pasta-salmon

pasta-salmon

Pasta y arroz

Pasta con salmón y nata, receta exprés

Receta facilísima y rapidísima con explicación de todos los pasos a seguir para prepararte un plato de pasta con salmón y nata.

Noticias relacionadas

Preparación: < 5 min  Cocción: 10 min  Dificultad: 1/5  Raciones: 1 Coste: < 3 €

Ingredientes

  • Pasta, 75 o 100 g (depende del hambre que tengas)
  • Salmón ahumado, 50 g
  • Nata para cocinar, 125 ml
  • Sal
  • Pimienta
  • Eneldo (opcional)
  • Sucedáneo de caviar (opcional)

Si no conocéis este invento estáis tardando, porque esta pasta con salmón y nata es una de las recetas más rápidas de la historia para preparar tu pasta favorita pero el resultado es de auténtico lujo.

En realidad solo necesitas tres ingredientes y algunas especias que pueden variar a tu elección, por lo que es una receta perfecta para esos días que tienes que cocinar para ti solo y de lo último que tienes ganas es de complicarte la vida.

Preparación de la Pasta con salmón y nata

  1. Pon a hervir agua con sal para cocer la pasta, pues a no ser que tu cocina sea de inducción esperar a que hierva el agua será lo que más tiempo te lleve.
  2. Corta el salmón ahumado en trocitos pequeños.
  3. Coge una sartén que no sea muy grande, ponla a fuego medio-bajo y echa el salmón, dale unas vueltas hasta que veas que cambia de color.
  4. Añade la nata y salpimenta a tu gusto, pero no te emociones a la hora de echar sal que el salmón va a soltar la suya. Deja que se vaya calentando la nata a fuego muy lento y remueve de vez en cuando para que no se te pegue. Cuando veas que empieza a burbujear y de un momento a otro va a empezar a hervir apártala del fuego, que la nata si se quema sabe a rayos.
  5. Mientras se va calentando la nata cuece la pasta siguiendo las instrucciones del paquete, si es pasta fresca será visto y no visto, si es seca, tendrás que esperar unos minutos.
  6. Escurre la pasta y reserva el agua de cocción.
  7. Echa la pasta escurrida en la sartén con la nata y el salmón, dale unas vueltas para que se mezcle todo bien y, si es necesario, añade una o dos cucharadas del agua de cocer la pasta.
  8. Sírvetelo inmediatamente y, si tienes el día más gourmet de lo habitual, espolvorea con un poco de eneldo o sucedáneo de caviar.
  9. Disfrútalo calentito.

Resultado

Un plato de pasta con salmón y nata en apenas 10 minutos, perfecto para cuando llegas a casa después de un día duro.

Imagen | Danny