con este tipo de eventos sociales, como las que os adelantábamos esta semana con la III Edición del Concurso Tapearte de Extremadura, o la Feria de la Tapa y Ruta de la Tapa Triball de Madrid.

Ingredientes (para 5 personas)

  •   300 g de langostinos cocidos (4 por cabeza aprox)
  •   Pasta brick u obleas para empanadillas
  • 1 huevo batido
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de Oliva
  • Salsas variadas, en mi caso: salsa de soja, chilli picante y curry-mango.

Noticias relacionadas

Lo que hoy os propongo es un aperitivo muy sencillo y versátil, que gustará a la gran mayoría y cuya clave radica en las salsas que lo acompañen: Crujiente de Langostinos o un remake de las clásicas “gambas con gabardina”.

Crujiente_Langostinos8

Preparación

Pelamos todos los langostinos dejando la parte final de la cola para poder cogerlos posteriormente y reservamos. A continuación, separamos la masa que hayamos decidido utilizar (cuanto más finita se ésta, mejor para el resultado final) y batimos el huevo con ayuda de un tenedor.

Pelamos y cortamos los dientes de ajo en dos,y restregamos una de las mitades por la oblea en este caso y a continuación extendemos un poquito de huevo. Dividimos la oblea en dos trozos y enrollamos cada uno de los langostinos (foto #4). Por último, los pasamos por huevo para que queden bien sellados y dejamos que escurran bastante antes de meterlos en la sartén.

Freimos los langostinos a fuego fuerte en aceite de oliva abundante y dejamos que suelten el aceite de más dejándolos sobre papel de cocina.

La clave de este aperitivo son las salsas, yo he elegido 3 muy distintas entre sí y de ingredientes exóticos: curry, mango, soja y chilli. Siempre podréis recurrir a la mayonesa o salsa rosa como buenos clásicos a la hora de acompañar al marisco.

Resultado

Un snack diferente, llamativo y apto para que guste a todos los invitados dada su numerosas posibilidades de acompañamiento. Podéis hacerlo con la masa que más os guste, pero como os decía antes, bajo mi punto de vista, cuanto más fina, mejor. En esta ocasión yo he recurrido a las típicas obleas para empanadillas porque era la que tenía en casa, pero os recomiendo la pasta brick o la pasta para won-ton.

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 2/5

Precio: 4