Pasta y arroz

Pasta con pesto rojo, la salsa que vas a querer comer a todas horas

Esta receta de pasta con pesto rojo es mucho más que eso, porque este pesto rosso es mucho más que una salsa que no querrás que falte en tu nevera.

La salsa de esta pasta con pesto rojo es una variante del tradicional pesto de albahaca a la se le añaden otros ingredientes, como los tomates secos o el vinagre balsámico, que cambian por completo el color de la salsa y varían su sabor, de modo que resulta más suave y con una presencia menos marcada de la albahaca. Su preparación es muy rápida y únicamente requiere de una batidora y de un poco de maña para que el resultado sea perfecto.

Ingredientes para hacer pasta al pesto rojo

Para el pesto rojo

  • Hojas de albahaca, 15 g
  • Ajo, 1 diiente
  • Queso Pecorino rallado, 80 g
  • Piñones, 25 g
  • Almendras crudas peladas, 25 g
  • Aceite de oliva virgen extra, 80 ml
  • Tomate seco hidratado en aceite, 50 g (pesados en seco)
  • Tomate frito, 50 g
  • Pimientos del piquillo, 2
  • Filetes de anchoa, 6
  • Pulpa de pimiento choricero, 2 cdas
  • Zumo de limón, sal, vinagre de Módena, pimienta negra y agua

Para la pasta al pesto rojo

  • Espaguetis, 200 g
  • Jamón ibérico en lonchas finas, 100 g
  • Nueces, 4
  • Salsa pesto rojo, 3 cdas
  • Agua y sal, para cocer la pasta

01: Preparamos el pesto

Cogemos un vaso batidor en el que montaremos nuestro pesto rojo.

Añadimos el ajo picado al fondo del vaso. Por otro lado majamos o picamos levemente los frutos secos. Los añadimos al vaso junto con el ajo picado.

Añadimos unas gotas de zumo de limón que ayudarán a que la salsa no se oxide y su color permanezca intenso y vivo. Añadimos también unas gotas de agua para que nos permitan triturar la albahaca con los piñones y las almendras hasta formar una pasta densa.

Tiene que ser el agua justa para poder triturar los ingredientes, así que debemos añadirla poco a poco hasta que la batidora consiga formar una pasta de albahaca densa y espesa pero de aspecto uniforme, de modo que hayamos conseguido integrar casi por completo los frutos secos en ella y no queden gránulos.

02: Emulsionamos el pesto rojo

Una vez realizado el primer paso añadimos el queso de oveja rallado y seguimos batiendo. Una vez integrado comenzaremos a añadir todo el aceite de oliva virgen extra a la salsa pesto en un hilo muy fino mientras emulsionamos la pasta accionando y moviendo la batidora de arriba a abajo continuamente.

Cuando el pesto esté montado y todo el aceite perfectamente integrado añadimos sal y el resto de ingredientes que transformarán la salsa en un pesto rojo: los filetes de anchoa, los tomates secos hidratados, el vinagre balsámico, los pimientos del piquillo, el tomate frito y la pulpa de pimiento choricero. Batimos hasta mezclar todos los ingredientes y obtener una salsa pesto rojo emulsionada y homogénea de color rojizo.

03: Cocemos la pasta

Cocemos la pasta, en este caso espaguetis. en abundante agua con sal durante 8 minutos respetando el tiempo de cocción de la pasta para dejarla ligeramente al dente. 

Escurrimos la pasta sin enfriarla, reservando un poco del agua de la cocción para estirar la salsa si fuera necesario.

04: Mezclamos los espaguetis con la salsa pesto rojo

Echamos los espaguetis recién cocidos y escurridos a una sartén y añadimos 2-3 cucharadas colmadas de nuestra salsa pesto rojo. Añadimos el jamón ibérico cortado en tiras finas y mezclamos la salsa con la pasta y el jamón a fuego lento, para que la salsa no se corte pero se caliente junto con la pasta.

05: Servimos los espaguetis al pesto rojo

Servimos nuestra pasta al pesto rojo junto con las nueces y el jamón ibérico.

Resultado final

El pesto genovés es una salsa muy especial elaborada con piñones u otros frutos secos albahaca y aceite de oliva virgen extra, además de otros ingredientes como queso Pecorino o de oveja o ajo de Vessalico (más suave que el diente de ajo común)

La naturaleza de la salsa pesto la hace especialmente apropiada para acompañar platos de pasta larga, como los espaguetis, los fettuccine además de ser una preparación muy fresca y suave muy apropiada en meses primaverales, meses en los que además la albahaca crece y se encuentra en plenitud.

El pesto rojo o pesto rosso no es más que una variante del pesto genovés y, aunque quizás sea menos conocida que el auténtico pesto genovés de color verde intenso, es también una salsa deliciosa, con un toque diferente y con un sabor más suave y menos definido que le va como anillo al dedo a nuestra pasta fresca recién cocida.

Aunque el pesto se acostumbra a preparar como una especie de pasta espesa y no homogénea -de hecho, pesto significa "picado"- que también está buenísima si se unta en pan como si fuera un paté, a mí me gusta más, especialmente si lo uso para una pasta, emulsionar el pesto de modo que quede como una salsa untuosa y lisa y todos los ingredientes estén bien integrados en la misma.

Podéis comer esta pasta al pesto rojo combinando únicamente los espaguetis con la salsa pesto rojo. En esta ocasión la hemos acompañado también con un poco de jamón ibérico y con unas nueces en crudo, ingredientes cuyo sabor y textura terminarán de poner la guinda a nuestro plato de pasta.

Aunque en muchas recetas de pesto rojo se limitan a usar tomates secos y aceto balsámico para modificar el pesto verde yo le añado una serie de ingredientes que, a mi parecer, tunean la salsa de modo que logran que tenga un sabor mucho más interesante y lleno de matices. Como siempre os invito a probar la receta y a modificarla a vuestro gusto, y que nos lo contéis en Facebook o en Instagram.