Olena Beisiuk iStockPhoto

Pasta y arroz

Risotto de mejillones, receta fácil y barata para la cuesta de enero

Una receta de arroz barata y con intenso sabor a mar apta para toda la familia, así es este delicioso risotto de mejillones, un salvavidas para llegar a final de mes.

Si los veranos son de paellas, los inviernos deberían ser de risottos, tan cremosos, sabrosos y reconfortantes. El de hoy, un risotto de mejillones es una receta sencilla y llena de sabor para lo que necesitas ingredientes muy fáciles de conseguir.

Ingredientes

Para el caldo de mejillones

  • Mejillones, 1 kg
  • Cebolleta, 1
  • Ajo, 1 diente
  • Perejil fresco picado, 3 cucharadas
  • Mantequilla, 1 cucharada
  • Vino blanco, 100 ml

Para el risotto de mejillones

  • Arroz arborio o carnaroli, 300 g
  • Fumet de pescado, cantidad necesaria
  • Todo el caldo de los mejillones
  • Mantequilla, 2 cucharadas
  • Cebolleta, 1
  • Vino blanco, 75 ml
  • Aceite de oliva, 2 cucharadas
  • Perejil fresco picado, 2 cucharadas

Cómo preparar el caldo de mejillones.

El resultado será mucho más sabroso si compramos mejillones enteros y los usamos para hacer un caldo con ellos, pero si vamos con prisa podríamos ahorrarnos este paso comprando unos buenos mejillones al natural en conserva.

Paso 1

En una cazuela honda ponemos a calentar una cucharada de mantequilla en la que sofreiremos la cebolleta picada, el diente de ajo aplastado de un golpe y sin pelar y el perejil picado.

Paso 2

Cuando la cebolleta empiece a transparentar, añadimos los mejillones limpios de conchas y cualquier resto de cuerda, subimos el fuego y añadimos el vino blanco. Dejamos cocinar durante unos segundos hasta que se reduzca el alcohol y se abran los mejillones.

Paso 3

Una vez abiertos los mejillones, los retiramos, desechamos la concha y reservamos por un lado la carne de los mejillones y por otro todo el líquido que haya quedado en la cazuela que lo mantendremos caliente.

Cómo preparar el risotto de mejillones

Paso 1

Doramos la cebolleta picada con la mitad de la mantequilla y el aceite de oliva. Cuando tome color agregamos el arroz y rehogamos hasta que tenga un aspecto nacarado.

Paso 2

Añadimos el vino y subimos el fuego hasta que se evapore el alcohol.

Paso 3

Cubrimos con el caldo de caliente de los mejillones y removemos constantemente hasta que se evapore, continuamos regando con fumet caliente y seguimos removiendo hasta que se evapore. Repetimos el proceso durante unos 20 minutos hasta que el arroz esté en su punto.

Paso 4

Integramos la mantequilla restante, comprobamos el punto de sal, espolvoreamos con perejil picado y añadimos los mejillones que teníamos reservados. Servimos caliente.