Fotos: Cristina López

Pasta y arroz

Ñoquis de patata en salsa de nueces, receta fácil que te transporta a Italia

Los ñoquis de patata son unas de las pastas italianas que están infinitamente más ricas si las haces en casa que si las compras hechas en el supermercado.

Hacer ñoquis de patata caseros es mucho más fácil de lo que imaginas y el resultado es mucho mejor que si los compras hechos en el supermercado. Es más, es posible que solo hayas probado ñoquis del supermercado y no te hayan hecho mucha gracia. Si es así, date la oportunidad de descubrir la delicia que son los ñoquis de patata caseros.

Ingredientes

Para los ñoquis de patata

  • Patatas de una variedad con poca agua, 500 g
  • Harina de trigo floja, 150 g
  • Huevo, 1 yema
  • Sal

Para la salsa de nueces

  • Nata, 100 ml
  • Queso azul, 100 g
  • Mantequilla, 1 cucharada
  • Espinacas frescas, 100 g
  • Nueces peladas, 60 g
  • Sal, al gusto
  • Nuez moscada, al gusto
  • Pimienta molida, al gusto

Además, aunque pienses que hacer pasta en casa es algo complicado, da la casualidad de que los ñoquis son mucho más fáciles de hacer que cualquier otro tipo de pasta. Lo único a tener en cuenta de cara al éxito de la receta es utilizar una buena patata como la Kennebec gallega y, en cualquier caso, evitar las patatas nuevas porque tienen más agua y obligarían a elaborar los ñoquis con mucha más harina.

01: Cocer las patatas

Lavamos las patatas para retirar cualquier resto de tierra y las cocemos con la piel en agua abundante durante unos 20-25 minutos hasta que estén tiernas. Es importante que las patatas tengan tamaños similares para que todas se cuezan por igual y sabremos que están en su punto cuando al pincharlas con un palillo podamos llegar al corazón de la patata sin que esta oponga resistencia.

Cuando estén cocidas, las sacamos del agua y las dejamos atemperar unos 10 minutos para poder pelarlas sin quemarnos.

02: Hacer los ñoquis

Ponemos las patatas en un bol y, sin esperar a que se enfríen, las chafamos con ayuda de un tenedor, mezclamos con la yema de huevo y vamos añadiendo la harina poco a poco e integrándola en la mezcla.

Amasamos con las manos hasta que tengamos una masa homogénea y flexible que no se nos pegue a las manos. Una vez lista la masa la tapamos bien con papel film y la dejamos reposar 10 minutos.

Para dar forma a los ñoquis de patata, cogemos porciones de la masa y las hacemos rodar sobre la encimera ligeramente enharinada hasta tener un cilindro de un centímetro de diámetro. Cortamos trozos de unos dos centímetros de largo y les damos forma bien presionando con el dedo para hacer un pequeño hueco o bien haciéndolos girar sobre los dientes de un tenedor para que se marquen las típicas estrías.

03: Preparar la salsa

En una cazuela -debe ser lo suficientemente amplia como para que también quepan los ñoquis- ponemos a calentar la mantequilla a fuego medio, cuando esté fundida, añadimos las nueces y las salteamos durante un minuto para que se tuesten ligeramente. Añadimos las espinacas, las salteamos durante un par de minutos subiendo el fuego para que se evapore el agua que puedan soltar. 

Bajamos el fuego, añadimos la nata, el queso azul troceado y una pizca de nuez moscada. Cocinamos a fuego bajo y removiendo hasta que se funda el queso y nos quede una salsa ligada. Probamos y rectificamos de sal si es necesario. Reservamos.

04: Cocer los ñoquis

En una olla ponemos a hervir abundante agua con sal, cuando rompa a hervir vamos echando los ñoquis por tandas de 10-12 unidades para que el agua no pierda demasiada temperatura. Los ñoquis se hundirán cuando los echemos en la olla y estarán listos cuando veamos que suben y flotan en la superficie. En ese momento se retiran con ayuda de una espumadera.

05: Servir

Echamos los ñoquis de patata en la cazuela con la salsa caliente, mezclamos bien y damos el toque final con unas vueltas de pimienta recién molida.

Notas

Los ñoquis de patata caseros son un plato económico, fácil de preparar, que puede servirse con prácticamente cualquier salsa y que siempre triunfa cuando se pone sobre la mesa. 

A diferencia de los de supermercado, los ñoquis de patata caseros tienen una textura mucho más ligera y absorben mucho mejor los sabores de las salsas. Dales una oportunidad, porque estamos seguros de que te van a encantar.

Como os comentaba al principio, lo ideal para esta receta es usar patatas Kennebec gallegas, pero si se usan otras que tengan mayor o menor contenido de humedad, necesitaremos más o menos harina, por eso es importante ir integrándola poco a poco.